lunes, 12 de noviembre de 2018

Chicas desnudas amateur hot Honduras

Chicas desnudas amateur hot Honduras

Nos han pedido más videos y fotos de Chicas desnudas amateur hot Honduras, así que les traemos un video imperdible de dos lesbianas colegialas hondureñas absolutamente cachondas y guarras que se ponene frente a la webcam y calientan al público de todo el mundo.
Si desean ver más chicas latinas o chicas hondureñas de 18 años como estas dos perritas de Honduras recién salidas del colegio, que aún conservan el uniforme de la escuela para utilizarlo en ocasiones hot, los invitamos a comentar y seguiremos subiendo videos de putas y prostitutas hermosas y jovencitas de Honduras o del país latinoamericano que deseen.
Ahora los dejamos con este video porno de Chaturbate made in Honduras y el relato de una de las chicas hondureñas de cuando era menor y le gustaba follar con sus amigas del cole.
Volveremos a traerles más chicas cubanas putas y prostitutas cubanas de rechupete si así lo desean!
En Chicas-Amateur puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!



Video Porno Amateur : Chicas desnudas amateur hot Honduras



Relato erótico Chicas desnudas amateur hot Honduras

La época de preparatoria creo que es una oportunidad para que todos y todas experimentemos lo que somos, yo a los 17 años me iba a cuánta fiesta podía y claro, experimentaba mi sexualidad, desde que era niña supe que no me atraían los hombres, era un fastidio escuchar a mis compañeras hablar del chico guapo del salón, yo sólo miraba a aquella chica que ensayaba diario una canción para bailar en un concurso de la escuela. La secundaria en Honduras no fue tan distinta, sólo observando a la chica más inteligente de la clase, sin hablarle, sólo mirándola día con día.

La primera vez que pude besar a una chica fue a los 14 años, simplemente no hay forma de describir las sensaciones que provocó en mí, sus suaves labios, su dulce movimiento, ella aceptó besarme por una apuesta y yo encantada me dejé, después me confesó que era bisexual y tuvimos una relación un tanto complicada. Luego al entrar a la preparatoria en Honduras me enamoré, esa chica fue mi primer amor y una de las personas que más me han lastimado, después de ella me negué a que me volvieran a dañar y para eso no debían importarme los sentimientos de las otras mujeres, ahora que lo pienso es la típica razón por la cual algunas lesbianas son así, pero vamos a centrarnos en la historia después de Geraldine.

Le hablé al comenzar cuarto semestre de preparatoria, ya la había visto antes, en tercero, igualmente le tocó en mi salón, jamás le había prestado atención hasta que Sebastián (mi mejor amigo de la preparatoria) me dijo que era novia de la chica con la que siempre estaba. Desde ese momento les preste más atención, no dejaba de mirarlas, llamaban por completo mi atención, buscaba la forma de hablarles, de averiguar más cosas, tal vez era morbo, eran muy guapas y eran novias, llamaría la atención de cualquiera. Tal vez no podía dejar de verla por averiguar cómo era, conocer quien es con sólo mirarla, saber todo a través de esos ojos perfectamente delineados, su forma de vestir, a veces normal, tal vez un tanto afeminada, pero su forma de caminar la delataba, sin exagerar el meneo de cadera, no caminaba como cualquier chica creída, eso me gustó de ella, que no era como las demás, tenía algo que me atraía. Camila también era muy bonita, medía 1.65 metros, era hondureña también, tenía un rostro afilado, piel blanca, ojos cafés claros y un color de cabello castaño claro que le llegaba a media espalda, abdomen plano, unas caderas muy pronunciadas y unas nalgas sumamente redondas, tristemente tenía unos pechos muy pequeños, todo en ella reflejaba lo creída que era, se notaba sin duda alguna que pensaba que nadie merecía que le hablara. A esa clase de personas con sólo verlas las aborrezco, sólo necesitaba hablarle a Rebeca, la cual también era alta, media lo mismo que Camila, ojos marrones, piel apenas si morena, cabello chino pintado de color chocolate el cual apenas si tocaba sus hombros. A diferencia de Camila, Rebeca casi no tenía nalgas, pero sus pechos eran bastantes grandes, ella aprovechando ese atributo usaba blusas escotadas.

Recuerdo un absurdo intento por hablar con ella, por escucharla, le enseñé una canción que compuse, ahora sé que nunca la leyó, sólo fingió que sí. Lo que me dijo fue algo muy cortante, pero tontamente eso me gustó más. Realmente era imposible hablar con ella, jamás se separaba de Camila, fue hasta cuarto semestre cuando Rebeca se quedó en mi salón y Camila en otro.

La primera clase no fue importante, no me detuve a ver con quien me había quedado, yo seguía mal por Geraldine, nada sacaba esa soledad de mí. Al siguiente día nos tocó una clase en laboratorio y la maestra nos indició que debíamos hacer equipo para su clase, yo ya tenía a tres amigas con las cuales hice equipo, nos quedaba un lugar, así que no dude y la invité, ella al no hablarle a nadie más, terminó aceptando. Desde ese momento comenzamos a acercarnos más, incluso me pidió mi número de celular, nos mandábamos mensajes y platicábamos de la música que le gustaba, ella escuchaba metal y yo rock de Honduras y latinoamerica, a veces sólo hablabamos de clases, de nuestras familias, cualquier cosa de la que se pudiera entablar una charla. Después de varias semanas hablando y viéndola en la escuela, llegó el momento que tanto esperaba, una tarde yo venía de regreso a mi casa después de ensayar unas coreografías, ponía bailes de XV años para sacar algo de dinero aprovechando mi habilidad para bailar, recibí su mensaje diciéndome que le gustaba, sonreí y sólo le respondí “también me gustas”, pero ese fue su único mensaje.

Al día siguiente en la escuela me encontraba muy nerviosa por verla, no sabía qué decirle o si ella me diría algo, la vi entrar a la escuela y se pasó de largo, sin saber que hacer sólo me dirigí al baño, estaba a punto de salir, abri la puerta de la cabina y la vi, mi rostro reflejó la sorpresa pero no supe cómo reaccionar, ella sólo entró a la cabina, cerró la puerta y comenzó a besarme, yo mido 1.60, en ese entonces tenía el cabello a media espalda, mi tono natural es parecido al color chocolate, piel clara, abdomen plano y cuerpo muy bien definido debido al baile y a que practicaba fútbol, pechos de tamaño mediano, cadera marcada y nalgas bien formadas. Debido a mi estatura tuvo que inclinarse para besarme y sin decir nada comenzó a tocar mis pechos por encima de la ropa, los apretada fuertemente, su respiración comenzaba a ser más rápida, por reflejo mis manos se dirigieron a su entrepierna, y comencé a frotarla por arriba del pantalón, colocó su mano izquierda por detrás de mi cuello y con su mano derecha dirigió mi mano bajo su ropa interior, acariciaba en círculos su clítoris mientras ella seguía besándome, metió su mano bajo mi blusa y acariciaba mis pechos, bajó un poco el brasier para tener contacto con mis pezones, los cuales apretaba suavemente, éstos ya estaban duros desde que había comenzado a besarme. Ante tanta excitación y al sentirla tan mojada decidí penetrarla, metí mi dedo medio en su vagina, pero me sorprendió sentirla tan expandida así que metí también mi dedo índice, con ambos dedos dentro de ella comencé a estimularla, los movía de adelante a atrás para luego meterlos y sacarlos, lanzó un gemido y tuve que apretar con fuerza mis labios contra los de ella para evitar que el ruido saliera aún más, con mi mano izquierda rodee su cintura para acelerar el movimiento, la tensión en su cuerpo y la fuerza con la que me sujetaba me indicó que estaba a punto de tener un orgasmo y así fue, bastaron unos movimientos más para que soltara un gran suspiro al haber llegado a lo que tanto deseaba. Saqué mi mano de su pantalón y sentí como mis mejillas se acaloraban, podía saber que estaba sumamente roja así que sin mirarla a los ojos me salí del baño, lavé mis manos y me encaminé a mi primera clase.
Chicos Hot Chicos Hot Fotos de Famosas

Chicas desnudas cuba

Chicas desnudas cuba

Nos han pedido más videos y fotos de chicas desnuda Cuba, así que les traemos un video imperdible de una jovencita cubana rubia, con el chocho aún virgen, que vende su virginidad a turistas gringos por un poco de dinero. Es una hermosa chica cubana algo tímida, con tetas pequeñas y un culo hermosos, además de una vagina rosadita que dan ganas de chuparsela. Si buscan más chicas desnudas cubanas, hagan click en pack de fotos, no se van arrepentir del bombon cubano de 18 añitos que tenemos preparado para ustedes.
Volveremos a traerles más chicas cubanas putas y prostitutas cubanas de rechupete si así lo desean!
En Chicas-Amateur puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!



Video Porno Amateur : Chicas desnudas cuba



Relato erótico Chicas desnudas cuba

Calmada la excitación, aquietado el ánimo, es momento de evaluar los últimos acontecimientos que tienen totalmente alucinado después de haber comido a una de las chicas desnudas de cuba más bellas, salirme de la tormenta pasional que me tiene preso en su vorágine.

Son esas situaciones que no se pueden comentar sino con la almohada, tal vez escribirlo y recibir algún comentario podría serme de utilidad, publicarlo sería uno entre tantos nadie podría identificar a los participantes. Si eres una de las lectoras que se interesó en este testimonio, me importa que me lo hagas saber, al pie estará la dirección de correo para hacerlo, desde ya gracias por la atención dispensada y el compromiso de responderte. Vamos al relato testimonial de lo que pasó con la chica desnuda de Cuba.

Mi suegra es una mujer cubana que nos apoya y colaboró en todo momento a sobrellevar adelante nuestro matrimonio, sobre todo en los momentos donde debo sobrellevar los duros momentos de la falta de débito conyugal por todo lo que ello implica, pero sobre todo para conservar el marido para su hija.

Somos un matrimonio joven que enfrenta la paternidad por primera vez, con todos los miedos y precauciones, mi esposa me impuso rigurosa veda de sexo, cuatro meses antes y lo que pueda quedar, según el médico se trata del síndrome post parto y suele prolongarse unos meses. La consecuencia colateral no deseada es la abstinencia forzada del sufriente marido.

Yo sufría esta situación con culpa, por algo que no cometí. La crispación de la abstinencia era paliada, muy de vez en cuando, por mi esposa, hacerme a mano, de mala gana y como acto de forzada denigración, de usar la boca ni hablar, eso es solo trabajo de una puta.

En estas líneas creo haber hecho a trazo grueso el perfil sexual de María, parca y recatada a la hora de tener sexo, ella está persuadida que el acto es algo solo propio de los esposos y como finalidad de procrear. Como habrán notado la educación religiosa está en los entresijos de su personalidad, contrariamente la madre es una mujer “agiornada”, una “opend mind” que le dicen.

Lo que me mantiene con ella es que todo lo que tiene de tacaña a la hora del sexo, lo compensa con fidelidad y lealtad, y otras cualidades personales que no hacen a este relato.

Mi suegra cubana, nos mandó a su ahijada, Felicia (21 añitos) también cubanita, y alumna de su cátedra en la universidad de Cuba, con una misiva: “te envío a mi ahijada, tiene una piel canela deliciosa, es de mi absoluta confianza, sobre todo discreta, sabe guardar secretos, para que “te ayude en tus necesidades” y puedas poner leche a la canela. Besos, Leo” decía la esquela que me alcanzó Feli.

La muchacha, mulata, venida de Cuba el año anterior, camina con la cadencia de un paso de baile, la gracia de una pantera al moverse y el habla peculiar que tiene los de la isla caribeña nos cautivaron. Culta, agradable, inteligente y sobre todo simpática, nos cayó muy bien y prontamente se ganó nuestro agradecimiento.

Era la primera vez que tenía oportunidad de estar en contacto con una muchacha cubana hermosa tan especial como ella, toda esa simpatía natural que portaba la compartía con su entorno, puede decirse que durante el tiempo que estuvo con nosotros la consideramos un integrante más de la familia, actitud que correspondía con afecto y agradecimiento.

