sábado, 2 de febrero de 2019

Casados con hijos tienen sexo en el comedor (Video Porno)

casados con hijos tienen sexo en el comedor

Casados con hijos tienen sexo en el comedor y mantienen viva e intacta la llama del amor, a base de una actividad sexual frecuente, en cualquier lugar de la casa, como en el living, con la mesa aún puesta y la botella de Coca Cola familiar aún sin terminar.
La esposa es una mujer de unos 35 años con un culo rico, nalgona y cachonda, que le encanta coger de parada en lencería íntima.
En Chicas-Amateur puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!


Video Porno Amateur Gratis : Casados con hijos tienen sexo en el comedor



Relato erótico de Casados con hijos tienen sexo en el comedor

Poco cambian la vida camino a casa, el mormullo de las voces viaja por el viento como una melodía, mientras miro por la ventana del camión pasar tantas personas con historias distintas, colores y formas, rutina nostálgica que indica que me dirijo a casa, cansado después de un día de trabajo, un viaje que me permite pensar en mil imposibilidades generando suspiros, alegrías o lagrimas que dependen de mi estado de ánimo, después de unos minutos de viaje por la ventana puedo ver las fachadas que indican la proximidad a mi destino, al bajar del transporte mis pasos inicia el corto recorrido a casa, unos cuantos metros de día soleado, ya puedo percibir el olor de las flores de mi jardín, puedo ver el verde de mi cancel, mi mano izquierda viaja al bolsillo de mi pantalón en busca de las llaves, mientras mi mano derecha toma el cancel, y o sorpresa, ahí es donde mi día deja de ser rutinario.
El silencio de mis llaves en el bolsillo y la cautela de mis pasos hacen de mi entrar a casa una silenciosa sospecha, mi cautela aumenta cuando puedo ver entre abierta la puerta, entro con un gran sigilo cerrando la puesta casi sin ruido, mis pasos me dirigen hacia la sala donde mi intriga crece, entre los tres sillones rojos que forman mi sala hay una mesa de cristal redonda, donde puedo ver una botella de vino tinto casi vacía, dos copas que a un contienen vino a medio tomar, lo extraño que las dos copas tienen mancha de labial rojo casi del tono del vino, en el aire puedo percibir el aroma de mi esposa, mezclado con otro aroma tan femenino como el de ella, con toques de licor y tabaco, bajo mi mirar pensando en que está pasando y en la alfombra gris con tribales bordados en ella puedo ver ropa, tirada, desordenada, donde se podía notar el apuro por desprenderse de ella, ropa que le pertenecía a dos mujeres, entre faldas, blusas y sostenes puedo ver un cachetero de encaje tinto, que no puedo reconocer como de mi esposa, lo tomo entre mis manos y lo admiro por unos segundo, puedo sentir el calor de su cuerpo, lo tomo de la parte donde más está el olor de la vagina, lo pego a mi nariz percibiendo exquisitamente un aroma a mujer, donde mi nariz puede sentir la humedad de los fluidos excitantes de la misteriosa mujer, un aroma vaginal exquisito que provoca que mi pene se ponga erecto de inmediato, levanto mi mirada y puedo ver las tangas que más me gustan de mi esposa cercas de la mesa del comedor, camino hacia ellas la tomo con mis manos y puedo sentir la humedad de su vagina, percibiendo el aroma de sus ricos fluidos parando a un más mi verga, y comienzo a caer en cuenta cuando escucho tenuemente unos gemidos que provienen de la recamara, con una mirada pervertida y acariciando mi verga por encima de mi pantalón, dirijo mi atención a mi recamar y me doy cuenta que mi esposa está cogiendo con otra mujer, pervertida mente excitante, comienzo a seguir el camino que dejaron con la ropa mientras se desvestían imaginando cómo se besaban, acariciaban apasionadamente mientras lo hacían, mientras más me acerco a mi recamara los gemidos dejan de ser tenues, su intensidad aumenta y el ritmo de mi corazón junto con ellos, noto que la puerta de la recamara está abierta con toda la intención de que yo pueda verlas, disfrutarlas, termino mi recorrido por el pasillo que lleva a mi recamara quedando frente a ellas, donde puedo ver una imagen tan bella como si fuese echa por el más exquisito artista del mundo, mi esposa y su mejor amiga sobre mi cama, desnudas frotando sus vaginas entre tijeras y gemidos.
Ya dentro de mi recamara me despojo de mi ropa, me siento frente a mi cama en un sofá negro, desnudo, aun con la ropa interior de ambas damas en mi mano comienzo a acariciar mi verga, a oler su ropa interior mientras me masturbo, mientras las disfruto, puedo ver el movimiento de sus caderas, el ruido que hacen al frotar sus húmedas vaginas, sus senos con los pezones tan parados como mi verga, puedo apreciar su sudor, como recorre sus cuerpo, sus gemidos y miradas apasionadas entre ellas, frotan sus vaginas mientras se acarician sus propios senos, al juzgar por la humedad de sus cuerpos y la temperatura de la recamara ya tenían rato cogiendo, perfecta combinación entre colores abstractos, la piel morena de mi esposa fundida en una ardiente pasión con la piel blanca de su mejor amiga, largas cabelleras fundidas entre sí, lacios y rizos haciéndose el amor entre caricias, con tremenda pasión mi esposa recuesta a su amiga en la cama, con apasionado beso inicia el recorrido por su cuerpo, besando sus labios bajando por su barbilla, saboreando su cuello hasta llegar a sus bien formados senos, chupando sus pezones bajando lentamente por su abdomen, besando delicadamente la glorieta de su ombligo hasta llegar a su tan abultado monte de venus, la lengua de mi esposa comienza a darle caricias a la vagina de su amiga, degustando sus labios vaginales, besando delicadamente su clítoris, entre sus piernas mi esposa deposita en su vagina besos y caricias, lambidas y metidas de dedos, mientras al mismo tiempo con la mano que le queda libre acaricia los senos de su amiga, grandes gemidos demuestran el placer que siente, cada vez más fuerte, cada vez más rápidos, con un grito cierra sus piernas con fuerza y deja salir el orgasmo que moja por completo la cara de mi esposa, la cual disfruta los sabores orgásmicos de su amiga, mientras se toca ella misma sus senos su vagina, después de media hora de verlas hacerse el amor entre ellas, bajan de la cama, se hincan frente a mi ambas damas, abriendo mis piernas y dejando al descubierto mi pene totalmente erecto, las dos toman mi verga una con cada mano, y comienzan a besarlo, a lamerlo, provocando en mí una excitación sin igual, que me hace gemir como un semental en brama, ya no puedo contenerme más, con su ropa interior en mi nariz, disfrutando del olor de sus vaginas ya no puedo resistir la sensación de sus lenguas, de sus labios besando mi pene, de sus manos masturbando mi verga, con un gran gemido eyaculo mis prevenciones en ellas, llenando de semen parte de sus pechos, parte de sus cabelleras, entre letras y sexo, entre amigos y perversiones disfruto a mi actriz porno predilecta, a mi esposa y sus pasiones…
Chicos Hot Chicos Hot Fotos de Famosas

0 comentarios:

Publicar un comentario

Aviso Legal Chicas Amateur

Aviso legal: Abandona esta web si eres menor de edad : Web de contenido adulto (siguiendo la normativa especificada en la ICRA) © 2008 Spain.
No nos hacemos responsables del material del sitio, son fotos y videos que nos mandan los usuarios, si alguien se siente ofendido o reconoce como propio el material y desea que no se publique, por favor lo notifique y enseguida será borrado.