domingo, 27 de octubre de 2019

Cornudo espía a su esposa latina mientras folla con su amigo (Video Porno)

Cornudo espía a su esposa latina mientras folla con su amigo (Video Porno)

Cornudo espía a su esposa latina mientras folla con su amigo y le mama la polla en la habitación de los dos. 
Un video porno y un realato erótico made in México, con una hermosa mexicana de unos 20 y algo de años bien puta, follando con el amigo de su esposo que tiene una polla bien grande.
En Chicas-Amateur.com.es puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!



Video Porno Amateur : Sexo en el baño con un desconocido



Relato erótico: Cornudo espía a su esposa latina mientras folla con su amigo

Este relato que les platicaré es mi historia de como hice que mi esposa fuera disfrutada por otro hombre mientras que yo escondido en el clóset solo me limitaba a mirar. Para iniciar le comentaré que este relato tuvo lugar hace 10 años y es hasta ahora que me he atrevido a platicarlo. Actualmente tengo 51 años y mi esposa 43 lo que significa que cuando pasó ella tenía 33 años.

Bueno al grano en nuestro matrimonio ya no existen tabú que nos impidan gozar al máximo nuestra sexualidad, para iniciar le diré que mi esposa es una linda chaparrita pues mide 1.60 aproximadamente para identificarnos, le diré que mi nombre es Arturo y el de mi esposa será el de Silvia tiene un hermoso culo lo que ellas llaman chaparreras, su puchita es deliciosa con bastante vello púbico, sus senos aunque son chicos están deliciosos. Nuestra odisea pasó con comentarios qué hacíamos sobre un chico de nombre Mario, según parece ella decía que estaba guapo y encamable.

Lo conocíamos y vivía a lado de nuestra casa fantaseábamos con que si se animaría a estar a solas con él y qué le haría aunque al principio ella reaccionaba mal poniéndose seria, pero con el tiempo se animaba contestando que le haría lo mismo que me hace a mi que es abrazos besos masaje a mi verga y una rica cogida, sin embargo creo que solo lo decía por decirlo ya que hacerlo era otra cosa. Sucede que por razones de trabajo nos mudamos al estado de Jalisco ya que nuestra residencia era Zacapu en el estado de Michoacán, bueno nuestra fantasía seguía ya que de cierta forma él le gustaba como hombre yo por mi parte si deseaba que se diera el gusto de coger con él por ello le animé a que le escribiera una carta algo picante lo que hizo. Pasaron 10 días y ¡oohhh sorpresa! un día al llevar mi esposa a los niños a la escuela, él ahí estaba más no ocurrió nada solo charlaron y se despidieron no sin antes darle un beso en la comisura de los labios según me platicó ella dejándole un número de teléfono. Silvia por su parte se emocionó eso se notó en cuanto me platicó, igual a mi me puso cachondo y esa noche cogimos de lo más sabroso. Cinco días después la animé a que le llamara y acordara una cita con él, lo que así ocurrió. Quedaron para un día miércoles, llegó ese día por lo que preparamos el asuntillo, llevamos a los niños a casa de su mamá y posteriormente ella se preparó. Hizo que escogiera la ropa sugiriéndole un camisón demasiado corto sin nada abajo y que lo invitara a pasar a nuestra casa para después que él se duchara y el iniciativa parándose enfrente a él para supuestamente ver quien estaba más grande y yo por mi parte no veía en ese momento nada solo escuchaba sus respiros entrecortados, sin embargo Silvia actuó con rapidez llevándolo a un lugar donde tuviera mejor visión, se abrazaron dándose un largo y apasionado beso mientras Mario llevaba sus manos a las nalgas de Silvia agarrándoselas, después su atención fueron sus dos pequeñas chiches ella por su parte le acariciaba su pecho, espalda, deteniéndose en su abultada verga dentro de sus calzoncillos, animándose a sacársela y dándole una graciosa apretada primero en forma despacio y después con más confianza le pajeaba la verga como queriendo doblegarla, Mario por su parte la llevó a la cama acostándola de espaldas besándole en todas partes principalmente sus chiches y pasando a su riquísima pucha dándole una lengüeteada que creo que ni yo se la había dado como este cabrón, Silvia gemía o casi lloraba creo que alcanzó su primer orgasmo entre grititos y gemidos, ella no desaprovechó no le soltaba ya su enorme verga que desde mi escondite así se la veía. Mario pasó a la acción directa, se puso en posición de misionero y le colocó su verga en la entrada de su puchita que ya pedía a gritos que la penetrara se la dejó ir de un solo embiste comenzando un entre y sale de lo que hasta ese momento era solo mía ambos gemían diciendo palabras que parecía más que deseo súplicas de tener otra chorreada.

El palo que este recabrón le estaba echando a mi mujer sólo duró unos minutos porque él entre bufidos tuvo una tremenda venida inundando todo su interior de leche que más que venida parece que se estaba meando, pero al parecer mi querida esposa no terminó en ese momento por lo que Mario muy caballeroso y preocupado le preguntó que como ella tiene sus orgasmos aparte de sexo oral. Lo que de inmediato ella dice que se acostara él de espaldas subiéndose ella como en posición de misionero y que se quedara inmóvil ella por su parte le tomó la verga con una mano guiándola a su entrada de su pucha e iniciando un movimiento circular y no tardó nada en tener su primera venida descansando un rato arriba de él sin sacarse la verga de su interior para después iniciar de nuevo los movimientos logrando una segunda venida abrasándolo fuerte y besándolo agradeciéndole que se hubiera preocupado por que ella también gozara. Una vez termina Silvia, él inicia una segunda bombeada moviéndose más lentamente queriendo gozar mejor este palo mientras se besaban con lujuria mamándole sus tetitas lo que le provocó a Mario que se viniera no menor que su primera chorreada, pero esta vez la sacó y se los aventó fuera de su chonchita mojándole todo su pelambre después de la tempestad los dos fueron al baño y no se que ocurrió. 15 minutos más tarde regresaron secándose el agua, completamente desnudos se sentaron en la cama a charlar y a fumar un cigarrillo yo por mi parte en mi escondite tuve dos grandes venidas aunque sin gritos ni gemidos por temor a ser descubierto.

Así trascurrieron los 15 minutos, pasando de nuevo a la acción. El muy cabrón de Mario quería seguir disfrutando del culo de mi mujer solo silencio y ellos abrazados al borde de la cama besándose agasajándose todo el cuerpo de Silvia mientras ésta le agarraba su rica verga pagándose en una de sus piernas, no tardó mucho para lograr que la verga se pusiera dura de nuevo y coger el culo de mi mujer, pero esta vez la puso en cuatro patas para cogerla de a perrito ella gemía que le quedaba, de nuevo un beso y se despidió con la promesa de verse otro día.

Por la noche mi esposa y yo tuvimos una gran noche de sexo cogimos como locos para después agradecernos mutuamente por lo sucedido.
Chicos Hot Chicos Hot Fotos de Famosas

viernes, 11 de octubre de 2019

Sexo en el baño con un desconocido (Video Porno)

Sexo en el baño con un desconocido (Video Porno)

Sexo en el baño con un desconocido en un video porno con un relato erótico sacado de Internet. 32 minutos de porno en el baño, en una noche de sexo sobre la griferí del toilette entre dos desconocidos jóvenes, ella, una joven desconocida gordita linda de 19 años y él el joven desconocido de 27 años. Se desnudan y se follan por un largo rato en el baño a escondidas.
No es pierdan este video hot de una gordibuena follada en el baño.
En Chicas-Amateur.com.es puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!



Video Porno Amateur : Sexo en el baño con un desconocido



Relato erótico "Noche de baño"

Cierta noche decidí salir de rumbas con mis amigas, la idea era pasar una noche de chicas y alocar nos un rato. No suelo ser de las que toman mucho hasta estar borrachas pero esa noche era diferente y estaba empeñada a pasarla como nunca.

Entre bailar y reír, y ya con muchos tragos encima me tropecé con un chico muy simpático y muy alto, el cual evito que cayera al suelo sujetándome por la cintura y me dijo: - cuidado preciosa aun es muy temprano para hacerte daño.- En ese momento mi mente daba vueltas y solo podía pensar en lo idiota que eran sus palabras. El siguió su camino a la mesa con sus amigos y yo me quede como una estúpida de pie observándolo. Cuando ya por fin salí de mi trance por lo sucedido seguir hablando y bailando pero no podía dejar de tirar miradas a su dirección y me di cuenta que el estaba haciendo lo mismo.

Ya mis amigas estaba en su cuento enganchadas con unos tipos x que conocieron y yo aun seguía sola ya que eso de encuentros casuales de una noche no era mi estilo, yo siempre necesitaba onecer un poco mas a la persona con la que iba a tener sexo y en unas horas no lo iba a hacer; me daba miedo y esa es la realidad. Para mi el sexo tenia que ir acompañado de una pequeña relación personal aunque sea de amistad. Así que me puse a bailar sola, en realidad no tenia problema con ello y que mejor pareja que tu mismo no? De repente siento unas manos por mis cinturas y al voltear me doy cuenta que es el mismo chico de antes. Estoy segura que en otro momento me lo hubiera sacado de enésima de una pero algo en su olor y la forma como me sujetaba la cintura me hacían querer seguir así con el bailando mas y mas pegados.

Bailamos dos canciones mas y yo estaba a espalda de el y sentía todo su gran paquete por mi espalda mientras bailábamos y sentía como es se movía y buscaba mi trasero. Sabia que nos podía estar viendo pero ya no me importaba solo quería seguir con el y calentando las cosas mas y mas. en una sentí como sus manos bajaban de mi cintura a el interior de mis piernas. al principio me puse rígida pero el se acerco a mi oído y me dijo: - Relájate preciosa, no hacemos nada que tus amigas no estén haciendo. Míralas- Y efectivamente las muy bitch se estaban comiendo literalmente a sus chicos allí mismo. Pero yo no me sentía capaz de hacer esas "escenas" en publico, así que le pedí que me acompañara al baño. Según yo solo quería jugar un rato y besarle pero el tenia planes mas interesantes esa noche.