A mi mujer se le hizo imprescindible su colaboración y a mí... también su “cola-boración”.

Pasado en síndrome post parto, más un tiempo prudencial llegó el momento de reincorporarse al cargo docente, la suegra se encargaba de atender a la beba, por esa causa mi esposa comenzó a pasar más tiempo en la casa paterna. Como consecuencia, yo más tiempo en casa, preparando las clases del siguiente día, obviamente dediqué más tiempo a observarla que al trabajo. Cada momento me sentía más y más atraído por esta belleza salvaje, el color canela de su piel cubana y sus meneos me “ratoneaba” fantaseando con tenerla en mi cama y hacerle de todo y por todos los accesos de ese cuerpo desnudo importado de Cuba.

Desde el primer momento concentró mi atención y excitación, por más intento de evitarlo, me atraía el magnífico trasero con la tela de la calza de licra “by deep” o dicho en lenguaje masculino “come trapo”, que la tela se mete entre cachas firmes creando una figura cubana que no se puede creer.

Desde mi lascivia todo cuanto hacía o decía venía como sobrecargado de erotismo, inclinarse una invitación al toque, caminando incita a tocárselo, agacharse dándome la espalda un desafío flagrante a sodomizarla ahí mismo y con el pantalón puesto. Obviamente no soy un acosador ni valerme de la situación de empleador para abusarme y forzar su voluntad, lejos está de mi forma de ser, pero no soy de mármol y solo dios sabe cuánto esfuerzo me costaba sobreponerme a la tentación por avanzar a la hermosa jovencita cubana.

Esa tarde se llegó hasta mi escritorio con la bandeja, un exquisito café, preparado a la cubana, con canela lo hacía más sabroso, pero… sucedió que se le cayó (supongo intencional) una cucharita al piso y se agachó a recogerla. Me dio, regaló, la espalda con la colita bien en pompa, me mordí el labio para no hacer un desaguisado.

- Le preparé un café al estilo de mi país, con canela. – pícara sonrisa cubana

- Qué bueno, con canela como el color de tu piel, sin ofender, solo es afectuoso.

- Claro, te comprendo. Dicen que el color canela es el color del deseo… -sonríe

- Por qué no vas por otro y me acompañas.

Dos sorbos y cuatro palabras bastaron para establecer que había buena onda, que estábamos en la misma sintonía. También ella intuía, o sabía de mi desventura por la falta de sexo, nada tonta para para buscar la forma de que le abriera mi corazón y dejara fluir mis pesares. Escucha mi situación, sin sorpresa, con sinceridad y afecto casi maternal se pone a mi lado, me acaricia la nuca.

- ¡Chico! Mira, si no tienes prurito en tirarte a esta “piel canela” de Cuba

La miré sin poder dar crédito, cara de gusto pero de incredulidad, volvió a repetirlo, algo nervioso y descolocado por la situación, graciosa por cómo se llamó a sí misma, se apoyó sobre mi hombro y siguió hablando con su excitante acento cubano:

- Desde que me vine de la isla solo he tenido un señor, por la inflexión de su voz me pareció que al decir “señor” quería que significara algo más, ahora él se marchó al exterior, y por la forma de hablar de ustedes, bueno de ti, estimo que nos necesitamos ¿Verdad?

Lo tenía bien clarito y sin medias tintas, todo lo había simplificado en una sola palabra. No hacía falta explicar nada, solo dije ¡Sí! Feli agradeció ser mi primer contacto con una mujer de color, manejó los tiempos de mi descontrolada excitación.

Olvidamos el café de Cuba y fuimos a buscar el mullido sillón próximo para comenzar de inmediato “el tratamiento” decía sonriendo de manera especial, el marfil blanquísimo de su dientes destellan sonrisas con fondo canela. El síndrome de abstinencia era el cómplice de mi torpeza para moverme en su cuerpo.

Arrodillada entre mis piernas, la cubana guarra me desnudó de la cintura para abajo, previo halago por el un grosor, tomó entre sus manos el erecto miembro, ¡Por fin! tenía alguien que supiera cuanto necesito un tratamiento como este. Abrió bien la boca y entró cuanto le cupo, sabia en caricias bucales, sus ojazos no dejan de controlar mis reacciones y hacerme saber con mohines y gemidos como está gozando teniéndome prisionero de sus labios made in Cuba. Presiona la base para yugular los amagues de ir por la urgencia de la eyaculación, controla mi desbordante calentura para aumentar el goce tan ansiado varias veces estuve a punto y supo sofrenar la erupción seminal que fluía desde el refugio testicular.

Era como un juego, en cierto modo sádico o de dominación, la doncella cubana estaba venciendo a la bestia embravecía dispuesta a perforar una pared con su verga.

Después de sofocar dos amagues, me dejó ir dentro de su boca. Ufff, qué alivio, la eyaculación fue un acto tormentoso y delicioso al mismo tiempo, sentía que la emisión superaba todo lo conocido, realmente sabía lo que hacía. Sostenía su cabeza para evitar que la fuerza del chorro la lanzara contra la pared ¿un poco mucho no? al menos esa era la sensación al liberar lo que parecía un enorme caudal de esperma. Previo a tragarse mi semen, volvió a sonreír mostrando esa dentadura reluciente.

Abundante acabada, a presión, desbordó su boca, un hilo se escurrió por la comisura, recogió con la yema del índice, fue un acto pleno de lascivia y provocación, desafía que me deje llevar, que sabe de qué modo satisfacerme, que no necesito hacer todo y de prisa.

- Lechita para canela. ¡Qué rica! - exageró el acto de lamerla.

Con las piernas aun temblando, debido a la tensión acumulada que al descargarla deviene el relax que me dejó extenuado. Terminamos de desvestirnos y me la lleve a la cama conyugal. Me importó un carajo el respeto al lugar, mi único objetivo en ese momento era ¡COGERLA! ahí mismo, nadie podía privarme de montarme a esta deliciosa morena cubana desnuda.

Nos abrazamos, la mantuve un buen rato apretando colmando mis manos con los pequeños pechos, muy turgentes y los pezones tan oscuros y firmes. La muchacha cubana seguía jugando y sobando el miembro, como si tuviera temor de que pierda la erección, cómo si me hiciera falta. La besaba en los pechos, chupaba tan intenso que hasta le dejé la marca de mis diente, el cuello tuve cuidado de no dejar rastros de chupones que no habría como explicar.

Era una delicia recorrer con mi lengua cada centímetro de piel, realmente tiene una aroma y sabor especial que me hacía recordar a la canela.

El primero fue con algo de urgencia, en cuanto separó las rodillas, flexionadas, me tiré en picada a la piscina, con el miembro en la mano a modo de lanza me mandé sin demasiados preámbulos ni cuidados, dentro de ella, bastante bruto, por suerte para ella estaba bien lubricada, entró algo ajustada podía haberla dañado.

Entré a fondo, de un solo envión, apenas alcancé a disculparme por la brusquedad, acepto con un:

- Todo bien, me gusta así, dame duro, duro.

Me vino demasiado pronto, me urgía descargar tanta leche acumulada, acto fue breve, ansioso y muy intenso.

Ahora es su tiempo, no tiene intención de darme un respiro, montaba sobre mí, podíamos vernos vibrar y sudar, besé y chupé los renegridos pezones, gruesos y duros mientras ella cabalga, regulando ritmo y profundidad. Fue al natural, sus “días” permitían la gloria de poder volver a largarme dentro de esa conchita cubana cremosa y tan caliente.

- ¡Me corro, me corro! - dijo la jovencita cubana desnuda, se estiró y dejó caer la cabeza hacia atrás

Sostenía de la cintura, los sexos bien enchufados, la mirada perdida, viajaba por el espacio sideral de su orgasmo. Los latidos del clímax apuraron el segundo polvo, igual de fuerte que el primero, sentí dilatar el conducto, abrirse para evacuar el semen, brotar como géiser dentro del recinto vaginal de la cubana.

Bajo la reparadora ducha, se arrodilló para darme una suculenta mamada.

Desde el lecho, observo como se viste, flexionada hacia adelante, exhibe con lujuria sus nalgas, gordos labios, leve sombra de vellos, asoman entre los muslos. De costado me “relojea”, como al descuido separa una nalga, el interior rosa nacarado, brasa ardiente, invitación tentadora que no puedo soportar, voy en pos de ella.

De un salto me pego a su trasero, el miembro se mete solito en la cueva, tomada de la ingle la vuelco sobre el lecho, de bruces, las piernas colgando, realmente me siento insaciable e incansable...

- Ay chico cómo metiste la metiste en mi pajarita. ¡Despacio!, no me voy a salir.

La calentura volvió con todo, bombeo acelerado, salir hasta el borde y entrar a tope, una y otra vez. La brusquedad del juego de meter y meter, hizo que se la emboque en el culito, sorprendida y dolorida por la intromisión repentina, gritó. Aproveché la indecisión y empujé otro poco, Feli demora en recriminar por la penetración imprevista e inconsulta, lo hace tarde, la tengo casi todo adentro, ni loco me salgo de este delicioso y prieto alojamiento

- Despacio, duele, …

Dice la chibola cubana. Lubrico el traca traca con sus jugos y saliva, sin sacarla, solo untando cuando me retiro un poco del ajustado estuche, regulo el ritmo para no lastimarla, me agarro con fuerza a sus ingles, empujo más todo, la calentura se transforma en vehemente y afiebrada cogida. La eyaculación no pide permiso, me vengo dentro, derramando toda la leche que me queda dentro del orto.

Sentir los estertores de la eyaculación, el semen fue bálsamo reparador de la fricción, alivio por el forzado acto de sodomía.

Con este broche de oro culminó nuestro primer encuentro sexual con la cubana, se sucedieron más, muchos más, aun después que mi esposa retorno al débito conyugal, su disposición para el acto sexual no tiene ni modo de comparación con la piel canela de mis desvelados desahogos de lujuria.

Un par de polvos en la semana con la hermosa cubana, a veces más, es la media rutinaria hasta que llegó el novio que venía de la isla caribeña. Nos seguimos encamando alguna, claro, más espaciado.

Estoy seguro que mi suegra en Cuba estuvo informada de todo cuanto sucedía, recuerdo que una pregunta con guiño incluido

- ¿Te gusta la leche con canela?

- ¡Mucho!

- Pero... consumir con moderación...

Todo fue tal cual sucedió, aún siento el sabor de su cuerpo cubano en mi boca.
Fin.

martes, 6 de noviembre de 2018

Colombiana mamando la polla mientras habla por telefono (Video)

Colombiana mamando la polla mientras habla por telefono

Esta jovencita Colombiana habla con su ex por teléfono mientras le mama la polla a otro tío!!
Increíble video porno amateur de una hermosa jovencita de Colombia gurra de unos 20 años que le chupa la polla a otro hombre, mientras habla con su ex novio al celular!
Esta hermosa morocha jovencita colombiana que tiene un hermoso rostro y unos labios rojos bien sexys le dice a su ex por teléfono que no tiene otro, mientras le está mamando la verga a este otro hombre!
Una vez que corta el teléfono, la colombiana le mama bien la polla a su nuevo chico y finalmente éste se viene y le acaba en las tetas y le llena de leche los senos!
Que colombiana descarada y puta, aunque es tan bonita que se le perdona!!
Un excelente video porno amateur casero de 4 minutos de duración de una bella Colombiana joven mamando la polla mientras habla por el teléfono!
En Chicas-Amateur.com.es puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!! 



Video Porno Amateur : Colombiana mamando la polla mientras habla por telefono



Video Porno Amateur : Colombiana mamando la polla mientras habla por teléfono



Sabías que está científicamente comprobado que las mujeres disfrutan más de ser infieles cuando hablan por teléfono con sus parejas mientras tienen sexo con sus amantes? Nosotros tampoco, pero queremos creer que es así porque lo vemos muy seguido en nuestros videos porno de infieles como el de esta morocha colombiana que mama la verga de su amante mientras habla y discute con su novio actual, verdadero y oficial. Que descarada la muy puta que tiene cara de nena santa, pero se encierra en el motel con cualquiera y se filma haciéndolo quedar en ridiculo mientras está en tetas en la cama recibiendo la leche de su amante que se goza al saber que el novio de ella es un idiota que no tiene ni idea de su relación clandestina.

lunes, 5 de noviembre de 2018

Videos de snapchat de sexo con la hermana de mi mejor amigo (Videos Porno)

Videos de snapchat de sexo con la hermana de mi mejor amigo (Videos Porno)

Perdón amigo, pero tu hermana está bien buena y nos filmamos teniendo sexo a escondidas con snapchat... Tengo que subir este pack de videos hot recopilados de la puta de tu hermana para que todos vean lo buena que está tu hermanita y lo guarra que es en la cama, detrás de esa carita angelical que no rompe un plato, le gusta la polla de manera impresionante. Se traga mi verga grande con mucha pasión mientras pone los filtros de perrita y gatita en Snapchat y chupa como loca. Luego desnuda en la cama, se la meto en su vagina y estalla de placer, mientras sus tetitas pequeñas se mueven hacia arriba y hacia abajo y su tatuaje entre el medio de los senos del lobo no deja de mirarme. Ella goza mientras se mira haciendo selfies y follando con los filtros de animales salvajes en el programa del celular y luego me los manda. No me aguanté las ganas de compartir estos videos hot, así como no me aguanté las ganas de follar con esta pequeña hermosa de apenas 18 años de edad, la hermana menor de mi mejor amigo, tan zorra como hermosa, con sus pezones rosaditos, toda blanquita y tierna, con los cachetes rojos de la verguenza de filmarse follando al amigo de su hermano porque también es un poco tímida la putita.
Aquí está la recopilación de Videos de snapchat de sexo con la hermana de mi mejor amigo, espero que les gusten y espero continuar follando con la hermana pendeja hermosa y grabandola con Snapchat a escondidas de mi amigo mientras tenemos sexo rico.
En Chicas-Amateur puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!



Video Porno Amateur : Videos de snapchat de sexo con la hermana de mi mejor amigo


jueves, 1 de noviembre de 2018

Chilena infiel tiene sexo con el chofer de Uber en Santiago de Chile (Video Porno)

Chilena infiel tiene sexo con el chofer de Uber en Santiago de Chile (Video Porno)

Una chica chilena infiel tiene sexo con el chofer de Uber en Santiago de Chile en una escapada por la ciudad, con la tonta excusa de ir a buscar a su hermana en apuros. Su pololo chileno no la atiende bien y la weona se va con el del Uber a cachar por Santiago. No se pierdan el video porno y el relato erótico de lo sucedido.
En Chicas-Amateur.com.es puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!



Video Porno Amateur : Chilena infiel tiene sexo con el chofer de Uber en Santiago de Chile



Relato erótico : Chilena infiel tiene sexo con el chofer de Uber en Santiago de Chile

Era sábado e iba a ver a mi pololo en casa de mi hermana para junto con su ex pasar el rato, fuimos al Oxxo por cosas para tomar y comer y llegamos a casa de mi hermana, yo tengo llaves así que íbamos a aprovechar que no había nadie aún, solo mi novio y yo.

Estábamos en la sala y prendimos la televisión para ver algo en Netflix, en eso sonó mi celular y era mi hermana, me dijo que iba a llegar tarde por que iba a llevar al aeropuerto a una amiga que se iba de vacaciones y que Toño ( su ex) quizá llegaría como a las 10, apenas eran las 7 de la noche...

Total nos salimos mi novio y yo a comprar lo de la carne (por que si no comeríamos puros fritos y nos adelantamos mejor) se nos agüito el tema de la movie ni modo, fuimos y compramos todo, ya justo antes de meternos al carro de mi novio,suena el celular de él y era su mamá que necesitaba urgente que fuera a su casa, yo la verdad que no quería ir pues vive hasta Santiago ( como a 45 min de la casa de mi hermana) y le dije que mejor me quedaba a esperar a mi hermana y a Toño, le dije mira pido un UBER y listo...no estuvo muy de acuerdo pero la verdad es que no iba mas de 10 minutos de ahí, aparte donde vive mi hermana es un fraccionamiento privado, hay vigilancia y todo eso...

Resulta que mi cuñada chocó y mi novio traía el segundo carro de su casa y pues iban a ir a auxiliarla, no pasó a mayores fue lo bueno. ( eso me lo dijo al día siguiente mi novio pues no alcanzo a regresarse a la reunión)

Ese día yo llevaba una blusa de tirantes con tres botones al frente color blanca, un pesquero rosa y sandalias, un chongo así alto pues hacía calor y de ropa interior traía un bra rosa y pantie igual, total llegó el uber y cargamos las cosas a la cajuela, ni era tanto como una bolsa de carne, otra de carbón y otra de verduras...

Con la prisa y todo mi blusa se había bajado un poco mientras yo le escribía por whatsapp a mi hermana que no se tardará por que mi novio se había ido de urgencia. De repente sentí una mirada fija y era el del Uber ( yo le atino a que era señor como de unos 40, con unos kilitos de mas, iba en pantalón de vestir y una camisa tipo polo, como de esos uber de antes que iban bien vestidos ) que no me quitaba la mirada de mis boobs, no le dí importancia pues lo único que quería era llegar y prepararme algo de comer o comer botana y ver la televisión...

El del Uber me dijo oye con todo respeto pero que buen par tienes, yo le dije ah si gracias, mas sangrona que otra cosa pues aunque soy coqueta no doy entrada tan fácil, y continuó, has de traer a toda la prepa tras de ti... y le dije ya no estoy en la prepa sino en la facultad, y si los traigo igual que tu ahí babeando...yo estaba sentada en el lado opuesto osea atras del asiento del copiloto, y como traía lentes oscuros me aventuré a echar una mirada, y su erección era notable...me agarré mis boobs y me las acomodé para que se vieran un poco mas pegadas ( a las mujeres les resultará mas fácil de entender esto) total solo iba a jugar un ratito.

No me quitaba la vista y su erección ya se notaba mucho, llegamos al fraccionamiento, nos salimos del carro, y bajamos las cosas abrí el porche y le di las gracias...se fue no sin antes agarrarse su pene y que yo lo viera...eso realmente hizo que me mojara un poco, soy sangrona pero no de hielo...

Me metí y puse la televisión, acerque una bolsa de fritos e iba a comer y quizá me quedaría dormida hasta que llegaran mi hermana y su novio...eso pensé.

Apenas iba a poner la movie y tocan en la puerta...era el del uber.

-Oye ( miro a su celular ) Dani, no tendrás una tina o bote que me prestes para echarle agua al carro es que se viene calentando...

- Y yo ¿Ajá? era un Toledo como del año...¿como se iba a calentar?, digo no se de carros pero se veía en buenas condiciones ( bueno solo pensé)

Si pasa le dije, dejame traigo una tina, pasó al porche y se la di, mientras la llenaba como que había una araña o abeja no se por que lo picó y en eso aventó agua o salpicó a donde estaba yo y me mojó la blusa, le dije que onda amigo , me dijo perdóname es que me acaba de picar algo, y era verdad en la mano derecha se veía donde se empezaba a enrojecer por el piquete...

Ya estaba la tina medio llena y me dijo no seas mala onda tendrás algo para esto, no se dije, dejame ver..el salió a disque echarle agua al carro y yo a ver si tenía algo, encontré una pomada de mi hermana que le pone a su niño y le dije mira ponte esto, y ya se lo di, estábamos en el porche y no quitaba la mirada de mis boobs, ya se empezaban a transparentar el bra (era rosa y la blusa blanca) pues no me había secado, y a él se le empezó a parar otra vez...

Yo ya me iba a meter y a seguir con lo mío, y me dijo ¿son operadas? y le dije claro que nooooo, me dijo te doy 2 mil pesos si te gano la apuesta a que son operadas, claro que no le dije otra vez, entonces si son, y se burlaba... la verdad es que me he vuelto demasiado vanidosa y no lo iba a dejar ganar...

Mira me alcé un poco la blusa, rápido pues estabamos en el porche y me dijo no así no tiene chiste ni se ve nada de la operación...

Chingado le dije, ven...Y entramos a la sala, cerré la puerta y el porche.

Apenas me iba a quitar la blusa por arriba y se abalanzó sobre mi, me empezó a besar el cuello y me tenía agarrada de la cintura y rápido con una mano desabrochó mi bra ( me encanta que hagan eso con una mano) se apartó un poco y me vio como si fuera un trofeo, al momento reaccioné y me tapé, me dijo no chiquita ya vi, ahora tengo que probar...

Así de pie me empezó a besar mis boobs y me daba con su lengua muy rico, succionaba pero sin morder, chupaba hacia arriba fuerte y mis boobs rebotaban haciendo ver aquello muy rico...yo cerraba los ojos y disfrutaba lo hacía muy rico la verdad pero aún la cordura prevaleció en mí...

Vámonos aquí no puedo hacer nada, le dije, manejó hasta un motel "Dalí" lo recuerdó bien, era la primera vez que yo iba a un motel...(la verdad es que iba muy caliente y llena de morbo)

El chavo del motel se le quedó viendo así de que no friegues que te vas a comer eso...? Pues me alcanzó a ver un poco.

Pagó y no espero ni siquiera a subir, ahí en el carro me empezó a besar y bajar la blusa otra vez, ( al día siguiente me dolieron mucho mis boobs) después de un rato de estar ahí, fuimos al cuarto, muy bonito y elegante pero apestaba a cigarro..

Se bajó el pantalón y me dijo: Ahora sí agarrala vi que la querías agarrar chiquita, pues ahora es cuando... se la empecé a jalar y su cabecita se puso brillosa rapidamente, no aguanté mas y me agaché para hacerle el mejor sexo oral que nadie le hizo jamás ( segun el dijo). Su pene era gruesito y grande, se notaba que cuidaba su higiene pues no sabía ni olía feo mas que a sexo o pene.

La metía y sacaba de mi boca e hice lo que mi hermana le hacía a toño, ese pequeño chupetón antes de sacarsela completa, y así estuve por un buen rato, ya no tenía yo chongo ni blusa, ni bra, solo el pesquero y mis sandalias...

Vi que agarró su celular de la cama y me empezó a grabar, no me importo estaba muy caliente, de hecho de vez en cuando le sonreía a la cámara, así estuvo un buen rato hasta que me dijo, bueno a lo que vinimos...dejó de grabar y me iba a dar una cogida tan rica que aún recuerdo

Me quitó el pesquero y mi pantie, notó que estaba mojada y me empezó a dedear de inmediato, apenas si me sale bello en mi vagina así que no batallaba, y cuando me llega a salir inmediatemente me depilo, y ahí estaba y cuando notó que ya estaba bien mojada me puso en la orillita en la esquina de la cama, se puso el condón de cortesía y me la empezó a clavar bien fuerte, dolió al principio pues entraba hasta el fondo, y yo tenía las piernas, totalmente abiertas como si fuera bailarina de ballet, así estuvo como unos 5 minutos..

Luego me pregunto cual es tu posición favorita? Y yo le dije la que sea (estaba realmente caliente)

Me puso a 4 y me empezó a penetrar de lo rico, mientras un dedo suyo jugaba con la entrada de mi ano, ahí me asusté y le dijo no no por ahí no por favor...

Ok me dijo, me agarró bien de las caderas y me empezó a nalguear, (imposible no acordarme de mi hermana) uf si dale rico no pares me gusta que me des nalgadas, y en eso me dio una mas fuerte que lejos de dolerme me excitó mas y yo gemía y gritaba tenía mis nalgas tan bien agarradas que sus embestidas eran fuertes y sentía todo su pene hasta dentro...me agarró del cabello y empezo mete y saca rápido... yo terminé y tuve un orgasmo riquísimo....luego me volteó y se paro sobre mi cara, se quitó el condón y me dijo abre la boca chiquita..y se la empecé a mamar otra vez, hasta que se vino en mi boca, de lo cansada que estaba me lo tragué esta vez no atiné a escupir... estabamos realmente cansados yo en el cama, el recostado en el piso con su espalda en el sofá...