Sin decirnos nada el cerro la puerta y yo me senté el el lavadero de manos y con una mirada que me decía sexo y calor se acerco a mi y me empezó a besar de una manera tan erótica y única como nadie lo había hecho en mi vida. Mientras me besaba comenzó a bajar sus manos al interior de mi pierna y esta vez si alcanzo su propósito y empezó a sobar mi sexo por encima de mi tanga de una manera tan deliciosa que comencé a mojarme. Su boca comenzó a besar mi cuello y bajar a mis senos donde las comenzó a morder y chupar deliciosamente. Ya yo solo estaba con el vestido a medio poner, mi mente me pedía que parara que esto era una locura pero estaba tan caliente ya que comencé a masajerar su pene por encima de su pantalón mientras con mi otra mano empece a quitarle la correa y a bajarle su pantalón para liberar su erección. Nunca había deseado que alguien entrara tan rápido en mi pero en tenia otros planes ya que me levanto en sus brazos y me llevo hasta una cabina de baño conmigo abrazada de piernas y manos. y allí contra la puerta me bajo la tanga y empezó con su sexo a pasarla por toda mi vagina desde mi clítoris hasta la entrada de mi ano.

Ya para ese instante estaba tan entregada al placer y mojada que cada roce sacaba de mi un gemido; esto era tan nuevo y excitante para mi que no quería que acabara. Sin esperar mas y sin avisar, me empujo su pene duro y sin contemplación, se sintió tan delicioso y duro que me saco otro gemido tan duro que lleno todo el baño. en ese momento el empezó a moverse tan rápido y duro como la postura se lo permitía mientras so me aferraba mas a el y movía mis caderas mas y mas cerca a el. En un momento me bajo bruscamente y me puso de espalda contra la pared y me la volvió a meter y comenzó a darme tan duro como nunca lo habían hecho, una y otra y otra vez. Ya yo no me pertenecía solo quería sentir un orgasmo como nunca en mi vida y que el se viniera en mi. No podia creer que su pene me hiciera sentir tan llena y deseada en la vida. En un momento el me dijo que me tocara el clítoris mientras aumento la velocidad cada vez mas, sacando y metiendo su pene en mi vagina sin contemplación hasta que mi cuerpo se empezó retorcer y sentir un cosquilleo desde mi vagina a todo y cada uno de los lugares de mi cuerpo. no pude evitar gritar mientras el me movía por otras y me seguía envistiendo una y otra vez. Cuando ya me había recuperado saco su pene y empezó a masturbarse para el también venirse pero yo le quite las manos y lo empece hacer con el con tal devoción queriendo que sacar toda su leche en mi. Ver como cerraba los ojos mientras se apoyaba contra la pared el baño me hizo sentir poderosa y sensual. cuando por mi llego el momento soltó un gran chorro de leche calientica que vino acompañada de pequeños chorritos igual de impresionantes. Nunca había visto a un hombre botar tanta leche como el. Cuando abrió los ojos me miro con una pasión y ternura me me volvieron a dejar muda. Bajo y me beso de nuevo los labios y me dijo que nos limpiáramos y cambiáramos para salir.

Creí que alguien se había notado de nuestra ausencia o que habían escuchado nuestros gemidos del baño pero nada de eso paso. Fue una gran noche y ese chico simpático se convirtió en mi amante por mas de un año. Nuestros lugares preferidos eran los baños.

jueves, 10 de octubre de 2019

Beso negro (Video Porno)

Beso negro (Video Porno)

Sexo amateur con la prima asiatica, china, a la cual le practica sexo oral, un beso negro y le hace otras cositas ricas en el culo antes de tener sexo anal con ella.
En Chicas-Amateur.com.es puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!


Video Porno Amateur : Beso negro 



Relato erótico: Beso negro 

Beso húmedo BESO NEGRO
—Voy a ducharme.
Me acurruqué intentando dormir. No pude. Mis huellas se borrarían y me puse celosa. Salté de la cama, caminé con sigilo y le espié por la rendija. El agua se deslizaba por su cuerpo y su piel brillaba húmeda. Estaba sedienta.
Entré en la bañera y me puse detrás de él.
—Le voy a cachear. No se resista, señor.
Se rió. Apoyó las manos contra las baldosas y separó los pies. Comencé a enjabonarle demorándome en cada recoveco, en cada pliegue, en cada poro. Le aclaré con la ducha y me arrodillé. Mis labios se deslizaron por sus muslos, apresaron sus testículos y los chuparon con gula. Estaban duros, húmedos y ardían. Yo también. Mi lengua se arrastró y pulsó, rítmica, en la pequeña hendidura. Arqueó la espalda y sentí que se iba a correr. No, todavía no. Separé sus glúteos y lamí los pliegues rugosos describiendo círculos cortos. Mi lengua le penetró buscando sus entrañas y mi mano trepó buscando su sexo. Las dos se movieron al unísono y comenzó a gemir. Aceleré el ritmo. Su cuerpo se tensó y se corrió con un gruñido.
Me incorporé y le di un azote cariñoso.
—Mi chico está limpito.
Me giró con fuerza pegándome contra la pared.
—Tú, no.

Leía su novela tan metida en la historia como Bastian en Fantasía. Solo existía el mundo que él había creado. Este se había difuminado hasta el punto de preguntarme cuál era el real. Sus manos me sacaron del ensueño y me trajeron de vuelta. Me bajaron las bragas sacándolas por los tobillos y cuando su boca trepó supe que me iba a comer. Alcé la cadera, apoyé la cara en el libro y me dejé llevar.
—Lee en voz alta.
—Pero…
—Lee.
Hundió la cara entre mis muslos y lamió. De lado a lado, de abajo a arriba, de arriba a abajo… creí enloquecer. Juro que lo hice cuando separó mis glúteos y hundió la lengua hasta el fondo. Un dedo la siguió hasta el centro del abismo y pronto fueron dos. Gemí.
—Lee.
Me chupaba y penetraba con una cadencia sutil. Pronto la descifré: yo marcaba el ritmo o, tal vez, él marcaba el mío; la simbiosis perfecta entre narrador y oyente, entre escritor y lector. Me paré en una frase, su lengua se detuvo. Leí más deprisa, culebreó. Saboreé las palabras, deletreó. Una y otra vez. Una y otra vez. Una y otra vez.

lunes, 7 de octubre de 2019

Video porno de amater española

Video porno de amater española

A pedido del público Video porno de amater española, ya que aman el porno español amateur, un video de una puta de Madrid, España, en tanga follada duramente contra la pared, más un relato erótico para disfrutar.
Sexo casero made in España para el mundo.
En Chicas-Amateur.com.es puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!


Video Porno Amateur : Video porno de amater española 



Relato erótico de sexo amater

Habíamos estado saliendo por tres meses. Aún recuerdo cuando se acercó nervioso a mi y me preguntó si podía tener mi número, que llevaba observándome desde hace varios meses y que le gustaría salir conmigo. Me sorprendió bastante, algunas veces había sentido que me miraba pero simplemente no me lo creía, era un hombre espectacular. Alto, con un poco de músculos (no demasiados), y unos hermosos ojos que rayaban entre miel y verde, cabello negro que mantenía siempre un poco corto. Me encantaba. Le dije que si y desde el sábado de esa semana empezamos a salir. Me gustaba muchísimo, era prácticamente todo lo que siempre había esperado en un hombre, era amable, chistoso, caballeroso, y tenía una mirada misteriosa que lo hacia para mi totalmente irresistible.

Habíamos acabado de cumplir tres meses de estar saliendo y todavía no habíamos tenido relaciones, había notado la forma en la que me abrazaba fuerte cuando nos besábamos, bajaba lentamente y tocaba mi trasero, me besaba el cuello y al sentir su respiración acelerada, me estremecía. No era virgen, pero tampoco había tenido muchos compañeros sexuales. Había empezado a sentir que no aguantaba más.

Era sábado por la noche y estaba sola porque mis hermanos (con los que vivía) estaban de vacaciones, y yo por el trabajo había tenido que permanecer en la ciudad. No esperaba a nadie, ni siquiera a él pues me había comentado que ese día salía tarde del trabajo y que nos veríamos al día siguiente. Estaba viendo una película mientras esperaba a que me entrara el sueño y escuché el timbre, baje un poco confundida puesto que no esperaba a nadie, y cuando abrí la puerta ahí estaba él.

Había algo diferente esa noche en su gesto, en su mirada, estaba muy serio, entró y cerró la puerta tras él.

-Como estas? - preguntó mirándome fijamente y avanzando lentamente hacia mi. No se porque empecé a retroceder poco a poco.

-Bien... Pensé que tenías que trabajar.

-Salí más temprano de lo que pensaba- dijo sin dejar de caminar hacia mi.

-Ohh... - dije y justo enseguida, sentí la fría pared en mi espalda.

El siguió avanzando hasta estar a pocos centímetros de mi. Sentí como iba despertando algo en mi, no podía dejar de mirarle.

-¿Porqué me huyes?- dijo poniendo una mano en mi cuello.

-¿Porqué dices eso?

-Has dejado de retroceder sólo porque la pared te lo impide.

Al sentir su mano acariciando suavemente mi cuello, suspiré y se me escapó un pequeño gemido. Se acercó aún más a mi y me besó de una manera diferente a todas las veces anteriores, en su beso habían ganas, deseo, y yo sentía un calor que se iba apoderando de todo mi cuerpo, lo abracé por el cuello y me dejé llevar.

-Te deseo tanto... Me tienes loco- dijo suspirando en mi oído y bajando lentamente besando mi cuello, mientras bajaba sus manos por mi cintura hacia mi trasero apretándolo fuerte. Gemí de nuevo al sentir como besaba mi cuello mientras me acariciaba, y lentamente nos dirigimos a la cama.

-Quiero verte- dijo mientras subía lentamente la camisa que usaba como pijama, como esperando a que me negara, pero simplemente alcé los brazos ayudando a que saliera más fácil. Me recostó en la cama y empezó a besar mis senos, mordiendo levemente mis pezones mientras suspiraba "eres hermosa".

Yo me estaba volviendo loca, no recordaba haber estado tan excitada jamás. Me incorporé y le quité la camisa. Luego se puso sobre mi y me besó de nuevo, sentir su cuerpo caliente sobre el mío hizo que me excitara más aún. Fui desabrochando su pantalón, y después de que bajara mi tanga, ambos quedamos completamente desnudos. Empezó a bajar por todo mi cuerpo, empezando por mi cuello, mis senos, mi vientre y finalmente... Mi sexo. Me sentí un poco incomoda, pues nunca me habían hecho eso antes, y el como dándose cuenta empezó a hacerlo suavemente. "Siempre me pregunté a que sabrías" suspiró, y empezó a besarme de arriba a abajo, succionando de vez en cuando mi clítoris, volviéndome loca, estaba al punto del orgasmo cuando subió y con la mirada oscurecida de deseo me dijo " no aguanto más". Levantó mis piernas poniéndolas sobre su espalda y tomó mis manos agarrándolas fuerte sobre mi cabeza. Entró suavemente en mi haciéndome sentir cada centímetro de él mirándome fijamente... Sentí que me derretiría, y después de meterlo todo gimió de tal manera en mi cuello de manera que sentí que me iba a desmayar de placer. "Estas tan apretada" dijo antes de empezar a besarme y a moverse. Dios... Nunca había sentido nada igual, la forma en la que se movía lento y profundo me hacía casi gritar de placer, empezó moviéndose lentamente pero al cabo de poco tiempo empezó a acelerar el ritmo, gemía en su boca sintiendo como iba a llegar el primer orgasmo, y el dándose cuenta acelero el ritmo y besó mi cuello. Grité de placer mientras todo mi cuerpo se estremecía bajo él y cerré fuerte mis ojos, él bajó un poco el ritmo y cuando me recuperé del orgasmo, sentí que no quería que acabara, le besé y lo apreté con mis piernas. "Quiero ver como te mueves" me dijo, y dando la vuelta quedé sobre él. Empecé a moverme enérgicamente agarrándome fuertemente a su pecho mientras él apretaba fuerte mi trasero y gemía. Sentía que llegaba otro orgasmo cuando se incorporó y me apoyó contra un estante que estaba a mis espaldas. empezó a embestirme como loco, me agarró una pierna con su brazo y de esa manera sentía que entraba más profundo, no sabía cuanto más podía aguantar, empezaron a flaquearme las piernas y él sintiéndolo me alzó ambas piernas y empezó a moverse aún más rápido besando y mordiendo mis pezones... Me abracé fuertemente a el y empecé a gemir fuertemente en su cuello sintiendo como se me nublaba todo con un nuevo orgasmo, eso pareció volverle loco porque enseguida terminó dentro de mí dando un par de embestidas más, y nos dejó caer sobre la cama. Se movió de tal forma que quedé bajo el de nuevo. Enterró su cabeza en mi cuello y quedamos así mientras ambos calmábamos nuestra respiración. "Es la primera vez y no puedo creer que haya esperado tres meses para disfrutar de esto" pensé, luego el me miró fijamente y me besó suavemente en los labios. "Me encantas" dijo con los ojos llenos de amor, recuerdo que sonreí y luego ambos nos quedamos profundamente dormidos..

Sexo oral a escondidas amateur debajo de la mesa (Video Porno)

Sexo oral a escondidas amateur debajo de la mesa (Video Porno)

Sexo oral a escondidas amateur debajo de la mesa, Más un relato erótico XXX de sexo oral en la mesa en una cena al restaurante con amigos. Esta petera tiene unos ojos celestes hermosos y la chupa por 8 minutos sin que nadie se entere, sin que nadie la pille, sin que nadie la vea. El mejor pete a escondidas, la mamada silenciosa más hermosa de Internet.
En Chicas-Amateur.com.es puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!


Video Porno Amateur : Sexo oral a escondidas amateur debajo de la mesa



Relato erótico: Sexo oral a escondidas amateur debajo de la mesa

Silvia se fue hacia el agarrándole la cabeza y atrayéndolo hacia a ella, haciendo que su rostro se rozara por su vientre que le ardía parte por el numerito del restaurante, el alcohol había hecho el resto. El la agarro por el culo pegando más el vientre hacia él, lo hacía tanto que notaba el monte de Venus de ella, metió las manos por debajo de la falda acariciando las nalgas que apenas quedaban cubiertas por un tanga blanco de encaje, que lo volvía loco, le mordisqueaba por encima de la falda el pubis de ella rozando el daño con los bocados, pero ella era un volcán, volcán a punto de estallar, lo empujo con fuerza echándolo en la cama, se le colocó encima subiendo desde el pecho hasta la boca donde le puso su sexo, el solo podía rendirse y levantar la falda por encima de las caderas dándole un doblez para que no estorbe, él veía en sus narices la braguita blanca con esos encajes bordados y haciéndole cosquillas en la nariz, una mano acaricia el muslo, la otra apartaba la braga hacia un lado para dejar libre su sexo que comenzó a lamer como helado para niño, acariciando con la punta de la lengua su clítoris y luego la introducía dentro de la vagina, y la mano que apartaba la braga comenzó con el dedo índice a acariciarle el clítoris Silvia jadeaba mientras se quitaba la blusa y dejando el sujetador a la vista, cosa que Iván en este momento no estaba haciendo pues estaba en otros asuntos, empezó a cabalgar sobre la boca de Iván mientras se acariciaba los pechos por encima del sujetador, ella en ese momento era una fuente de sensaciones, él sabía subirla hasta el mismo cielo y esa no noche es lo que quería hacer, y en ello estaba.

Él se notaba que el pene le estallaba por dentro del calzoncillo, pero no podía liberarlo pues tenía ambas manos ocupadas así que siguió centrándose en lo que estaba, Ella echando el brazo para atrás busco en el cuerpo de Iván el pene que pronto lo encontró, lo tomo con su mano por encima del pantalón y comenzó a acariciarlo, suave, muy suave su cuerpo se estremecía por las caricias bucales de Iván pero el brazo le tenía firme y sereno acariciando el pene que cabeceaba buscando la libertad que necesitaba, ella abrió la portañuela del pantalón e introdujo la mano dentro buscándolo por debajo del eslip. Lo saco para fuera y comenzó a moverlo, estaba ya duro y erecto así que poca preparación necesitaba para verlo en su pleno esplendor. Silvia ya estaba a tope, a cada jadeo movía el pene, su calentura iba subiendo hasta el punto que soltó el pene y el pecho q se acariciaba y tomo con ambas manos la cabeza de Iván levantándola un poco para poder meter la mano por abajo ya traerla más si cabe hacia su sexo, estaba llegando al orgasmo, Iván lo sabía y saco la lengua de la vagina para chupar el clítoris y hacerla llegar así antes, eso a ella le hizo sentir que el placer le inundaba todo su ser, estaba tan sensible que es como si no tuviera piel y todo roce le producía placer puro y duro, - más, mas, por favor Iván, mmmmmmmmm, te quiero por dios, - gemía mientras se corría en la boca de él, echo la cabeza para atrás y decía. –mmmmmmmmmmmmm, siiiiiiiiiiiiiiiii, agggggggggggggg, dios, me corrooooo, te quieroooooo.

Infiel es pillada mientras tiene sexo con el amigo de su marido (Video Porno)

Infiel es pillada mientras tiene sexo con el amigo de su marido (Video Porno)

Este video porno es hasta divertido. Una mujer Infiel es pillada mientras tiene sexo con el amigo de su marido... Así es, está cabalgando en la cama con su amante cuando es descubierta por su esposo que entra y se produce una pelea impresionante. El marido entra con un bate de beisball a partirle la cara a su ex amigo que se folla a su esposa. Épico.
El hombre ya sospechaba de la infidelidad de su mujer, así que colocó una cámara de seguridad en la habitación, se fue a trabajar, y al volver pudo observar a su amigo follando con su mujer.
Al segundo día se escondió en la habitación y esperó a que estuvieran en pleno acto para pillarlos durante una mamada. El susto que cogieron estos dos infieles no tiene nombre.
En Chicas-Amateur.com.es puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!


Video Porno Amateur : Infiel es pillada mientras tiene sexo con el amigo de su marido



Relato erótico: El amigo de mi esposo me besó y quiero que lo vuelva a hacer

Me pasó como en película de cine, la historia comienza en una fiesta donde todos nuestros amigos estaban invitados incluyendolo a él, un hombre de profundos ojos oscuros como su intención, boca de un coral delicioso y labios anchos que invitaban a ser besados, con un cuerpo que se le veía que se ejercitaba, pero sobre todo una actitud de suficiencia y exceso de ego desbordante que rayaba en la pedantería, debo decir que ese garbo con pedantería fué lo que me hizo verlo al detalle y darme cuenta que era un pedazo de hombre para pecar.
Actuar tranquila y que el amigo de tu esposo se te acerque insinúe de manera inapropiada, imprudente e inconsecuente.
Te vas a dormir y a la mañana siguiente te levantas en una cama que no es la tuya, es una que te prestaron la noche anterior y en la cama de al lado está él, el amigo de tu esposo mirándote fijamente, sin parpadear, le preguntas qué ha estado haciendo y te responde con sevicia que te está viendo dormir, te incorporas él se acerca, por más que le dices que se detenga él no te hace caso y cuando está cerca tan cerca que sientes su aliento te toma en sus manos te aprieta contra su cálido y fornido cuerpo te besa apasionadamente y sientes el éxtasis más alucinante que puedas imaginar.
Lo preocupante de esto, no es el beso o su cuerpo encantador, lo que preocupa es que quieres que siga y no pare nunca, mantener esa adrenalina, que es una droga imposible de abandonar hasta se me olvida que mis preceptos morales, lo único que quiero es pasar del beso y de haber sentido su erección bajo el pantalón, me corroe la idea de saber cómo me follaría sabiendo que es prohibido.

Boricua tiene sexo a escondidas con el cuñado (Video Porno)

boricua sexo de perrito

Familia jodida: Jovencita morocha latina Boricua tiene sexo a escondidas con el cuñado. Sexo amater de perrito con una tetona latina, porno casero de Puerto Rico.
En Chicas-Amateur puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!