Pasó un rato y me dijo ven, fui como niña obediente a su lado y me enseñó el vídeo, me dijo tranquila, es para mi solamente, y mientras lo veía me volví a mojar, y se la agarré otra vez...se le puso dura de nuevo y yo me subí me la empecé a clavar de lo rico...y está vez yo tenía el control, pues me daba sentones frente a él, mientras él con su boca me volvía a chupar y succionar mis boobs...la sensación era grandiosa su pene grueso grandecito cuando yo me clavaba era mas rico no se si por la posición o como, ahí descubrí que me gusta darme sentones... aceleré el ritmo y terminamos los dos al mismo tiempo, esta vez como no hubo condón, sentí todo su semen dentro de mi..fue algo muy raro pero rico, no se como describirlo aún, es la única vez que me ha pasado y la única vez que llego al orgasmo al mismo tiempo con alguien...

Salimos y me llevó por una pastilla del día siguiente, él se bajo a comprarla pues yo moriría de la pena en la farmacia, él solo se rió y se bajó a comprarmela...

Me llevó otra vez a la casa de mi hermana y nada aún no llegaba nadie, aprovechamos y le hice un oral muy rápido en la sala....

Toño llegó como a los 15 minutos y me preguntó ¿estás bien, te ves algo cansada, no te sientes mal?

Me reí por dentro y le dije "No, no todo bien, solo dame una cerveza".

lunes, 29 de octubre de 2018

Hermanito menor tenía sexo con su hermana peruana mayor que él (Video Porno)

Hermanito menor tenía sexo con su hermana peruana mayor que él (Video Porno)

Escándalo en Perú al salir a la luz este video que muestra al Hermanito menor que tenía sexo con su hermana peruana mayor que él.
Sus padres salían, quedaba la casa sola, prendían la televisión con el volumen al máximo y entre hermanos cachaban de perrito bien rico en el sofá, la pendeja peruana en doggy style, recibiendo todo el pene duro de su hermano menor que ella.
La perrita peruana solo se bajaba los pantalones y se dejaba garchar fuerte por atrás.
En cuatro y con la carita mirando hacia atrás pidiendo piedad a su hermano, se la puede ver en este video, aunque es sabido que era ella quien le pedia sexo a su hermano peruano jovencito adolescente y morocho.
Aquí les dejamos el video porno amateur made in Perú, de casi dos minutos de duración, sexo casero entre hermanos bien rico, una chavita werita y fresita impresionante aprovechandose de su pequeño hermano.
En Chicas-Amateur.com.es puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!



Video Porno Amateur : Hermanito menor tenía sexo con su hermana peruana mayor que él



Relato erótico : Hermanito menor tenía sexo con su hermana peruana mayor que él

Lo que les voy a contar no se lo he contado a NADIE. Yo actualmente tengo 27 años y tengo una hermana de 34, lo que les voy a contar pasó hace 10 años, osea yo con 17 y ella con 24. Yo nunca tuve morbo ni mucho menos deseo por ella, teníamos una relación de hermanos muy buena, era solo eso: Mi hermana. Ella es morocha, mide 1.78, senos pequeños, lo que siempre llamó la atención de los chicos fue su parte trasera, es su punto fuerte aparte de su tamaño y largas piernas. Bueno lo que una vez sucedió fue que me desperté de madrugada con ganas de ir al baño, estaba todo oscuro obviamente, me alumbro con mi celular para ir a prender la luz del cuarto, cuando se prende la luz, ella estaba dormida completamente cubierta por una frazada de cuello a hasta sus pies (era época de verano), echada de espalda. Hasta ahí todo normal, dejé la luz prendida y me fui al baño, al regresar me dirijo a apagar la luz y antes volteo a verla para ver si seguía dormida o se había despertado por la luz que deje prendida, ya no estaba echada de espaldas, sino que se había volteado, estaba de costado en posición fetal, pero al voltearse, la frazada se había levantado de la parte de su espalda, dejó al descubierto toda su parte trasera y lo peor o mejor no sé, fue que estaba durmiendo solo con ropa interior, con una tanga blanca, toda su enorme parte trasera estaba al descubierto. No sabía que hacer, si taparla o solo apagar la luz y hacer como que no vi nada, hice lo segundo, apagué la luz y me fui a acostar de nuevo a mi cama. Pero entraron pensamientos que nunca antes había pasado por mi cabeza, "Aprovéchate, muchos quisieran estar en tu lugar", "Nadie te está viendo, ella está dormida y tiene el sueño pesado", cosas así pasaron por mi mente. Después de tantas dudas, me animé, no sé como, pero me animé. Me levante de mi cama, me alumbraba con mi celular, la alumbre a ella y seguía en la misma posición, yo estaba nervioso y hasta tembloroso, pero seguí y le toque el trasero por primera vez en mi vida, estaba bien carnoso y blando, seguí metiendo más mi mano, hice a un lado su tanga y le agarré el coño bulboso y semi seco, no podía creer lo que estaba haciendo, pero a la vez me gustaba y me comenzaba a excitar, luego bajé un poco mi mano e hice contacto directo con su ano, eso fue demasiado!, ella seguía durmiendo sin hace ningún movimiento. Le quise meter el dedo índice por atrás y ni bien hice el intento, se movió. Volvió a la posición inicial de echarse de espalda con la cara apuntando al techo. Ya había empezado y no había marcha atrás, aparte que me había gustado. Estando en esa posición meto mi mano por debajo de su ombligo y comienzo a bajar por encima de su tanga, la hago un lado y volví a agarrar su coño, está vez de forma más directa, la comencé a frotar y se comenzó a humedecer más y luego a mojarse, ella comenzó a respirar más rápido de lo normal, me sentía en el cielo, la estaba excitando y yo también me excitaba de hacerle eso y de saber que muchos "amigos" de su ex colegio, del barrio, universidad, trabajo, etc. quisieran estar haciendo eso. Le comencé a meter el dedo medio por su coño y comenzó a entrar de a pocos hasta que se "comió" todo el dedo, le empece a hacer el mete y saca cada vez más rápido hasta que llegó un punto donde ella cerró sus piernas, saqué mi mano suavemente, le alumbre la cara y estaba llena de sudor. En esa noche confirme que no era virgen por el coño, pero por atrás no le habían dado. Eso se hizo mi vicio, más allá de tener enamorada, ya no sentía lo mismo hacerle el amor, sentía que el premio mayor lo tenía en mi casa y en mismo cuarto. Jamás pensé verla con otros ojos, pero esa noche cambió todo. Se hizo rutina hacerle eso a mi hermana todas las noches, inclusive cuando me venía de tanta excitación, se lo frotaba en el coño, pero cuando le quería "dedear" por atrás, no se "dejaba", se movía o daba un pequeño saltito de incomodidad o dolor. Así estuve intentando por varios meses, en el día a día nuestra relación de hermanos seguía siendo la misma, nunca sospechó nada. Un día después de tantos intentos por "atrás", al fin cedió "terreno", le introduje el dedo indice por completo y no hizo ninguna señal de dolor, fue una de las cosas más "deliciosas" de mi vida sentir con su ano me "succionaba" el dedo. Un día le introducía el dedo medio, más grueso y más largo que el de todos, y se lo "comía" todo, hasta que después de un tiempo le introduje los dos dedos a la vez y soltó un pequeño "auuu", eso me asustó porque pensé que se había despertado y era el fin de todo!!!, pero no se despertó. Esa fue siempre mi rutina por muchos años, hasta que cumplí 22 años y ella 29 años, por cinco años la tuve a mi placer y ella jamás sospechó nada. Cada que la veo me acuerdo de esos momentos lujuriosos, ella no tiene ni idea que la conozco "todo" de pies a cabeza. Ella actualmente no tiene hijos y está soltera. Si retrocediera el tiempo, quizás es algo que no se si volvería a hacerlo, pero de lo que no me arrepiento.

martes, 23 de octubre de 2018

Puta colegiala ecuatoriana tiene sexo con todo el equipo de futbol de la prepa (Pack de videos porno)

Puta colegiala ecuatoriana tiene sexo con todo el equipo de futbol de la prepa (Pack de videos porno)

Ya que han estado buscando en nuestro blog putas colejialas ecuatorinas metidas por el culo y como sabemos que les encantan los packs de fotos de chavitas cachondas y packs de videos de la prepa y la secu, les traemos este pack de videos porno de Ecuador para chuparse los dedos:  Puta colegiala ecuatoriana tiene sexo con todo el equipo de futbol de la prepa.
Una morocha latina de apenas 18 años que se entrega por entero a su equipo preferido... Dándole en cada victoria como regalo la posibilidad de hacer un orgía todos contra ella... Desde que comenzó a entregar su culito, su rica vagina y su boca a los chicos del cuadro de fútbol, no han perdido ni un solo partido!
No es para menos, la motivación de cojer con un bombón latino como esta chica putita ecuatoriana que sabe como utilizar las manos para hacer pajas, la boca para dar ricas mamadas, el ano para dar sexo anal y su coño para el sexo vaginal, es impresionante.
Aquí les dejamos 3 videos porno de 7, 26 y 27 minutos de duración, donde la putita de vagina estrecha y apretada se folla a todo el equipo de fútbol de su colegio.
También les regalamos el poema que escribió a los 16 años en clase de lengua española, ya desde pequeña se notaba lo putita que iba a ser esta hermosa chavita latina morocha ecuatoriana cachonda...
En Chicas-Amateur puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!



Video Porno Amateur : Puta colegiala ecuatoriana tiene sexo con todo el equipo de futbol de la prepa (parte 1)



Video Porno Amateur : Puta colegiala ecuatoriana tiene sexo con todo el equipo de futbol de la prepa (segunda orgía)



Video Porno Amateur : Puta colegiala ecuatoriana tiene sexo con todo el equipo de futbol de la prepa (3er año)



Poema erótico de una chavita ecuatoriana: Mi vagina, mis reglas

Esta soy yo, sí, la rara de la familia,
La rebelde por no seguir el sistema,
la puta por el gusto al erotismo, y la fascinación por cumplir sus fantasías sexuales l
La pendeja por observar y callar,
la mamona por opinar lo que no me gusta,
la enferma por la fascinación de tocarme,
la santa por no dejarme coger por cualquiera,
la nerd por comprar un puto libro,
la irrespetuosa por decir groserías,
la fracasada por no ser como "aquel",
la ilusa por tener sueños "tontos",
la perra porque los hombres me buscan
Y la lesbiana por no aceptarlos.

Esa soy yo ante todos, y me gusta,porque si viviera dándole gusto a la gente,no sería libre, sería tan normal como todos, y creo que ya hay muchos normales por ahí.

La monotonía me asusta, no tengo horario para dormir, ni un itinerario por seguir. Si quiero follar con alguien, primero debe penetrarme el cerebro, para no sentirme vacía después, aún así sea solo por placer. Tengo un humor de la chingada, mando a la mierda a quien se me de la gana, no le caigo bien a todos, pero a mi que carajos me importa,Tengo un culo precioso ... Esta soy yo,
dueña de mí; mi vagina, mis reglas. Orgullosa de lo que soy...

Les recordamos a nuestros lectores que las descripciones son fakes o historias y relatos eróticos inventados, teniendo en cuenta sus preferencias, no son videos de colegialas ecuatorianas reales, sino de chicas mayores de edad prepagas que hacen webcam en Chaturbate por dinero.

lunes, 15 de octubre de 2018

Sexo oral con la camarera del bar (Video Porno)

Sexo oral con la camarera del bar (Video Porno)

La camarera guarra y cachonda del bar accedió a un pedido especial del cliente y terminó mamandole la polla bien rico y follando bien caliente con él por unos euros de propina. Una zorra camarera española morocha muy bonita, con tatuajes, piercing sexy en la nariz y con unas ganas locas de mamar polla, aquí el video y el relato erótico del Sexo oral con la camarera del bar. 
En Chicas-Amateur.com.es puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!