Video Porno Amateur Gratis : Boricua tiene sexo a escondidas con el cuñado 



Relato erótico : Sexo a escondidas con el cuñado en Puerto Rico 

La primera vez que conoci a mi cuñado fue cuando viaje a Puerto Rico para bautizar mi sobrino. Nunca lo habia visto por que mi hermana se caso con el yo viviendo por Estados Unidos. Mi hermana me sugirio que me quedara en su casa por que era mas espaciosa que la de mis padres. Asi lo hice! Le dije a mi hermana que me quedaria en su casa los 15 dias que habia tomado en mi trabajo para bautizar a mi sobrino. Mis vacaciones coincidieron con las vacaciones que mi cuñado habia tomado para bregar con lo del bautizmo. El primer dia me levante muy temprano para desayunar con mi hermana y esposo. En la mesa me entero que a mi hermana le habian dado en su trabajo solo tres dias. Mas bien que yo estaria a solas con mi cuñado y el bebe (futuro ahijado) todo ese tiempo. Es un hombre que mide mas de seis pies de alto, ancho, espalda amplia, en fin un buen mozo. Ese dia compartimos muchisimo.
Mi hermana me habia mencionado que ella llegaba de su trabajo como a las 6 de la tarde. Pues como a las 4 me fui al tomar mi baño por queria estar lista para salir con ambos a cenar. Cuando sali del baño ya mi cuñado se habia duchado y se encontraba dandole el biberon al bebe sentado en el sofa de la sala. Wow, estaba sin camisa y en pantalones cortos. No pude disimular y observarlo todito. Sus pechos, sus piernas, sus muslos y pantorrillas anchas. Que hombrote tenia de frente. Me sente cerca de el para acariciar a mi sobrino y pude notar el gran bulto que se pronuciaba en su entrepierna. Me puse media cachonda y queria saber hasta donde podia llegar Alberto. Me pare del sofa y le pregunte que si queria algo de la cocina ya que hiba a buscar algo para tomar y este me dijo que gracias pero estaba bien. Aproveche y comence a caminar hacia la cocina meneando mis grandes nalgas mas de lo usual. Yo sentia que me miraba y no pude aguantar de mirar hacia atras, cuando lo hize, efectivamente, estaba mirandome el trasero. De inmediato volteó la cara y siguio dandole el biberón a mi sobrino. Me dedique esa tarde a darle unas buenas vistas de mi gran trasero. Caminando, bajandome a recoger cosas que intensionalmente dejaba caer, me quedaba en poses sujestivas, estoy segura que si le gusto mi trasero lo que le di fue un manjar de exposiciones a su mente y cerebro para que se hiciera una buena jalada a mi nombre.
Dieron las 6 de la tarde y llego mi hermana. Fuimos, cenamos y tomamos unos traguitos. Cuando llegamos ya era tarde. La joven que se habia quedado a cuidar el bebe se fue de inmediato y mi hermana se fue a dormir rapido por que trabajaba en par de horas. Mi cuñado y yo nos requedamos conversando en la cocina. Despues de varios minutos nos despedimos, el se quedo en la sala viendo tv y yo me fui a mi cuarto, queria tomar una ducha antes de dormir. Tome la ducha, me puse unos cortitos de nilon y una camisilla sin nada mas debajo y me acoste en la cama. Como a la media hora tenia una sed terrible asi que fui a la cocina a tomar algo. Ya se encontraba todo apagado menos la luz de la sala. Me aligere un poco por que tal vez se encontraba mi cuñado aun despierto y cuando voy de camino por el pasillo escucho un chorro fuerte que salia del baño de visita. La puerta estaba semi abierta y tenia que pasar por alli para llegar al la cocina. Cuando pase, mire y alli estaba Alberto orinando con sus pantalones casi en las rodillas. Ohhh quede tan impresionada, su pene estaba flacido, pero asi era inmenso. Soltaba un chorro de orin tan fuerte, se veia gordo y medio morado, tenia que medir como de ocho a nueve pulgadas asi flacido. Tuve que quedarme a mirarlo con precaucion el tiempo que mas pudiera. Cuando termino se sacudio aquella vergota de un lado hacia el otro que aquel movimiento se me quedo grabado en mi mente. Que pinga tan grande y gorda. Tan pronto comenzo a subirse los pantalones corri hacia mi cuarto. Se me habia quitado hasta la sed. Solo pensaba con aquella vergota. No pude evitar tocarme a nombre de mi cuñado esa noche.
En la mañana me desperto el motor del carro de mi hermana. Tan pronto escuche que se habia marchado comence a maquinar que podía hacer para atraer a mi cuñado. Abri un poco la puerta, me quite toda la ropa, me acoste boca abajo y solo me tape una de mis nalgas. Pude oir pasos en el pasillo y estaba segura que era mi cuñado ligandome a traves de la puerta. Podia escuchar su respiracion aligerada, estaba segura que se estaba masturbando. Me movia de todas formas dejando que mi inmenso trasero quedara descubierto. Asi estube como 15 minutos, mas bien hasta cuando lo escuche irse a su cuarto. No podia dejar de pensar en la verga de mi cuñado Alberto. Me fui a caminar al parque, a ejercitarme y a tomar algo de sol. Cuando llegue a la casa fui directo al baño a ducharme. Me quite la ropa sucia y la meti en una mochila que tenia para eso. Cuando termine la ducha olvide la mochila en el baño y me fui a recostar un rato. Wow dormi como 4 horas, fui a tomar algo y a buscar la mochila al baño. Para mi sorpresa encontre la mochila abierta y la ropa sucia no se encontraba como la habia dejado. Mis panties se encontraban en el fondo de la mochila debajo de todo. Cuando los saque estaban mojados, toda la parte donde queda mi chocha y ano estaba mojada. Lo toque y era algo espeso por areas. El olor era de semen. Mi cuñado tenia que ser, alli no habia mas nadie. Me dio coraje, queria gritarle lo desgraciado que era y decirle a mi hermana. Pero no pude, me puse los panties en mi nariz, me gustaba el olor a leche. Me sentia mojada y caliente, pensar nada mas que mi cuñado se hace la puñeta en mis panties sucios me excitaba. Me masturbe con mis panties. Me frotaba fuertemente, queria que mi chochita conociera el semen de Alberto. Que orgasmo tan fuerte, ohhhh. Desde ese dia lo hacia con toda la intencion. Dejaba mis panties sucios donde mi cuñado los pudiera ver. Y no fallaba, siempre que corria a buscarlos me encontraba con su semen. En una ocacion, me bañe, sali del baño, deje mis panties en el piso y sali por 10 minutos al colmado. Tan pronto llegue fui al baño y Alberto se encontraba adentro. Tardo como 5 minutos y cuando salio lo mire y pude ver que todavia llevaba un bulto grande en su entre pierna. Me saludo y no se detuvo, siguio caminando hacia el patio. Yo aproveche y fui a buscar mi regalo y wow, que clase de corrida se habia dado. Aun estaba caliente y espesa. No pude aguantar y le pase el dedo recogiendo lo mas que podia y lo lleve a mi boca. Mi chocha comenzo a parpitar y mi clitoris duro pedia que lo acariciara. Me sente en el toilet y me frote el clitoris era un rio lo que bajaba de mi vagina. Me meti uno, dos y luego tres dedos con fuerza y velocidad aaaahhhhhhhhhh en menos de tres minutos ya habia llegado a un orgasmo. Estube varios dias haciendo lo mismo, dejaba mis panties sucios en lugares donde mi cuñado Alberto pudiera encontrarlos, me los dejaba llenos de semen y yo corria a olerlos, lamer la leche y masturbarme. Un dia me estaba bañando con la puerta avierta con toda la intencion de que Alberto me ligara y me sorprendio lo que sucedio; tocaron en la puerta y cuando pregunte quien era, el me dijo soy yo chica, Alberto, por favor puedo entrar rapidito al baño? es que no llego al otro. Y yo con naturalidad le dije; entra, entra en confianza chico. Entro casi corriendo se paro frente al toilet, se bajo el zipper y saco aquel pene inmenso. Aquello cayo colgando, pero gordo, bien grueso, venoso y morado. Yo abri la cortina de la ducha lo mire a la cara, le mire el pene y lo mire a la cara de nuevo y le dije; wow papi, que bien come mi hermana. Cerre la cortina y le pregunte desde adentro; ella puede con todo eso? No me contestaba y de pronto abrio la cortina y se encontraba desnudo. Oh que hombre, que pinga inmensa, el grosor era lo mas que me llamaba la atencion. Soy una mujer de un gran trasero. Mis nalgas blancas, redondas y bien paradas es mi mejor atributo. Y a eso se dirigio Alberto. Se bajo, me puso de espaldas y de esa foma me abrio las nalgas y comenzo a comerme el culo y la chocha. Me metia la lengua en el culo y 2n mi cosita. Me abria las nalgotas y metia toda su cara y despues apretaba mis nalgas. Seguia estrujandose toda la cara en mi grandes nalgas, en mi culo y chocha. Me dijo que me inclinara completamente, que tocara el piso con ambas manos y que sacara la panocha para afuera lo mas que pudiera. Oh Dios, cuando me incline vi ese monstruo, que cosa mas grande, mas bien para mi era aterrorizante. El pene lo tenia bien parado. Aquéllo era gordo, bien venoso, estaba tan hinchado que parecia que hiba a explotar. De tan tenso que estaba, brincaba de cada palpitacion. Me dijo: Maritza mi amor, relajate bien mamita, te lo voy a empujar poco a poco hasta que las bolas te choque con la chocha Ohhhhhhhh sentia mi chocha estirarse como nunca. Se estiraba de ancho mientras sentia segun lo metia pulgada tras pulgada. Cuando llego al fondo de mi vagina, estire mi mano para tocar cuanto bicho aun tenia afuera de mi chocha y wow puedo asegurar que aun tenia de 4 a 5 pulgadas por meter. Se detubo al fondo de mi vagina y comenzo a darle puntazos a mi pared vaginal con la cabeza del pene. Mientras, yo me lubricaba la entrada de mi culito con mis propios jugos vaginales. Comenze a meterme uno y despues dos dedos por el culo. Le daba un fuerte mete y saca, como si me estuviera culiando el culo con mis dedos. De momento mi cuñado Alberto se volvio como loco. Saco casi todo su pene, lo dejo por varios segundos afuera y de un solo empujon lo metio completo. Aaaaaaayyyyy que dolor, me molestaba, era gusto y molestia al mismo tiempo. Estaba dandome tan duro que casi me levantaba del piso. Comenzo a decirme suciedades;
El: Que buenas nalgas tienes mami, siempre he soñado con empujarte mi verga completa por ese culito.
Yo: Ayyy si papi que rico, cojeme por el culo papi, ponmelo pero suavecito papi. Avanza ponmelo en el culo que estoy por venirme y si me vengo no voy a poder aguantarte por el culo.
El: Ayy mami que buena tu estas, me gustan tus nalgas, blanquitas, te ves bien ancha mami, aaahhh que rica estas mami.
Yo: Papi que rico tienes ese bicho papi, lo tienes bien grande y duro. Me llenas bien cabron papi. Ay que buen macho me estoy tirando. Nunca habia sentido esto papi. Me estas estirando toda papi. Siento que se me estira pero bien fuerte. Aaaaayyyy asi papi asi, asi mismo papi, me gusta mas ahi por debajo papi, ahi asi papi asi. Sigue dandome ahi mismo papi por debajo del cuello papi asi que llegue a lo ultimo asi metelo completo cuando me estes dando por ahi aaaayyyy ssiiiii papi que bicho estoy cerca papi. Estoy cerca me vengo papi, dame duro cabron asi puñeta aaaaaahhhh siiiiii ayyyyy coño papito que rico sigue coño. Ahhhhh ayyyy puñeta que haces??? Coño me duele!
Alberto metio dos dedos por mi culo y me alejo el orgasmo por el dolor. Creo que lo hizo con esa intension. Saco ese inmenso pene dejandome completamente vacia. Me sentia extraña, como nunca, queria seguir cogiendo. Alberto me tomo de la mano y salimos del baño, me llevo hasta el sofa de la sala. Alli me acosto boca abajo en el brazo del sofa. Me beso el arito del culo y me introducia la lengua. Me sobaba mis grandes nalgas y se jalaba una puñeta suavemente mientras me seguia sobando mis nalgotas. Mi cuñado me dijo;
El: Mamita, relajate ok. Te lo voy a empujar suavesito.
Comenzo a darme azotes con el pene duro y palpitante en las nalgas. Me lo pasaba por el culo y lo sacaba. Solo intentaba ponerme la puntita de la cabeza y lo sacaba.
El: Mamita no te trinques en ningun momento.
Yo: Aaaaaaaayyyyy cabron que dolor. Puñeta suave! Aaaaayyyy aaahhhrggg aaahhhhh ohhhhh Dios mio aaaayyyyy. Suave ya para para quédate ahi un ratito.
El: mamita solo te he metido como 4 pulgadas.
Yo: Papi es el grosor lo que me duele. Es el orto estirandose lo que me arde y duele.
El: Mami esto tienes que pasarlo rapido. Poco a poco te gustara!
Senti que con sus piernas me pincho las mias y tiro su cuerpo sobre mi. Metio sus brazos por debajo de los mios y me sujeto fuerte. Aaaaaaaaaaaayyyyy oooooohhhh por Dios me empujo casi todo el bichote por el culo. Comenzo a sacar y a meter el inmenso pedazo de carne por mis intestinos. Aaaahhhh que dolor, se me salia la orina de cada embestida. Sentia ganas de hacer la nesecidad y el no paraba, solo me daba mas y mas verga. En una de esas embestidas se le salio el pene de mi culo y un poco de excremento se me salio. Me sentia mal pero sabia que a el le gustaba lo que veia. Ya sentia gusto y menos dolor. Queria sentir su pene adentro por completo. Le culeaba rapido, yo misma me enculaba ese pedazo de carne completo. Sentia su pene profundo en mis intestinos aaaaaaarrrrrgggg que fuerte estaba eso.
Comenzo a decirme;
El – Maritza mamita me voy a venir, aguantame mami que te voy dar duro. Ay coño me encanta tu culo mami. Lo tienes rico, me gusta mas que el de tu hermana. Lo tienes bien apretaito mami, me aprietas el pito bien cabron. Tu culeas mejor que tu hermana. Ahhhh puñeta Maritza que rica tu estas, te voy a llenar ese culo de leche mami ayyy si cabrona me estoy viniendo ahhhhhh ahhhhhh aayyyy si mami siii que rico Maritza que rico tienes el culo mami.
Yo – Si papi este culo es tuyo papito. Suavecito, sacalo suavecito papi que me duele.
Por mas que le dije que lo sacara suave, saco ese morcillon completo de un tiron. Por mas que aprete mi ano, siempre se me salio un buche de mezcla de semen. Y segun caminaba hacia el baño. Alberto se reia y a mi se me caia la cara de verguenza. Nos metimos a la ducha y nos dimos un rapido baño. Cuando nos estabamos secando, Alberto ya tenia de nuevo una semi erección. Que lindo se veia ese pingo. Es que como lo tiene tan grande, cabeza moradita, gordote y venoso, me daban ganas de pegarme a el rapido. El se lo imagino por que me pidio que se lo mamara. Comence a chuparselo y a introducirme lo mas que pudiera de ese sable en mi boca. A penas me cabia poco mas de la cabeza. Termine sentada en el toilet, mirandolo a el pajearse ese pingote y yo dandome dedo en la chocha. Me vine rapido viendo aquel animal de bicho bien inflamado y morado. De momento un fuerte chorro de leche espesa choco mi nariz y boca, y otro mi frente y otro mi barbilla y otros dos de menos cantidad en mis tetas. Wow mi cuñado es un semental.
He tenido varias relaciones con hombres mas calientes que mi cuñado, pero con ese penesote que tiene hace que cualquier mujer quiera tirarselo. Lo peor es que despues que una prueba algo de ese tamaño, aunque tengas tu pareja, despues de un tiempo, deseas tenerlo de nuevo, deseas tener nuevamente ese inmenso pene, grueso, firme, morado y bien venoso profundo, estirandote las paredes de la chocha o culo.
Desde entonces visitó con frecuencia a mi ahijado y de paso le doy unas tremendas cogidas a mi cuñado y me como esa pingota a mi antojo.