Video Porno Amateur : Sexo con la camarera del bar



Relato erótico : Sexo con la camarera del bar

Una noche estaba yo con mis amigos de cervezas en un bar. Aunque la conversación empezó como casi siempre, sobre fútbol, en seguida cambio a términos mujeriegos. La camarera de detrás de la barra que nos servía las bebidas se convirtió en el tema principal de nuestra tertulia.

La camarera era una morenaza jovencita. Largo pelo negro y liso le caía por la espalda. Ojos oscuros penetrantes a juego con su cabello. Todo esto junto a unos labios carnosos y sensuales, pintados de rojo, remataban un rostro precioso. Si mirabas un poco más hacia abajo podías disfrutar de un gran escote producido por dos bonitas tetas apenas escondidas. Usaba una camisa blanca desabrochada pero atada por encima del ombligo con un nudo. Esto dejaba ver el ombligo de esta preciosidad y también ligeramente un sujetador azul. Si continuas bajando la mirada, llegas a unos shorts vaqueros muy cortitos que le hacían un culo espectacular. Finalmente, unos tacones negros realzaban ese pedazo de culo y lucían sus esbeltas piernas.

Mis amigos y yo no hacíamos más que beber y beber para pedirle más bebidas y que aquella camarera se acercara a nuestra mesa y se inclinara a dejar las consumiciones. Supongo que se imaginaba que cada vez la desnudábamos con la mirada. Y cuando se iba, seguíamos discutiendo entre nosotros sobré cómo nos la follaríamos. La conversación llegó a tal límite que acabamos opinando sobre si creíamos que ella tragaba o no el semen. Empujados por todas las cervezas que nos habíamos metido en el cuerpo, un amigo y yo apostamos 50 euros. Yo decía que tenía cara de tragar, y mi colega opinaba que parecía de las pijillas a las que le da asco. Entonces mi amigo la llamó para preguntarle:
- Hola, perdona, ¿cómo te llamas? – Empezó mi amigo.
- Nerea. – Contestó un poco a desgana creyendo que intentaba ligar con ella.
- Oye Nerea, mi amigo y yo – dijo señalándome – hemos hecho una apuesta y necesitamos que nos contestes a una pregunta.
- A ver, dime.
- ¿Tragas o escupes? – Preguntó al fin entre las risas de todos.
A Nerea se le dibujó una pequeña sonrisa mezclada con su expresión de incredulidad.
- Eso no es asunto vuestro. – Contestó riendo.
- Oh vamos, que hemos apostado 50 euros.
- ¿50 euros? Contesto si el ganador reparte beneficios conmigo.
Mi amigo y yo nos miramos y ambos asentimos.
- Al 50 por ciento, eh. – Aclaró Nerea.
- Sí, sí. Dinos.
- Pues… Si me lo piden, sí.
- A ver, a ver, dilo todo. – Insistió mi amigo.
- Sí, me lo trago.
Estallamos todos en aplausos por la respuesta y Nerea comenzó a sonrojarse. Cuando acabamos de aplaudir su atrevimiento, mi amigo sacó la cartera y me aflojó dos billetes de 20 euros y otros dos de 5. Cogí uno de cada y se los di a Nerea, que dio las gracias y se retiró sonrojada.

Seguimos bebiendo un rato más pero mis amigos se iban yendo uno a uno, borrachos. Al final quedamos solo dos. Cuando mi amigo se acabó la cerveza me dijo que no podía ya casi ni moverse, y que se iba a casa. Le dije que se fuera, que yo pagaba esa última ronda. Estaba a punto de acabarme mi cerveza e irme a casa cuando se sentó la camarera a mi lado.
- Así que tú me habías visto cara de tragar, ¿no? – Dijo con una sonrisita.
- Yo, bueno… Sí, jeje. – Me sorprendió la pregunta.
- Jajajaja. – Nerea sólo se rio, y nos pusimos a hablar de otra cosa y conocernos mejor.
Le pregunté si no tenía que trabajar, pero ya sólo quedaba una pareja hablando en otra mesa y yo. Se quedaba ya que a ella le tocaba cerrar ese día.

Poco después la pareja también se había ido, y ya sólo estábamos Nerea y yo hablando. Gracias a mi nivel de alcohol en sangre la conversación adquirió un tono caliente en seguida. Acabamos preguntándonos cosas sucias uno a otro por turnos. La verdad es que estar con una tía buena como ella hablándome de esas cosas me estaba poniendo un poco cachondo.
- Me toca. – Dije cuando fue mi turno. - ¿Te gusta por detrás?
- No. – Contestó rotundamente. – Solo lo he probado una vez y me dolió demasiado como para disfrutarlo. No me entraba más de la mitad. Eso sí, un dedito por ahí mientras follamos me vuelve loca….
Mi polla empezaba a despertar y cierta dureza se notaba ya bajo mi pantalón. Ahora era su turno:
- ¿Alguna vez has follado en algún lugar público?
- Sí. En un ascensor, un pequeño almacén de jardinería en un jardín, los baños de un avión, al aire libre al lado de la autopista…
- Impresionante. Tal vez incluso llegues a mi nivel…
- Ahora yo: ¿Tus tetas son naturales?
La verdad es que no sé cómo no había preguntado eso antes.
- ¿Éstas? – Dijo Nerea apretándose una teta con cada mano. Entonces se levantó y se sentó justo a mi lado. – A ver si lo adivinas.
Me pasé unos segundos solo mirándole las tetas hasta que me atreví a ir más allá y poner mis manos sobre ellas. Las estrujé y amasé haciéndome el experto en senos alargando lo máximo la decisión hasta que Nerea se pronunció.
- ¿Y bien?
- Parecen bastante naturales. – Respondí sinceramente.
- Lo son.
Para entonces las manos juguetonas de Nerea me habían desabrochado el cinturón y una de ellas me agarraba la polla por debajo de mis boxers.
- Mi turno. – Nerea acercó sus labios a mi oreja hasta tenerlos pegados. - ¿Tu polla sabe bien?
- ¿Ésta? – Agarré mi polla con la mano, donde ya estaba la de Nerea. – A ver si lo adivinas.
Ambos sonreímos y ella ya me la había sacado del pantalón. Bajó su cabeza hasta mi entrepierna y me dio un lametazo por toda ella con la punta de la lengua que provocó que todo mi cuerpo se estremeciera. Después de eso se la metió en la boca y la chupó con ganas. Usaba su lengua con destreza y parecía disfrutar plenamente de su tarea. Sin embargo, no podía ver el placer en su cara ya que todo su pelo oscuro caía en cascada alrededor de su cabeza cubriendo la zona.

Deslicé mi mano hasta el nudo de su camisa y lo deshice con facilidad. Su camisa se abrí de par en par y cayeron sus tetas, aún sujetas por su ropa interior azul. Mientras ella seguía mamándomela, utilicé la mano esta vez por su espalda para desbrochar su sujetador. Tampoco fue un problema. El peso de sus tetas hacía el suelo hizo caer el sujetador ya desabrochado hasta el suelo. Y ahora sí, sus tetas completamente descubiertas colgaban de su pecho. Mis manos no tardaron nada en ejercer de sujetador para esos bonitos y grandes pechos.

Si hace unas horas bromeaba con mis amigos sobre cómo nos gustaría verle las tetas a la camarera, ahora estaba viéndolas y tocándolas, y mientras la propia camarera me hacía una mamada. Increíble. Justo cuando pensaba en eso Nerea levantó la cabeza. Sus labios ya no tenían el rojo intenso de antes. Casi todo su pintalabios estaba ahora en mi polla. Si necesitaba alguna prueba de que se la comía entera, ahí estaba. Había pintalabios en cada centímetro de mi pene.
- ¡Me has pintado la polla! – Exclamé en broma. – Qué poco resistente es tu pintalabios.
- No tenía pensado comerme ninguna polla hoy. – Bromeó ella también.
Nerea fue hasta la puerta y bajó la persiana metálica. Cerró con candado y volvió a mí.
- No quiero que nos interrumpan. Luego cerraré del todo.
Mientras se acercaba a donde yo estaba se fue desabrochando el pantaloncito vaquero y lo dejó caer, quedando Nerea solo con unas eróticas bragas azules y la camisa blanca abierta con las tetas al aire.

Cuando llegó a mi sitio, yo ya me había quitado los pantalones y los boxers. Se sentó en mis piernas y me besó efusivamente. Después me quitó la camisa y se levantó ligeramente. Apartó las bragas hacia un lado y se sentó sobre mi polla, que por fin entró dentro de ella. Su coñito era precioso. Húmedo, calentito y bien depilado. Nerea saltaba rítmicamente encima de mí mientras sus tetas botaban consecuentemente delante de mi cara. Estuve ensimismado mirando cómo se movían sus senos, lamiéndolos y mordiendo esos pezones de camarera. Movida por la adrenalina del momento, Nerea, que me cogía del pelo, aprisionó mi cara contra su pecho, dejando mi rostro enterrado entre sus dos maravillas. Ahora sí que estaba en el cielo. Me dejaba hacer totalmente. Me limitaba a quedarme sentado mientras ella se movía, y yo solo posaba mi cabeza entre sus tetas y mis manos en sus nalgas, propiciando en ocasiones algún azote. Si pensaba decir a alguien que me había follado a la camarera, la verdad es que me estaba follando ella a mí.

La cosa siguió así hasta que en uno de sus saltitos Nerea se desplomó sudando sobre mí. Se le notaba cansada, tocaba que pusiera yo algo de mi parte. Ambos nos levantamos y la conduje hasta la barra. Más bien la empujé hacia ella, haciendo que apoyara su torso en ella. La fatiga hizo que dejara caer incluso la cabeza sobre la barra aún sucia. Separé sus piernas, aparté sus bragas hacia un lado, agarré su pelo con una mano, le azoté el culo con la otra, y la penetré sin avisar. Nerea soltó un gritito y tensó su cuerpo, pero en seguida se relajó de nuevo y comencé a embestirla con ganas. Se la metía y sacaba a una velocidad endiablada. Las tetas de Nerea se restregaban contra la barra con restos de cerveza. Ahora sí que me la estaba follando yo a ella. El polvo fue a mejor cuando me acordé de lo hablado y metí uno de los dedos de mi mano libre en su culo. Gracias a un espejo situado detrás de la barra pude ver en sus ojos que estaba en éxtasis. Y ese placer quedó demostrado minutos después con un fuerte orgasmo durante el cual no paré de azotarla y llegué a meter hasta 3 dedos en su culo. Cuando su cuerpo dejó de tener contracciones solté su pelo y me preparé para mi momento.

Saqué mi polla de su coñito y me acerqué a su oreja para susurrarle:
- Demuéstrame que me he merecido mis 25 euros.
Nerea me entendió a la perfección. Se giró y se arrodilló delante de mí. Metió la punta de mi polla en su boca calentita y me pajeó con ambas manos. En seguida me llegó el momento y empecé a correrme en su boca. Cuando acabé de echarlo todo, Nerea se sacó la polla de su boca y la abrió para enseñarme que ahí estaba mi semen. Luego lo hizo desaparecer de un trago, haciéndome valedor de la apuesta que había ganado aquella noche.

Mientras nos vestíamos y ayudaba a Nerea a cerrar surgieron algunos comentarios.
- Creo que ha sido uno de los mejores orgasmos de mi vida. – Comentó ella.
- Eso es que te gusta que te azoten bien, jaja.
- Sí, jeje. Y lo de los dedos, ¿cuántos has llegado a meter en mi culo?
- Tres.
- Joder, pues me ha hecho correrme mucho.
- Pues el anal te encantaría.
- Tendré que planteármelo, jaja.
Cuando hubimos recogido todo salimos por la puerta de atrás.
- Joder, mis tetas huelen a cerveza…
- Y a mí me has llenado la polla de pintalabios.
- Soy muy buena pintora, jajaja.