Videos de chicas colombianas follando en periscope

Videos de chicas colombianas follando en periscope

Nos han pedido más videos y fotos de Videos de chicas colombianas follando en periscope, así que les traemos un video imperdible de dos lesbianas colegialas colombianas absolutamente cachondas y guarras que se ponen frente a la webcam de Chaturbate o Periscope y calientan al público de todo el mundo.
Si desean ver más chicas latinas o chicas colombianas de 18 años como estas dos perritas de Granadas recién salidas del colegio,los invitamos a comentar y seguiremos subiendo videos de putas y prostitutas hermosas y jovencitas de Colombia o del país latinoamericano que deseen.
Ahora los dejamos con este video porno de Chaturbate made in Colombia y el relato de una de las chicas culombianas de cuando era menor y le gustaba follar con sus amigas del cole.
Volveremos a traerles más chicas colombianas putas y prostitutas colombianas de rechupete si así lo desean!
En Chicas-Amateur puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!



Video Porno Amateur : Videos de chicas colombianas follando en periscope



Relato erótico Chicas desnudas amateur hot Colombia

Tenía un grave problema, mi padre me había anunciado su visita para dentro de un mes y el apartamento después de la última fiesta, había quedado en bastante mal estado, las paredes pintadas gracias a las bromas de Pepi y Rosa.

Me llamo María tengo 20 años y estudio en Granada, mi padre había comprado el apartamento cuando inicié la carrera, y después dijo que lo vendería ya que él no pensaba venir a vivir a esta linda ciudad.

Pepi era mi prima y compartía habitación y cama con Rosa, las dos mantenían una relación de más de seis meses y yo ocupaba la otra habitación. Cuando llegaron de la Facultad, les tenía preparada la comida, ya que esa semana yo tenía clase por la tarde y me había tocado cocinar para las tres, les dije la noticia, que mi padre venía dentro de un mes y que teníamos que pintar el apartamento.

Pepi, tenía 22 años, alta morena con una gran melena, buenas tetas y unas piernas delgadas pero con buenos muslos y mejor culo. Rosa tenía 21 años, alta pelirroja con muchas pecas y más bien gordita, tenía unos pechos que eran enormes y siempre estaba de buen humor, le gustaban las mujeres y por las batallas que sentía desde mi habitación, tenía que hacer muy feliz a mi prima.

Durante la comida, Rosa dijo que tenía un primo que vivía en un pueblo cercano que era pintor de brocha gorda y al parecer muy bueno, ya que de apodo, le llamaban “El Artista”. Quedamos en que para la próxima semana, iría al pueblo y vendría con él para pintar el piso.

Después de la comida, pasamos al salón para ver una película que había alquilado mi prima y bastante más tranquila nos pusimos cómodas, ellas dos se sentaron en el sofá, mientras yo, me senté en el otro sillón, bajamos las persianas para tener más oscuridad y conectamos el video.

Estábamos a mediados de junio y el calor se dejaba sentir, sobre todo por las tardes, ya que por las noches refrescaba bastante por tener muy cerca Sierra Nevada. Las tres estábamos en camisón y solamente con las braguitas.

La película trataba de una mujer colombiana, vendida por sus padres a una red de traficantes de mujeres, y las aventuras que había tenido en los diferentes países por los que había pasado, estaba muy bien realizada y las escenas de cama se repetían una y otra vez.

Una de las veces que miré para el sofá, vi cómo mi prima Pepi, tenía las piernas abiertas y dejaba ver sus muslos y sus bragas, sentí un leve cosquilleo en mis piernas y los pezones se `pusieron duros.

En una de las escenas más duras de la película, la protagonista estaba siendo violada por delante y por detrás por dos negros con dos pollas descomunales. Miré de reojo nuevamente al sofá y Rosa le tenía metida la mano derecha por encima del camisón y le estaba tocando las tetas a Pepi, mientras que la otra mano la tenía en los muslos y se los tocaba con gran placer.

Nunca se habían portado así delante mía ya que guardaban las apariencias y como dije antes, solamente las sentía por las noches en su habitación. Yo seguía mirando la película, como si no me enterase de nada, pero de reojo no dejaba de vigilar el sofá, los pezones los tenía de punta y el picor en mi chocho era cada vez mayor.

En la película una china le estaba comiendo el coño a la protagonista, mientras que el dueño del burdel se hacía una paja, con una tranca de 20 centímetros. Mi prima, había pasado una pierna por encima del respaldo del sofá y se había recostado, mientras que Rosa, le había separado el pernil de las bragas y le tenía metidos dos dedos en su enorme raja.

Rosa tenía las piernas abiertas y Pepi, le había metido el dedo gordo del pie derecho, en su chocho. Las dos jadeaban y ni se acordaban de la película ni de mí, yo bajé la mano y por encima del camisón, teniendo mucho cuidado que no me vieran, empecé a masajear el clítoris.

El timbre del teléfono sonó en ese momento y todas recuperamos la normalidad, se había roto el encanto, Rosa se incorporó y contestó al mismo, me dijo que se trataba de Carlos mi novio que quería hablar conmigo. Quedamos para dentro de un rato que vendría a recogerme con su moto para llevarme a la Facultad.