Nos despedimos y no volvimos a vernos hasta un par de días después, cuando volví a ese bar con mis amigos. No les había contado nada, ya que no me creerían, y si soltaban algo delante de ella podía provocar que no se repitiera. Cuando Nerea nos atendió saludó a todos pero en especial a mí. No era raro ya que sí que les había contado que me había quedado hablando con ella. En uno de sus viajes a nuestra mesa me dijo:
- Juan, ¿quieres venir ahí detrás un momento para enseñarte como pinto?
- En seguida capté la indirecta.
- ¿Cómo que cómo pinta? – Se extrañaron mis amigos.
- Sí, es que estudia arte. – Inventé yo.
Me levanté y fui con ella al almacén del bar.
Pero esa es una historia que ya contaré en otro momento.

lunes, 24 de septiembre de 2018

Trío amateur de mi hermana, su amigo y yo (Video Porno)

Trío amateur de mi hermana, su amigo y yo (Video Porno)

Trío amateur de mi hermana, su amigo y yo, un video porno de una joven adolescente venezolana culona que le entanta enfiestarse y estar en trios y en orgías, no le importa si es su hermano, su tío o su papá, esta veneca guarra y cachonda morocha nalgona de 18 años folla con todo lo que se mueva.
En Chicas-Amateur.com.es puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!



Video Porno Amateur : Trío amateur de mi hermana, su amigo y yo


Relato erótico : Trío amateur de mi hermana, su amigo y yo

Sólo hacía tres días que mi mujer se había ido de casa, cuando ya mi madre me propuso que volviera a instalarme en la casa familiar. Así no estaría solo, tendría menos tiempo para comerme la cabeza y me ahorraría el dinero del alquiler. Tenía bastante razón. Al fin y al cabo vivíamos a apenas cuatro calles, hecho que había contribuido a que mi mujer siempre me echara en cara que en realidad yo nunca me había acabado de irme de casa de mis padres.

A pesar de que la oferta, como digo, era tentadora y hasta lógica, en principio me resistí. En el fondo supongo que mi subconsciente me retenía ante una eventual reconciliación con mi mujer. Bastaron siete meses para convencerme de que dicha reconciliación no se produciría nunca. Así que allí estaba yo. Un separado recién entrado en los treinta reinstalándome en la casita unifamiliar de tres plantas en la que había pasado mi adolescencia.

A parte de mis padres, también tendría que convivir con mi hermana Marta. Tenía 26 años y seguía soltera y sin compromiso. Me constaba que le gustaba la situación y que sabía encontrar la forma de divertirse. No era una chica despampanante, pero tenía algo. Morena, sus rasgos eran algo infantiles, siempre pareció más joven de lo que era. A pesar de que había ganado algún kilito, los 1.75 centímetros de su cuerpo tampoco estaban nada mal. Rotundos eran sus pechos, grandes de verdad. Su trasero tampoco estaba mal. Cuando yo estaba en los 18 o 19 años y ella tenía 15, se lo pellizqué más de una vez. Nunca pasé de ahí, aunque siempre me quedó la sensación que a Marta no le hubiera importado haber ido a más.

Los fines de semana mis padres solían huir a un apartamento en la costa. Estaban deseando que pasaran los pocos años que faltaban para la jubilación de mi padre para poder instalarse allí más tiempo. Así que teníamos la casa enterita para mi hermana y para mí. Aunque no había conseguido ninguna prueba concluyente, me resultaba evidente que mi hermana se traía a hombres a pasar la noche. Pero los corria antes de que yo me levantara a la mañana siguiente. Nunca había coincidido con ninguno. Hasta aquella noche de viernes.

Yo no solía salir mucho con los amigos. Supongo que la experiencia matrimonial me había hecho más sedentario. Pero aquella noche, algunos de mis amigos solteros me convencieron. Como ellos decían, había pasado más de un año desde mi separación (casi un año y medio de hecho, hacía ya diez meses que estaba reinstalado en casa de mis padres) y aún no nos habíamos visto para una borrachera. Fuimos a tomar unas copas, la noche parecía seguir el guión típico y tópico de nuestras salidas de los viejos tiempos. Alcohol, mucho alcohol, pero de repente la cosa dio un giro. Susana, una gran amiga de mi mujer entró por la puerta del bar y el alcohol pasó a ser un interés secundario para mí.

A la semana de haberse ido mi mujer, llamaron a la puerta de casa era Susana, ellas siempre decían que no eran amigas que eran hermanas. La invité a pasar y venía a decirme que pasara lo que pasara, ella quería seguir teniendo una buena relación conmigo, pues me valoraba mucho como persona. Tres minutos después, estaba arrodillada haciéndose una espectacular mamada cuando acabó le ofrecí un kleenex y me contestó:

-¿Para qué? – se lo había tragado todo.

Estuvo viniendo a casa esporádicamente hasta que me mudé. Echamos unas cuantos cogidas, lo pasamos bien pero ella y yo sabíamos que era imposible que la cosa pasara de allí. Susana seguía siendo la “hermana” de mi mujer.

Aquella noche estaba especialmente guapa con su negro pelo suelto y no recogido como solía llevarlo, vestida de negro con minifalda realmente guapa. Me echó en cara que ya no la llamara casi nunca. Estuvimos tonteando ante las cómplices y sonrientes miradas de mis amigos, le metí algo de mano y ella llegó a tocarme el paquete por encima del pantalón y se fue. En el fondo se estaba vengando por mi falta de delicadeza al no haberla llamado todo aquel tiempo, y supongo que no encontró mejor manera que dejarme allí en el bar con mis amigos y con la polla tiesa.

Me entraron ganas de irme a casa rápidamente, así que aguanté alguna que otra broma de mis amigos y me marché, tenía quince minutos andando hasta mi casa. El paseito me abrió el apetito, así que cuando llegué a casa a eso de las dos y media de la madrugada fui directo a la nevera a buscar algo que llevarme al estómago, en ello estaba cuando me percaté que no estaba solo en la cocina a mi lado estaba un joven descomunalmente grande, de raza negra rondaría los dos metros, incluso puede que los superara, con la cabeza rapada, muy musculoso. Y lo que ya era del todo alucinante es que estaba como Dios le trajo al mundo, completamente desnudo, con su pene flácido colgado de ahí. Y sólo me dijo.

– Hola, soy Mike – me dijo sonriente, con un inequívoco acento anglosajón.

No pude contestarle, pues apareció en la cocina mi hermana, ataviada con una bata bajo la cual me imaginé que no habría ninguna otra prenda.

– Vaya, ya has vuelto – dijo – Él es Mike.

– Sí, ya me lo ha dicho – contesté – Yo soy Edu – dije mientras tendía la mano hacia el mastodóntico amigo de Marta.

Me dio un buen apretón de manos. Intenté seguir como si aquello fuera lo más normal del mundo. Al fin y al cabo, ni Mike ni mi hermana parecían ruborizados ni mucho menos.

– Estaba buscando algo para picar. Tengo hambre.

– Ah, pues nosotros veníamos a lo mismo – contestó Marta – ¿Tal mal has cenado?

– No, el restaurante no estaba mal del todo, pero me ha entrado apetito de camino para casa – le expliqué mientras acertaba a sacar de la nevera una caja en la que había unos trozos de salchichón.

– Me parece que nosotros vamos a optar por algo más dulce – dijo mientras sacaba un bote de mermelada y otro de nata montada.

Mike se había sentado a la mesa con total naturalidad. Yo saqué del armario una caja de pan tostado y me senté frente a él. Marta se sentó a su lado. Empezamos a comer. Ellos no paraban de juguetear con la mermelada. Marta la recogía directamente con los dedos y se la daba a Mike. No se cortaban demasiado. Pero tampoco me imaginaba lo que iba a pasar entonces. Ni corto ni perezoso, Mike le abrió la bata a mi hermana dejando a la vista sus grandes melones, los untó generosamente con la nata montada y empezó a chuparlos glotonamente. Yo seguí comiendo como si aquella escena fuera lo más normal del mundo, aunque dentro de mi pantalón, mi polla empezaba a dejar claro que no lo era. Tampoco fue normal lo que siguió. Mike dejó un momento su labor devoradora y me dijo:

– Eh, amigo. Aquí hay suficiente tetas para los dos.

Me costó unos segundos asimilar lo que me estaba diciendo. Me imagino que él sabía que aquellas tetas que estaba chupando eran de mi hermana. Fue ella la que se encargó de dar el siguiente paso.

– Va, Edu, no te espantes, que lo estás deseando.

Tenía razón. Lo estaba desando. Así que me levanté y me acerqué a aquellos gigantescos senos. Los chupé, los estrujé, los mordí con ansia. El pobre Mike tuvo que apartarse un par de veces para que nuestras cabezas no chocaran más de la cuenta. Aproveché una breve pausa pedida por Mike para volver a embarrar las tetas de Marta con nata y mermelada para liberar mi polla, que estaba demasiado incómoda dentro de los pantalones. Estaba totalmente erecta, pero ni aún así llegaba a las dimensiones de la Mike, que curiosamente seguía más bien flácida a pesar del gran atracón que nos estábamos dando.

Seguimos a lo nuestro, ya coordinándonos mejor. Él se encargaba del pecho derecho y yo del izquierdo. Lo deje limpio de nata y mermelada en apenas un minuto, y luego seguí jugueteando con la lengua en el erecto pezón.

– Chicos, ¿por qué no van para abajo? – dijo Marta mientras nos apartaba y se semincorparaba para quitarse la bata ya del todo. Era cierto que había ganado unos kilitos en la tripita, pero estaba muy buena así y todo.

Su deseo fue una orden para mí. Casi me abalancé sobre la mata de pelitos recortaditos en forma de triangulo que mi hermana había dejado a nuestro alcance. Mike me paró:

– Espera amigo. Vamos a ponerle de esto – y empezó a embarrarlesu panochita con nata y mermelada. Era un accesorio que él parecía gustarle. A mí la verdad ya me daba igual.

Allí estábamos los tres. Mi hermana sentada en una silla con las piernas totalmente abiertas y nosotros dos arrodillados compartiendo la mezcla de nata y jugos que la vagina de Marta empezaba a producir. Debimos estar más de cinco minutos, hasta que Marta dijo:

– Bueno, creo que yo también quiero chupar.

Nos pusimos de pie como dos resortes. El pollón de Mike ya había crecido algo de volumen, pero aún no estaba erecto del todo. El mío no lo podía estar más.

– No sé si empezar por el choricillo o por el salchichon – bromeó Marta.

Optó por el morcillón, mientras a mí me la masajeaba lentamente. A ella no le hizo falta embarrar nada con nata o mermelada. Era tremenda la capacidad que mostraba para tragarse buena parte de la descomunal polla. Faltaba poco para que le cupiera enterita en la boca. Con la mía no iba tener problemas en llegar hasta los huevos. En un momento dado, Mike la detuvo, dejando buena parte de la polla dentro de su boca.

– Esto es lo que más me gusta – me dijo, mientras sonreía de oreja a oreja.

Con las dos manos, agarró la cabeza de mi hermana y empezó a ser él, el que bombeaba. Pensaba que Marta acabaría vomitando, su mejillas se enrojecieron, aunque teniendo en cuenta lo que tenía en la boca, hubiera sido normal que más que enrojecerse se hubieran puesto azules. Tras casi sesenta segundos de mete-saca, Mike la liberó.

– Dios – exclamó Marta, que apenas tuvo una arcada.

– Chupa un poco al amigo – dijo Mike, mientras se sentaba en la silla y seponia a comer más nata.

– Vaya, esto está apunto de reventar – dijo mi hermana a la vez que empezaba a lamerme los huevos. Tal y como había imaginado, no tuvo ningún problema para tragársela entera, de principio a fin. Era bastante hábil, no tanto como Susana que en eso era única, pero lo hacía muy bien. No paró hasta que le dije:

– Quiero hacer lo mismo que ha hecho él.

– Está bien – dijo ella, ofreciéndome su boca todo lo abierta que podía estar.