La película había llegado al final y mientras la cinta se rebobinaba, les dije que me iba al cuarto a vestirme. Nada más entrar, cerré con el pestillo de seguridad la puerta y quitándome el camisón me quedé en bragas, los pechos en forma de pera de los cuales estaba tan orgullosa, tenían el pezón tan duro que me hacía daño, me puse frente al espejo y metiéndome la mano por entre las bragas, empecé a tocarme el chocho que estaba totalmente empapado. Me gustaba ver mi figura reflejada en el espejo, tenía una buena cantidad de pelos en el chocho que se salían por el pernil de las bragas y una raspa de pelos que me salía del ombligo lo cual impedía que me pudiese poner bikini.

Me abrí de piernas y metiéndome dos dedos en la raja, empecé un rápido mete y saca que en pocos segundos, me llevó a un tremendo orgasmo. La calentura no había desaparecido del todo y cogiendo los pezones con ambas manos comencé a pellizcarlos con rabia, un golpe en la puerta y la voz de mi prima diciéndome que Carlos había llegado, me enfriaron del todo, me vestí rápidamente y dando un portazo salí del apartamento.

Carlos estaba en su moto y después de un beso apasionado, me monté de un salto y salimos pitando. La camisa le tenía por fuera del pantalón y durante todo el viaje hasta la facultad, le fui tocando la polla por encima ya que la gente no podía ver nada.

Llegamos al jardín y Carlos siguió por la valla hasta la caseta de la luz, yo sabía que le había puesto a caldo, nos bajamos de la moto y apoyados en la pared de la misma y fuera de las miradas indiscretas, se bajó los pantalones y sacó su tranca, que era larga pero sí muy gorda.

-Tenemos 15 minutos para que me hagas una mamada- dijo.

El capullo lo tenía a reventar, me puse de rodillas y cogiéndole las pelotas empecé a darle grandes lametones en el glande, con las primeras caricias, aquello adquirió unas proporciones maravillosas, la lengua empezó su trabajo, mientras toda la boca la tenía ocupada con su hermosa polla, le estrujaba los huevos, mientras que con la otra mano le tocaba las nalgas.

Carlos se envaró de pronto y soltando un gritito, empezó a soltar leche, mientras daba pequeños suspiros de placer. Con un pañuelo lo limpié lo mejor que pude y dándole un beso en la boca, salimos nuevamente en moto camino de la clase.

Cuando llegué al piso, estaba solamente Rosa, me dijo que Pepi había ido a dar una clase particular y que sería doble ya que estábamos próximos a los finales. Pasé al cuarto de baño y después de ducharme, salí en camisón para prepararme algo de cenar, Rosa estaba en la cocina preparando patatas y huevos mi comida favorita y me dijo que estaba haciendo para las dos, ya que Pepi vendría cenada de la casa de su alumna.

Nos sentamos en la misma cocina y mientras comíamos Rosa me dijo que si no le iba a comentar nada de lo que había pasado esa tarde. Yo me quedé muy cortada e intenté salirme por la tangente diciendo que había estado muy pendiente de la película y no había visto nada.

Rosa se levantó y acercándose se puso detrás mía, me cogió por los brazos y arrimando su boca a mi oído, me dijo que me había visto cómo me había tocado por encima de las bragas, mientras ellas dos se amaban y que eso no tenía importancia que a pesar de lo que decían los puritanos, dos mujeres disfrutaban igual o mejor que un tío y una tía.

Me metió la lengua en la oreja y comenzó a darme besos en la cara, sus manos dejaron los brazos y por encima del camisón me tocó los pechos. Me puso de pie y se puso enfrente de mí, apagó la luz de la cocina y quedamos medio en penumbra ya que solamente nos llegaba la luz del pasillo.

Se quitó el camisón y sus grandes tetas quedaron al descubierto, solamente quedó en bragas, me levantó los brazos y me sacó también el camisón, con la tenue luz que entraba era más que suficiente para sentirnos confortables.

Sentí sus labios besar los míos mientras sus manos masajeaban mis pechos, luego con su lengua abrió mi boca y la introdujo hasta la campanilla, el placer era intenso, sus manos maestras bajaron hasta mi ombligo a cuando notó la raspa de pelos, acercó nuevamente su boca a mi oído y me dijo que quería comerme el coño.

En ese momento reaccioné y apartándome un poco de ella, le dije que yo no podía hacerle eso a mi prima. Rosa soltó una sonora carcajada y recogiendo el camisón, salió de la cocina, dejándome medio en cueros y con una calentura de campeonato.

Mi prima Pepi, llegó sobre las once de la noche y al vernos a las dos sentadas mirando el televisor y sin hablarnos, sospechó que había pasado algo y empezó a darnos bromas tanto a una como a otra, hasta conseguir romper el hielo y al final acabamos las tres de bromas.

El viernes por la tarde Rosa se fue al pueblo y nos dijo que vendría al domingo con su primo el “artista” para pintar el piso. Fuimos hasta el autocar con ella a despedirla y después estuvimos viendo ropa en un gran centro comercial, luego invité a mi prima a cenar y nos tomamos una jarra de sangría fresquita ya que el calor era sofocante.

Llegamos al apartamento bastante tarde y un poco mareadas, lo primero que quería era darme una buena ducha y mi prima dijo que ella también. Nos metimos las dos en el cuarto de baño y sin cortedad ninguna nos quitamos toda la ropa quedándonos totalmente desnudas.

El agua caía sobre nuestros cuerpos, dándonos una agradable sensación de placer, en un momento dado, mi prima se escurrió con el jabón y cayó literalmente encima de mí, a punto estuvimos las dos de irnos al suelo, nos quedamos abrazadas por la cintura recuperándonos del susto.

-Gracias primita guapa, si no llega a ser por ti ahora estaría jodida- dijo mi prima y acercando su cara, me dio un suave beso en los labios.

Seguíamos abrazadas totalmente pegadas, mi prima me había metido su pierna entre las mías y su muslo lo tenía clavado en mi chocho. Mi mano bajó de la cintura y empecé a tocarle el culo, mientras la besaba en los labios. Pepi me había introducido la lengua y con su mano derecha me tocaba el clítoris, masajeándolo suavemente, bajó su boca hasta mis pechos y mordía los pezones. Yo iba a reventar de placer y de pronto mi prima se puso como pudo de rodillas y poniéndome una pierna encima del borde de la bañera, comenzó a darme lametones en mi chocho, hasta que mi cuerpo lleno de placer, se sacudía una y otra vez con un prolongado orgasmo.

Me sentía aturdida ya que nunca había tenido relaciones con una mujer, mi prima me dejó sola en el cuarto de baño y se fue a la salita a ver la tele. La tarde del domingo, se presentó Rosa con su primo el pintor y nada más verlo, Pepi y yo dimos una tremenda carcajada.

Anselmo que así se llamaba el “artista”, tenía 30 años, medía metro y medio, calvo, y más feo que un mono. Al día siguiente a los 8 de la mañana, ya estaba pintando y nosotras salimos a hacer la compra, cuando llegamos, el calor pegaba fuerte y Anselmo tenía puesto solamente un pequeño bañador. Sorpresa, el paquete del tío era descomunal y los pelos negros y largos le salían por ambos perniles.

Cuando llegó la hora de comer, nos sentamos con Anselmo y nos esperaba otra gran sorpresa, el “artista” no paraba de contar chistes y nosotras de tanto reír, se nos saltaban las lágrimas. Cuando terminamos de comer una suculenta comida, regada con dos botellas de Rioja, nos sentamos en la salita y fue mi prima Pepi, la que le dijo a Anselmo que el bañador tenía mucho relleno, ya que no era posible marcar tanto paquete.

Anselmo se bajó él mismo hasta las rodillas, y entre una gran selva de pelos, apareció una morcilla que arrugada como estaba mediría 18 cm. A pesar de la sorpresa, ninguna se movió de su sitio y las miradas, estaban dirigidas hacia esa enorme verga.

Anselmo se levantó y acercándose a mi prima, se la puso junto a los ojos y le dijo que de relleno nada de nada. Pepi, sin decir nada, le agarró la tranca y sacando la lengua, empezó a mamársela, aquello al segundo lengüetazo, adquirió un tamaño enorme. Rosa se había acercado por detrás a su primo y arrodillándose, le metió la lengua en la raja del culo y comenzó a ensalivarlo bien.

Mi prima tenía todo el cipote metido en la boca y le estaba efectuando una mamada de campeonato. Rosa seguía trabajándole el culo y Anselmo con los ojos medio cerrados, me llamó a grandes voces para que me uniera al grupo.

Me levanté con la mirada fija en la escena y me acerqué a ellos. Anselmo me desabrochó la blusa y sacándome el sujetador, me chupaba los pezones y me magreaba los pechos.

De pronto unas manos se metieron bajo mi falda y me bajaron las braguitas, como pude miré para abajo y vi cómo Rosa se había metido bajo mi falda y al momento sentí su boca en mi chocho, las manos las tenía ocupadas en mi culo y no paraba de magrearlo, mientras su lengua entraba y salía por mi rajita, el gozo era tremendo, yo quería que aquello no tuviese fin.

Pepi había dejado el cipote y había sacado de debajo de mi falda a Rosa, la arrastró al centro del salón y desnudándose, le brindó su cuerpo totalmente desnudo. Anselmo me levantó la falda nuevamente y apoyándome en el butacón, me abrió las piernas y apunto la descomunal cabeza de su carajo en el centro de mi raja que por cierto estaba chorreando, de un certero empujón, la clavó hasta el fondo, sentía los huevos cada vez que la metía hasta el fondo, sus manos tocaban mis pechos y su boca, mordía la mía haciéndome un daño tremendo.

Pepi y Rosa se habían puesto en pelotas y se estaban comiendo el coño ambas en un 69 fantástico. Las tremendas convulsiones de Anselmo, me anunciaron lo que pasó a continuación, un gran chorro de esperma, inundó mi chocho resbalando por mis muslos, justo cuando yo tuve otro tremendo orgasmo.

Anselmo totalmente derrotado se tumbó en el sofá, mientras Pepi y Rosa por los suspiros y gritos que daban, acababan de tener una victoria total.

Los días siguientes, pasaron muy rápidos y divertidos, ” El Artista” dejó el piso en perfectas condiciones y a nosotras sus inquilinas, nos dejó totalmente relajadas, felices y satisfechas.

domingo, 6 de octubre de 2019

Sexo anal en colombia (Video Porno)

Sexo anal en colombia (Video Porno)

Lo mejor de Chaturbate Colombia, ellos son Twoboyshotlatin (Two Boys Hot Latin), y hacen varios videos porno en vivo on line en la webcam. Aquí les mostramos 33 minutos de sexo fuerte con sexo anal incluído de esta hermosa culombiana de apenas 18 años y su novio de 19 años, dos chavos latinos en plena acción, porno amateur colombiano, porno casero latino. Sexo por el culo, pero además de sexo anal, sexo por la vagina y sexo oral. Una hermosa culomiana follada y mamada.
En Chicas-Amateur.com.es puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!