La agarré de las sienes y le ensarté mi pene en la boca, bombeando una y otra vez. Entraba entera, mis huevos rebotaban contra su barbilla. Unos cuarenta segundos después me corrí en su garganta. Cuando la saqué, una considerable gota de semen fue a caer entre sus tetas. A pesar de haber descargado, mi polla aún estaba bastante dura, pero me retiré a la silla y dejé paso a Mike, que ya había acabado con todo el bote de nata.

Mike hizo que Marta se pusiera de pie. Se agachó un poco y lamió entre sus tetas, justo en donde estaba resbalando mi gota de semen que había caído en sus tetas.

– No está malo, ¿eh? – le dijo mi hermana.

– Mejor la nata.

Mike le pidió que se girara y se apoyara en el mármol que había tras ella. Él se colocó a su espalda y le dijo que separara un poco más sus piernas. Así pudo él insertar su pollón en el coño de mi hermana y empezar a bombear, primero lentamente para ir acelerando el ritmo paulatinamente. Me incorporé y me puse al lado de la fregadera para poder ver botar las tetas de Marta ante las acometidas de su amigo. ¡Cómo botaban aquellos melones! No pude evitar empezar a pajearme allí mismo, mientras Mike seguía follándose a mi hermana de forma implacable. Siguió durante tres, cuatro, cinco minutos. Me parecía increíble que no se corriera. Entonces se la sacó. No sé calcular cuanto debía medir aquella verga, pero era increíble. Y se la había estado metiendo casi hasta el fondo.

– Por el culo. Tú encima – dijo Mike, mientras se tumbaba en el suelo.

Su polla parecía un mástil. Marta iba a tener trabajo para acoplarla a sus intestinos. Se puso en cuclillas y poco a poco fue metiéndosela. Trabajaba casi a ciegas, porque se había puesto dando la espalda a Mike y mirando hacia el lado donde yo seguía haciéndome una lenta paja. Mike la guiaba desde el suelo. No sé si los gritos y sonidos que Marta emitía los producía el placer o el dolor. Pero lo cierto es que cuando una buena parte del pollón ya había desaparecido dentro de su trasero, mi hermana empezó lentamente a botar encima de su amigo. Era increíble.

Decidí volver a la acción activa y sin dejar de pajearme me acerqué a Marta y le ofrecí mi polla para que me la chupara. Tuvo que coordinar su botes encima del pollón de Mike con las acometidas que con su legua hacía sobre mi verga. Al poco tiempo se la sacó de la boca y me dijo:

– Mi panocha está libre.

Tocaba pues un poco de contorsionismo. Tampoco muy complicado, la verdad. Ella echó su cuerpo para atrás, apoyando los brazos en el torso de Mike y yo pude acertar a metérsela por delante sin demasiados problemas. Mike y yo empezamos a bombear, cada uno en su orificio. En las acometidas mis huevos rozaban con la parte de la polla que el intestino de Marta no podía admitir. El sándwich duró unos cinco minutos. El tiempo que tardé en sacársela y correrme en las tetas de mi hermana. A pesar de haber descargado un rato antes, la corrida fue abundante.

Mike aún aguantó un minuto más. Era increíble como podía retener tanto tiempo. Un cachete en la nalga, fue la señal para que Marta se levantara y se diera la vuelta para recibir el semen de su amigo en la cara. La corrida fue de campeonato y eso que me imagino que también él debía haber descargado con anterioridad aquella misma noche, antes de que yo llegara a casa.

El reloj de cocina marcaba las tres y veinte. Habíamos estado casi una hora follando. Tras descansar un instante, Marta se incorporó y dijo que ella iba a ducharse, que nosotros podíamos recoger un poco la cocina. Supongo que la estampa era curiosa. Dos hombres de diferente raza en pelotas, recogiendo y limpiando la cocina. Después me retiré a mi habitación. Mike fue al lavabo donde mi hermana aún estaba duchándose. Me imagino que aún tuvieron tiempo para más.

Me dormí enseguida y no me desperté hasta que noté que alguien me bajaba los pantalones de la pijama era Marta. La luz del día entraba ya por la ventana, Mike se debía haber ido ya. Ella había venido con su cámara fotográfica y me explicó que quería hacerle una foto a mi polla, pues llevaba cinco años coleccionando fotos de las pollas con las que follaba.

– ¿Cuántas llevas?

-Camino de las treinta. Si quieres luego te enseño el álbum.

Me puse de pie y ella se sentó en la cama, para estar a la altura de poder hacer un primer plano a mi miembro. Hizo la foto. Entonces yo le dije:

– Creo que estamos en una posición magnífica para que me la chupes, hermanita.

Dejó la cámara encima de la cama y empezó a masajearme y besarme la polla. No tardó mucho en estar dura y se la fue comiendo toda, en un momento le dije que me venía y ella sólo se la saco de su boca para ponérsela entre sus dos tetas y hacerme una magnífica rusa, lo cual hizo que eyaculará en ellas, tomó su cámara le tomó una foto a sus tetas y sin decir nada se retiró a la ducha!

viernes, 21 de septiembre de 2018

Rubia española mamando polla en la playa (Video Porno)

Rubia española mamando polla en la playa (Video Porno)

Video porno de una hermosa española de cabello corto mamando la polla en la playa de Mallorca, España, luego de que su tío la invitara de vacaciones a ir con él, la sobrina cachonda y guarra se dejó seducir por el hombre mayor y terminó regalandole a su tío las mejores vacaciones de su vida.
Esta jovencita de pelo corto mama la polla increíblemente al aire libre!
En Chicas-Amateur.com.es puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!



Video Porno Amateur : Padrino abusa de su ahijada



Relato erótico : Tío lleva a su sobrina de vacaciones

Tengo que confesar que estas vacaciones han sido las mejores de mi vida en lo referente al sexo. Deciros que mi mujer y yo estamos en lo que ahora se llama cincuentañeros, pero la verdad es que muy bien llevados por parte de los dos, sobre todo por mi mujer que se conserva excelentemente y no aparenta para nada su edad, con un cuerpo que envidian todas sus amigas, y , por supuesto cualquier hombre que la vea pasar.
Estuvimos en Mallorca, y nos dedicamos a veranear de verdad. Dormir, descansar, hacer turismo, beber, playa, sol, y, por supuesto, follar. .

Todo sin horarios establecidos que es cuando de verdad se disfruta, dejando el reloj en la mesa del hotel y haciendo cada cosa cuando te lo pide el cuerpo.

Además, como mi mujer tiene allí una hermana, tuvimos guias turísticos gratis por esa preciosa isla. En este caso, nada que decir del cuñado, este no vale para los chistes, es un tio excelente.

Cuando llegamos al aeropuerto, cogimos un taxi y nos fuimos directamente al aeropuerto. Susana, mi mujer, habló con su hermana, Mayte, y quedaron en que al dia siguiente fuéramos a comer a su casa, que ya tenía todo organizado, ( por cierto yo me llamo Javier ). Además como vivían muy cerca de la playa dijo que nos esperarían no muy tarde para bajar un rato a bañarnos, tomar unas cervezas y ya después preparar la barbacoa y comer todos juntos.

Llegamos al hotel y como ya era tarde, ( llegamos casi a las once de la noche ), y llegábamos cansados porque habíamos salido directamente del trabajo al aeropuerto, decidimos que pincharíamos algo allí mismo y nos acostariamos directamente, sin salir esa noche.

A la mañana siguiente Susana se levantó primero y se metió en la ducha para arreglarse un poco. Yo hice un poco de pereza y me quedé como media hora más en la cama. Cuando fui al baño casi me da algo. Para ir de playa y barbacoa se había puesto preciosa, un bikini que prácticamente no dejaba nada a la imaginación, y en ese momento, abrochándose un vestido blanco de lino abotonado por delante de arriba abajo, ajustado por arriba y amplio por abajo, un pelín por debajo de las rodillas. Como digo estaba empezando a abotonarlo, por lo que en ese momento estaba totalmente abierto, viendo el escote del bikini y ese mini tanga a juego. Entre la visión de esa hembra y la erección mañanera me abalancé sobre ella metiéndola mano por todos sitios.

--jajajajajajaj, estate quieto tonto !!!

--quieto ?. que me esté quieto viendo como te has puesto ?. ni hablar !!!

--jajajajaj, venga , anda, que vamos a llegar tarde. Tenemos todas las vacaciones por delante, y nos van a sobrar días!!

Yo la tenía abrazada por detrás, pegado a ella, besando, ( intentando porque no paraba de moverse ), su cuello, y con mis manos por todo su cuerpo, sacando sus tetas del bikini masajeándolas con una mano y con la otra agarrando su coño. Ella sin parar de reir , retorciéndose y sin darme facilidades.

--venga, va, de verdad cariño, ahora no que ya me he arreglado y además vamos tarde.

--¿ y qué hago con esto ?, la dije, señalando mi polla, desnudo, tal como estaba recién levantado, me la pelo ???

--jajajajajaja, anda ven que la dé un besito....muakkksssss. Me besó la polla en el capullo, levantando su mirada totalmente traviesa, y pasando la lengua por toda ella, haciendo un círculo en todo el capullo. Si te portas bien, luego yo me portaré mejor, dijo, guiñandome un ojo y dándome un cachete en ella de arriba abajo, dejándola cimbreando .

--diosssssssss, es que no puedo contigo !!!. Cuento con esa promesa !!

A regañadientes la dejé, me puse el bañador y una camiseta amplia , con unas chancletas y salimos para la casa de mis cuñados.

Llegamos y lo normal, besos, abrazos, preguntarnos de todo porque hacía casi un año que no nos veíamos, y nos bajamos a la playa que estaba a cinco minutos de su casa.

--Sabéis quién está por aquí también que tiene muchas ganas de veros ?, dijo Juan, mi cuñado

--Quién ?

--Sarita, que ha vuelto de Estados Unidos hace unos dias. ( su hija que estaba estudiando en aquel país )

--Ufffff, dijo Susana, que alegria !!!. cuanto hace que no la vemos ?, por lo menos tres años por dios !!

Llegamos a la playa y ví saludarnos con la mano y correr hacia nosotros una diosa, en ese momento eso me pareció. Una diosa en bikini deslumbrante y con una sonrisa encantadora, además de muchas más cosas que , imaginando quien era, quería quitarme de la cabeza.

--Hola titos !!!, dijo Sara abrazándonos a mi mujer y a mi.

--Diooooosssss, dijo mi mujer, tú eres Sarita, de verdad eres tú ???

--jajajajajajajajaa, qué pasa tia Susana , ya no me conoces ?... a que el tio Javier si me conoce ?...jajajajajajaj!!!!, decía ella sin parar de reir y de besarnos

--Uffff, pues yo no sé que decir Sara, pero si eras una niña hace dos días y ahora, madre mia !!!. Juan, me tendrás bien controlada a la niña, verdad ?

--ya no soy una niña, jajajja, ya son 23 años, jooo!!

--Juan intervino, si, si , controlarla, ahora te presentaré al novio que se ha traido de las Américas

--tienes novio Sara ?, preguntó mi mujer. Uyyyyy, que buen dia vamos a pasar, me tenéis que contar miles de cosas !!!

Yo, muriéndome un poco de la verguenza y sintiéndome mal por lo que me estaba pasando, me tuve que colocar la polla porque sentía que sin querer, pero me había medio empalmado viendo a mi sobrina política. Una cara preciosa con una boca y unos labios de pecado que sonreían partiéndote el alma, media melena, la parte de arriba del bikini blanco que realzaba mucho más su moreno, sujetando dos tetas a las que no hacía falta que las sujetara nadie porque ellas solas desafiaban la ley de la gravedad, por abajo un tanga de estos que se sujetan en la parte de arriba de la cadera, con lo cual hacen una pierna mucho más larga , ( de talle largo creo que se llaman, y si no es así el nombre exacto, ya me perdonaréis ), con un trocito de tela que tapaba exclusivamente el coño, por supuesto totalmente depilado, no se adivinaba ni rastro de pelitos, y por detrás un triangulito arriba que moría dentro de su culo.

En esto llegó su novio, claramente yanqui, no podía disimularlo y nos lo presentó a todos.