Videos Porno Amateur : Sexo anal en colombia 


Relato Erótico : Sexo anal en colombia


Hola mi nombre es Alberto y lo que les cuento me pareció muy especial y por eso lo comparto con ustedes.

Cuando tenía 19 años trabajaba en una entidad bancaria en Colombia, era cajero, allí conocí a un chica que trabajaba en un almacén y por algún motivo me llamo la atención y ella lo noto, por lo cual un día sin pensar me mando una nota invitándome a salir (no me pasaba seguido, simplemente hubo química), la verdad ella no me gustaba pero no era fea, por el contrario era muy delgada y firme algo sexy tal vez, esta es una cualidad que me gusta.

Sin embargo el hecho de que me invitara ella a mi a salir fue algo interesante por lo que acepte con mayor razón, fuimos a un bar y nos tomamos unas cervezas, al cabo de una hora le dije que me gustaría estar con ella. Al igual como no me interesaba mucho, pues si aceptaba bien y si no pues no pasaba nada…. para mi ironía yo si le gustaba mucho, (No soy un adonis, pero tengo lo mío, algo que a cierto tipo de mujeres atrae y que se complementa cuando hablo haciéndose un ambiente interesante, “eso me dice hoy en día mi esposa jeje” y que eso le han dicho sus compañeras)

Pero bueno eso no es relevante, el caso es que ella la llamaremos Martha acepto y fuimos a una residencia, cuando entramos coloque el canal porno, no creo que le hubiera agradado, pero quería dejar claro todo (era algo que me incomodaba y me parecía que yo me portaba como un cerdo, pero me excitaba el que ella se daba cuanta y aun así deseaba estar con migo), Martha es un chica que debe medir 165 o más, muy delgada debe pesar entre 45 y 53 k máximo, cabello castaño, ojos cafés, busto pequeño pero firme, cola apretada y durita, su piel es suave con una fragancia dulce que hace que uno mire cuando ella pasa, su rostro sin ser lindo no es feo mas bien normal, sencillo.

La bese, le empecé a quitar la ropa y sentía como su cuerpo al ser tan delgado era durito y sexy, ya le había quitado la blusa y el sostén cuando de repente….

Se abrió la puerta de la habitación, una empleada del hotel entraba a una pareja a nuestra habitación pensando que estaba vacía.

Según ella no habíamos cerrado con llave, a mi me dio mucha risa la verdad y fue excitante como nos miraba la otra pareja, la chica era muy linda de cara… En fin, se salieron, ahí si colocamos seguro y empezamos en donde nos quedamos, la tranquilice diciéndole que afortunadamente para ella como teníamos la luz tenue, no le vieron mucho (si claro, se vio todo por un buen rato); yo le quite toda la ropa y contemple sus senos que eran pequeños pero duritos, era agradable besarlos … y luego cuando se los empecé a chupar fue muy rico y empezaba a excitarse ella mucho, note que lo que nos ocurrió antes la había puesto nerviosa y hacia que su excitación se evidenciara y miraba constantemente a la puerta.

Seguí besando hasta su ombligo jugué con el un rato y luego baje hasta sus pies los cuales le bese y acaricie (a muchas mujeres les excita mucho y sobretodo si se les chupa el dedo gordito del pie y muy sensualmente se les muerde la punta muy despacio jeje), no me pregunten porque pero a la gran mayoría de ellas esto las pone a mil, y empecé a subir besándole las canillas, luego las rodillas, sus muslos hasta llegar a su vagina, en la cual le di primero unos besos sutiles en sus labios para ver su reacción y sentir sus primeros gemidos, no se veía que fuera una chica muy desinhibida sexualmente, (después me enteré, que yo era su segunda vez sexualmente).

Cuando le empecé a pegar una chupada y metía mi lengua entre su vagina se volvió como loca, gemía, me frotaba la cabeza, eso me gusto mucho, por que cuando llegara su orgasmo, y yo seguía mamándola ella después me retribuiría el placer incondicionalmente; cuando sentí que llegaba procedí a meterle un dedo en su vagina para que fuera más placentero, empecé a estimular con la yema de los dedos la parte superior de su vagina y con la otra mano le metí muy sutilmente mi dedo anular en su ano haciéndole circulitos por dentro de ella, que sensación ver como se venia y de tal forma que hasta me eyaculo en mi rostro (todas las mujeres pueden pero muy pocas saben como, deben estar muy excitadas, y creo que Martha ni siquiera se había masturbado nunca ella misma)

En ese instante la mire al rostro y vi que se había puesto a llorar, le pregunte que si la había lastimado a lo cual ella me respondió que todo lo contrario, había sido su mejor noche, que por el contrario lloraba de felicidad al saber que ella podía experimentar tanto placer con alguien, que en su primera vez la habían maltratado tanto que ella pensaba que el sexo era siempre doloroso;

Le dije.. “eso no es así no digas que ha sido su mejor noche por que no hemos empezado, eso fue el comienzo”, me acuerdo mucho de su expresión y la frase que utilizo por que la verdad me pareció que era muy ingenua ….. en fin ella dijo “hay Dios mío en donde has estado y de lo que me he perdido” que frase tan … o no.

Ahora me tocaba a mi, ella me quito el pantalón y repitió mi ejercicio anterior, empezó a besarme por la espalda y besar mi cintura y luego me quito mis bóxer, empezó a acariciar mis nalgas y a darles besos, después me volteo estando allí parado y ella de rodillas empezó a besar primero mis testículos, luego a chuparlos en su boca jugueteando con su lengua alrededor de ellos, primero uno y luego el otro durante un rato, luego me miro, me pregunto ¿si lo hago bien? ¿si te gusta?

Respondí – “siii… eso es delicioso…” y prosiguió a lamer mi pene de abajo hacia arriba, por los lados y luego hasta llegar a mi glande, como descubriendo si le sabia agradable o no, o con recelo (era evidente que no había chupado muchas…) primero lo besó como probándolo y luego se metió solo en glande, lo empezó a chupar, a metérselo hasta donde podía chupándolo con gusto por un buen rato, hasta que exhalo sacándolo y… “tu pene no es largo… pero no me imagine que pudiera ser tan grueso casi no me cabe en mi boca,… perdona no quiero ofenderte quiera decírtelo…”.

“No me ofende me alaga” atine a responder, después me pidió que me acostara en la cama y continuo pegándome una mamada de ensueño durante mucho rato, ella quería que yo llegara en su boca como ella lo había hecho antes conmigo, lo que pasaba es que soy un poquito demorado para llagar a no ser que este muy pero muy excitado.

“¿Me dejas hacerte algo que quiero? Me dijo, “has lo que quieras” dije. Me fue subiendo las piernas mientras me chupaba los testículos y alrededor, la verdad esto es muy rico para cualquier hombre y cuando ya me tenía con las piernas bien altas, me empezó a chupar el ano…. WWWWoooooowww…. Nunca me lo habían hecho, yo siempre lo hacia a las chicas pero no a mi, y les cuento que sentir que una chica te empieza a chupar el ano y a lamer e intentar meter su lengua es una sensación que no creo poder describir.

Sentí como si tuviera un orgasmo pero sin eyacular … ufff, fue lo máximo, me lo chupo un rato y luego me empezó a mamar nuevamente con tal desenfreno que logro hacer que me viniera de una manera que jamás había hecho, y me deje venir en su boca para ver que hacia.

Al principio intento como retirarse de la impresión que le dio, a lo cual la mire a su cara y entre jadeos le grite, “¡No te vas a retirar… te lo vas a tragar todo… y me la vas a mamar hasta que pare de venirme esta claro!”,… ella solo me miro y lo siguió haciendo.

Cuando termine me dio pena (era el cargo de conciencia) y me disculpe por gritarla, y me dijo …”No te preocupes… la verdad sino lo hubieras hecho no me lo hubiera tragado todo… jajaja…. pero de cierta forma me gusto por que me sentí coaccionada dominada por ti”, “al igual siempre pensé que el semen sabia feo, pero … la verdad, no me supo a nada raro, como saladito pero agradable”, … “por eso seguí mamándotela hasta que terminaste jajaja”.

Después nos seguimos manoseando y besando hasta que nuevamente mi pene se puso erecto, una chupada rápida por ella y se la metí primero suave en su vagina, a medida que veía que se soltaba, más y más rápido viendo como se excitaba, la sensación de estarla penetrando me gusto, pero mas me gusto verla como miraba hacia la puerta mientras se lo clavaba, obviamente tenia la sensación de la puerta se podía abrir, “te gustaría que volviera la pareja que nos vio…?” le pregunte mirándola a los ojos, ellas se puso muy nerviosa y colorada, se notaba que mi pregunta la había dejado muy nerviosa pero en el fondo le gustaba.

“!!!!!Nooo¡¡¡¡¡…. como se te ocurre, es que me da impresión que vuelvan a abrir” me respondió…. “y si pasara… no seria rico que te vieran como te la meto?”, ella me miraba medio aterrada medio excitada, me daba cierto sentimiento de poder verla así, lo cual hacia que cada vez la penetrara un poco más fuerte, así hasta que sentí que me iba venir, se la saque y me vine en sus senos salpicándole su rostro también, y se vino ella también en ése momento, estábamos muy excitados.

Así terminamos mientras me recostaba a su lado, la miraba al rostro intentando descifrar lo que estaba ella pensando, me intrigaba que había en su mente y si se había mareado con mis palabras o si estaba a punto de abrir la caja de pandora, cuando ella me pregunto… “de veras te hubiera gustado que ellos nos vieran mientras… estábamos?” yo: “mientras estábamos??…. dilo mientras cogíamos o mientras te lo metía en tu vagina…. O mientras te tragabas mi semen…. No es así como deberías preguntármelo?” “Es que no soy muy abierta para hablar de eso… mejor dicho jamás había hablado con nadie de eso” trato de excusarse medio avergonzada, y volví a atacar para no perder el momento “y entonces dime que piensas sobre lo que te dije” … Ella “ummm no se me da pena,” yo… “que te da pena… que te gustaría que te vieran mientras te cojo, … si así como tu disfrutas ellos también mirando… no lo crees????”

Ella … “uyy no nunca se me habría ocurrido, la verdad no seria capaz soy muy penosa.. es mas nunca había dejado que otra persona me viera desnuda como me estas viendo tu, pero… tienes algo que me inspira confianza y me gusta, aunque se que esto es un juego solamente entre los dos y nada mas”

yo… “rico que me lo cuentes pero al igual no tiene nada malo fantasear, a mi me parece súper morboso imaginar que mientras te culeo alguien nos observa, no te parece” …

Ella “pues … yo no me sentiría incómoda, pero …”

yo “pero que???” la increpe,

“pero si debo ser sincera… cuando abrieron la puerta, y esa niña se quedo mirándome, en su mirada había demasiado morbo, y eso me incomodo muchísimo al comienzo, pero….. luego cuando iban cerrando no podía dejar de mirarla”

yo “lo que paso es que te gusto…”

Ella.. “no a mi no me gustan las mujeres, jamás nooo!!!!” respondió algo alterada

yo… “no tranquila, me refiero a que te gusto que te hubiera visto” “o mejor que nos hubiera visto… no lo veas malo, si te fijaste a ella también le gusto lo que vio mucho” …

Ella “ tú crees?? no se… pero si me sentí muy rara, ahora que lo mencionas tienes razón eso fue lo que me llamo la atención, que me gusto como me miraba” “pero de ahí a permitir que nos miren eso si no lo aria, me daría mucha pena” “no me digas amor que a ti si te gustaría eso?” “lo has hecho???”

Yo “no nunca lo he hecho, pero si me excita mucho pensar si lo arias y hasta donde serias capaz de llegar” “imagínate que no solo nos miren sino que ello se exciten y nos dejen verlos también, ver como se la chupa ella a él, o como se la mete mientras yo te la meto o me la chupas” mientras le hablaba mi pene iba creciendo nuevamente era muy rico ver si cara de susto, temor, miedo, intriga y sus pezones también apuntaban al cielo “niégame que te guata la idea como a mi”

Ella “uyyy mi vida no seria capaz…. No niego que me haz logrado excitar mucho pero no podría hacerlo, tu eres mi segunda vez y mira como me pones”

Mientras me hablaba notaba su inseguridad y a la vez era cierto que estaba muy excitada,

Me acerque a la ventana del cuarto que daba a un vacío dentro del hotel, y se podía ver la cortina de la ventana del cuarto de al lado, abrí nuestra cortina un poco y podía ver por la rendija que al lado había otra pareja pero la visión no era muy clara, pues tenían la cortina casi cerrada, pero había una rendija que permitía ver un poco estaba intentando mirar cuando…

“ que haces no te asomes que estas desnudo con la verga parada y yo estoy desnuda…” voltee a mirarla y ella se tapaba con sus manos lo que podía,

yo “no he abierto mucho y además no se ve, pues si hay una pareja allí y están de faena jejeje… pero no se ve nada”

ella “nooo quítate de ahí nos van a ver”

yo “pero no se ve mira tu misma” mientras la miraba se notaba que su pena la tenia descompuesta, con un poco de temor y miedo se levanto lentamente y temerosa se fue acercando a la ventana

yo“ mira por ese huequito se ve que es una pareja, pero no se ve nada; vez” por primera vez vi que su excitación sobre el tema era tal que empezó a mirar por la ventana y se le olvido su desnudez, lentamente empecé a abrir muy suave la cortina, me pegue a su cuerpo y con mis manos la rodee acariciándola y le frotaba sus tetas pegándola un poco contra la ventana, estaba muy excitada se había desconectado y solo intentaba mirar lo que mas pudiera.

Me enloquecía ver como su faceta voyerista tomaba partido, la acariciaba desde atrás con mi pene entre sus nalgas, le besaba el cuello, sus orejas, frotaba su clítoris mientras veía su morbo florecer al intentar ver mas por la ventana,

Comencé a frotar mi pene por su cola primero suave luego iba aumentando la euforia, me frotaba una y otra vez intentando que mi verga entrara entre sus nalgas aprovechando el momento, era muy rico cuando sentí que empecé a meter el glande por su ano, lo saque y volví a empujarlo un poco mas,

sus jadeos se hicieron mas fuertes y ella misma empujaba su cola hacia atrás y volví a metérselo hasta la mitad y sus gemidos eran con algo de quejidos, lo saque para darle la estocada profunda, se lo estaba metiendo cuando …

Sentí que me empujaba hacia atrás, y me empezaba a pedir entre jadeos

“ahhh para… ahhh para… ahhhhh para….” la empuje una vez mas hacia la ventana sin sacarlo y me empecé a mover muy suave pero sin sacárselo ni un centímetro cuando levante la mirada…….

La niña de la habitación de al lado nos había notado y estaba asomada mirándonos…. Martha estaba en shock…. Había entrado en pánico al ver que nos miraba fijamente…

yo tenia mis manos frotando sus senos y podía percibir el escalofrío que comenzaba a recorrer su cuerpo y como sus pezones se volvían rígidos, Martha se había tensionado tanto que parecía ni respirar, no podía quitarle la mirada a la chica que nos miraba fijamente;

Para nuestra suerte era la misma chica que había entrado en nuestra habitación…

su pareja un poco esquivo de la situación nos observaba desde la cama sentado desnudo y con su miembro erguido, tan excitado como nos encontrábamos por lo menos los tres ellos y yo, Martha aun no salía de su estado;

(La chica realmente era muy hermosa delgada, su piel blanca, senos paraditos de pezón rosado tenue, vagina con una leve rayita de bello color castaño y labios ligeramente pronunciados, piernas estilizadas, su edad debería ser entre 21 y 23 máximo de 1,70 mas o menos, ojos color miel labios sensuales a la vista con su cabello recogido en coleta de caballo color castaño; el tipo si se notaba que tenía unos 30 años o mas un poco mas alto que ella robusto ojos claros y piel trigueña clara, su miembro mas largo que el mío con bello)

Me quede quieto con mis manos entre los senos de Martha mirando al rostro a la chica que disfrutaba lo que veía, no saque mi pene del ano y simplemente esperaba una reacción de Martha la cual no llegaba;

La chica notando que el momento era tenso comenzó a tocar su vagina y a acariciarse un seno mientras mordía su labio inferior, con una expresión de viciosa casi putesca que hizo que no me aguantara las ganas y empecé a moverme suavemente empezando a sacar y meter mi pene del ano de Martha, que al sentir mi movimiento comenzó a exhalar muy fuerte y a estremecerse su cuerpo en un orgasmo increíble, su cuerpo vibraba entre mis manos y se convulsionaba mientras no hacia mas que jadear y gemir;

La chica empezó a frotar su vagina mas rápido y también jadeaba muy duro, su compañero se paro rodeándola desde atrás en mi misma posición y mientras le besaba el cuello metía una mano en su vagina para completar el trabajo que hacia ella, claramente se vio cuando le metió su verga por la vagina haciéndola gemir en forma de aullido.

Me acerque al oído de Martha y le susurre “si vez lo rico que se la mete en su vagina… vez como entra y sale…. Ummmm que delicia verdad”

Martha a penas atino a mirar como esa verga entraba en esa vagina y salía, volteo a mirarme mientras yo arremetía mis embestidas por su ano,

como el tipo era mas alto que la chica cada que se la clavaba casi la levantaba del piso prefiriendo ella rodearle la cabeza con sus brazos para sostenerse mejor, era un espectáculo ver como cada vez que la clavaba la levantaba acelerando sus embestidas, parecíamos salvajes todos… ellas gimiendo como faltándoles el aire casi acompasadas sin quitarse la mirada de encima,

y nosotros arremetiendo con fuerza entre las entrañas de ellas pronosticando una venida en cualquier momento de todos.

El tipo acelero sus embestida y casi aprisiono a la chica contra la ventana, era evidente que estaba eyaculando mientras gruñía y bufaba y ella empezaba a gritar también;

Esa fue la señal para que Martha comenzara a gritar y convulsionar provocándome una descarga de semen dentro de su recto, haciéndome flaquear mis piernas y apretarle sus senos al punto de pellizcarle los senos mientras expulsaba chorros de semen uno tras otro tras otro,

a la chica se le veía de su vagina salir unos hilos de semen, cuando ella me observo viéndola acerco su mano a su vagina y con el índice recogió un hilo de semen y se lo llevo a la boca sin quitarnos la mirada de puta que tenia, se relamía ese dedo como quien se lo unta de arequipe y luego lo chupa;

Martha estaba terminando de convulsionar y me volteo a mirar sin que yo sacara mi pene de su ano, “acabo de tener un orgasmo increíble, me tiemblan las piernas y hasta me orine… que pena mira el vidrio lo lave todo…. Y aun estoy muy excitada mi amor” “!!!quiero que me la metas otra vez… por favor hazlo que tengo mucha excitación y ansiedad¡¡¡¡”

Mire el vidrio y estaba lavado Martha no se había orinado se había venido eyaculando también, saque mi miembro de su ano que aun conservaba una erección considerable, con todas las emociones que percibían mis sentidos, y escucharla a ella suplicarme que se la meta otra vez era increíble nos fundimos en un beso muy apasionado, que adrenalina;

Nuestros cómplices nos miraban abrazados el cogiendo los senos de ella, y ella frotándole el pene que seguía erguido;

Todos nos mirábamos sin decir nada, cuando observe que la chica le decía algo al oído a su compañero que lo sorprendió mucho porque se quedo mirándola a los ojos sin musitar palabra, haciendo que ella fuera la que tomara la decisión por los dos, aun no entendía que estaba pasado hasta que volteo a mirarnos y ….

“vienen aquí o vamos nosotros???”

Martha me abrió los ojos y me miro asustada y volví a sentir ese escalofrió por su cuerpo y como se erizaba, no había nada que decirnos solo volví a mirar a la chica que parecía querer arrepentirse de lo que había dicho y sellé “aquí los esperamos” ….
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso Legal Chicas Amateur

Aviso legal: Abandona esta web si eres menor de edad : Web de contenido adulto (siguiendo la normativa especificada en la ICRA) © 2008 Spain.
No nos hacemos responsables del material del sitio, son fotos y videos que nos mandan los usuarios, si alguien se siente ofendido o reconoce como propio el material y desea que no se publique, por favor lo notifique y enseguida será borrado.