Pasamos la mañana bañándonos y tomando unas cervezas en el chiringuito, hasta que Mayte dijo de subirnos para ir preparando la barbacoa.

--Vamos, que lo tengo todo preparado, Juan, James y tú os encargáis de la barbacoa y nosotras preparamos la mesa.

Nos subimos todos, yendo ellas delante de charla, al igual que nosotros, con James contándonos cosas de su país, aunque yo prestaba poca atención, absorto como estaba en el culo de mi sobrina y en el movimiento que hacía al andar. Una de las veces, no sé si fué imaginación mia, pero giró la cabeza mirándome, y creo que adiviné una sonrisa, como si supiera que la estaba mirando.

--Estás enfermo Javi, enfermo de verdad, pensé meneando la cabeza y forzándome a entrar en la conversación con mi cuñado y James.

Ya en la casa, nos pusimos todos a preparar la comida , cada grupo con sus cosas, entre risas y alguna cerveza más. Ellas preparando cosas de picar, poniendo la mesa, preparando la bebida, etc..., y nosotros en la barbacoa, la cual nos costó un buen trabajo encender y que las brasas cogieran el tono adecuado.

Así estábamos charlándo y riendo los tres cuando me sonó el teléfono.

--Quién es ?, me preguntó Susana

--De la oficina cariño, perdonadme un segundo

--Hay que joderse , es que siempre están igual !!. Nunca conseguimos estar un solo día sin que haya alguna llamada.

Me encogí de hombros con una sonrisa hacia ella, y con un gesto de disculpa hacia los demás inicié la conversación, andando sin mirar hacia la casa. Me quedé en el recibidor de la entrada principal donde había menos ruido, ya que por la puerta de la cocina era donde estaban trajinando con todos los preparativos, entrando y saliendo.

Llevaba unos minutos hablando apoyado en uno de los sillones, cuando sentí una mano que desde mi espalda se metía por dentro de la camiseta, subiendo hasta mi pecho. Tapé el micrófono del teléfono con la mano y me medio giré , hablando bajito,

--Susana, deja, qué ha....

--Sssshhhhhhh!!!!

No pude concluir la frase porque no era mi mujer la que me estaba acariciando. Era Sara !!!, que seguía haciéndolo mientras con la otra mano llevaba su dedo índice a sus labios indicándome que me callara, con una sonrisa totalmente arrebatadora, y tengo que decirlo, ya sin ningún género de dudas, tremendamente lasciva.

--Sara, qué haces !!!. la dije dibujando las palabras en mis labios y gesticulando con mi cara, mientras desde mi oficina me seguián consultando sobre qué hácer con una claúsula de un contrato, que ya en ese momento no sabía de qué trataba.

Sara se pegó a mi, sus piernas contra las mías, sujetándome tal como estaba, medio sentado en el respaldo del sillón. Me miraba con una sonrisa sensual, al tiempo de subir mi camiseta y besar mi pecho.

--Tú que crées tito ?. susurró deslizando su lengua por mis pezones.

Ummmmm!!!!, todo mi cuerpo se erizó al sentir su lengua, todo mezclado, la sorpresa, la humedad de su lengua, el gilipollas que me seguía hablando al teléfono, y yo con el móvil en la oreja sin quitármelo siquiera. Por fin, medio reaccioné,

--Pablo, Pablo, perdona, pero no puedo seguir hablando ahora. Déjalo estar y te llamo un poco más tarde. Tengo que colgar. Joder niña , qué haces !!, estás loca !!

--Es posible que lo esté, pero dime que no te gusta, susurró en la comisura de mis labios, dejándome sentir su aliento. Bajo su mano lentamente por mi pecho, mi estómago, por el elástico del bañador dibujándolo con sus dedos y muy despacio forzándolo un poco, metiendo la mano hasta llegar a mi polla que a esas alturas estaba ya dura como una piedra. Ummmmm!!!, esto es lo que me esperaba y con lo que he soñado tantas veces!!, dijo, al tiempo de buscar mi boca con la suya metiendo su lengua y buscando la mia que en un acto reflejo, aún con mis brazos caidos sin reaccionar plenamente todavia, se enredó con la suya.

Nos besamos durante unos segundos, su cuerpo totalmente pegado al mio y su mano acariciando mi polla por dentro del bañador.

--Sara, para por favor, para....no sé qué está pasando !! , dije reaccionando un poco, dejando de besarla, pero manteniendo mi cuerpo pegado al suyo.

--Javi, pasa lo que estás imaginando, que siempre me has gustado y que he deseado follarte tantas veces que ni sé contarlas. Y tú...bueno, dime que no me deséas también, dímelo y lo dejamos aquí ahora mismo. ¿ crées que no me he dado cuenta de como me mirabas ?. No ahora, que también, siempre. Siempre he sabido que te gusto y he deseado que me dijeras algo, me he dado cuenta de que me mirabas con deseo aunque los formalismos te impidieran intentar nada y ya no puedo más. Cuando sabía que veníais hoy he sabido que era la oportunidad, y me he puesto este bikini para ti. ¿ te gusta, verdad ? dime la verdad, ¿ te ha puesto cachondo a que si ?

Decía todo este monólogo sonriendo y sin dejar de acariciar mi polla que ya me dolía. Sabes que no me puedes mentir...tengo la máquina de la verdad en la mano.

--Diosssss, estás loca !! eres mi sobrina !!

--¿ y...?, además soy sobrina de tu mujer, tú y yo no somos nada.

--Joder, que esto no puede ser, y además está toda la familia a veinte metros de nosotros , no te das cuenta !!.

Hablaba, decía esas cosas, pero hasta un niño se hubiera dado cuenta de que las decía sin sentir. Además a esas alturas mis manos estaban ya en sus caderas, una de ellas más que en sus cadera, en su culo.

Se separó unos centímetros de mi, sólamente para apartar la tela de su bikini dejando sus tetas libres.

--Disculpa que no me lo quite, vale?. Pero creo que así será suficiente.

Sus tetas no se movieron un milímetro de donde estaban, sus 23 años se reflejaban en los músculos que las sostenían, totalmente erguidas, unos pezones oscuros, perfectamente redondos, pequeños, y totalmente de punta que sobresalían de sus tetas desafiantes. No pude evitarlo y como un acto reflejo aplasté mi cara entre ellas, busqué uno de esos pezones y lo lamí, lo chupé desesperadamente.

--ummmmmmm, siiiiiiiiiiiii!!!!, así, así, cómeme los pezones Javi, muérdeme por favor !!

Mi cabeza no pensaba, sólamente me guiaba por su voz mordiendo sus pezones, iba de uno a otro dirigido por su manos en mi cabeza. Era ella la que me aplastaba contra sus tetas. Ahora mordía uno de sus pezones. Ahora me cambiaba la cabeza y me hacía morderla el otro, mientras no paraba de gemir, restregando su cintura contra la mia. Yo la agarraba del culo apretándola contra mi, rozando mi rabo, que salía por encima del elástico del bañador, contra su coño, sólo separados por la tela de ambos bañadores.

Sobaba su culo sin parar, busqué su boca y la mordí los labios metiendo los dedos por dentro de su bikini y buscando su coño desde atrás. Por supuesto estaba totalmente mojado. Deslicé la palma de mi mano por los labios de su sexo notando como se me humedecían de los líquidos que chorreaba.

--Joder, estás empapada, zorra !!. Me has puesto a mil. ¿ te gusta jugar con fuego, eh ? ¿ te gusta ?

--Siiiiiiii, me gusta lo que tú quieras

Los dos de pie, yo bien apoyado , medio sentado en el respaldo del sillón la apretaba de su culo contra mi. Ella apoyada en mi cuello lamiéndolo, con sus brazos por mi cintura, yo lamiendo el suyo, mordisqueándolo, sus pechos aplastados contra el mio, sus pezones clavados en mi, mi mano jugando con su coño, masturbándolo. La palma de mi mano restregándose contra esos labios hinchados. La metí un par de dedos dentro,

--Uummmmmmmmmmmmmm, si, si, sigue así por favor !!

--Eres una zorrita cachonda y te voy a romper perra!!!. ¿ quieres morbo ?. Espera y lo tendrás. Deshice nuestro abrazo y la llevé a la puerta de la entrada abriéndola un poco de manera que pudiéramos verlos a todos. Me puse detrás de ella, me saqué la polla y la metí entre sus piernas restregándola por todo su coño sin metérsela aún, mientras con la mano la masturbaba sin piedad. Metí mis dedos en su coño sin parar, follándola con ellos, un dedos, dos dedos,

--Abre las piernas puta, ábrelas, mira a tu novio y dime si el sabe follarte así

...tres dedos hasta el fondo de su coño,

--agggghhhhhhh, no, no sabe, nunca me ha puesto tan cachonda como ahora mismo, diosss, me muero, sigue más, mételos más dentro, mássssss!!!

Una de mis manos la apretaba las tetas que ella misma anteriormente se había sacado del bikini, mientras mis dedos no paraban de entrar en su coño, sus líquidos corrían por sus muslos,

--ahhhh, me corro Javi, dios, me corro, me corro !!!

La puse la mano en la boca para minimizar sus gemidos que empezaban a subir ostensiblemente de volumen,

--ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, diosssss, me muero, yaaaa, yaaaaaaa!!!!!

--shhhh, calla no chilles !!

Su cuerpo tembló como una hoja con espasmos violentos, sintiendo en mis dedos como su coño se abría, se cerraba, y se vaciaba entero.

Saqué mis dedos de ese sexo encharcado, y pegándola a la pared, de espaldas a mi, pasé mi brazo por su cintura para sacar su culo hacia atrás. Me agarré la polla con la mano llevándola a su coño donde con solo hacer el movimiento de empujar entró totalmente como un cuchillo en mantequilla ,

--ummmm, si, fóllame , fóllame ya, quiero sentirte !!

--claro que te voy a follar, joder me tienes cardiaco, te voy a reventar el coño y te voy a llenar de leche !!

La agarré de las caderas empujando mi cintura una y otra vez. Mi polla entraba y salía sin parar, los dos sudando, jadeando,

--más, más, sigue, sigue así, másssssssss

--toma polla zorra!!; dios como me pones, quiero follarte, reventarte !!!

Dejé mi polla en el fondo de su coño, apretada todo lo que podía, moviéndome en círculos detrás de ella, casi podía sentir su matriz en mi capullo, estaba a punto de correrme

--estoy a punto de correrme, joderrrrrrrrrrrrrrr

--y yo, y yo..dame más polla cabronazooooo, ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!, dame más, dame más fuerte!!!!, ahhhhhhhhhhhh !!!!!, dios me corro otra vez . Chilló tapándose ella misma la boca, mordiendo su mano para ahogar sus gritos, casi clavando las uñas en el quicio de la puerta ....siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!, yaaaaaaaaaaaa!!!!

--joderrrrrrrrrrrrr, me viene, me viene....

Saqué el rabo de su coño, la di la vuelta y la empujé hacia abajo . Sara sabiendo lo que quería se echó para atrás el pelo, y cogiendo mi polla con su mano abrió su boca mientras me masturbaba. Se la metió en ella sintiendo como su lengua rodeaba mi capullo,

--diosss, me matas, me matas , medio chillaba yo, agarrando su cabeza para que mi rabo no saliera de esa delicia que era su boca caliente.

--Javiiiiii, Sara, donde estáis ???, oimos gritar fuera a Mayte su madre.

--Javi, no séas cabrón y tengas tanto morro que quedan muchas chuletas para la barbacoa !!!, gritó también Juan, mi cuñado.

Instintivamente miramos los dos hacia fuera, viendo a James como se dirigía hacia la casa. Sara intentó sacar mi polla de su boca,

--Ummmmmmmmm, ni se te ocurra zorra !!!, estoy a punto de correrme !!!!, la dije agarrándola fuerte del pelo y clavando más mi rabo en su garganta, follando esa boca de vicio. Estaba en ese punto de no retorno, toda la sangre en la polla y nada en el cerebro. James estaba a 20 metros de la puerta, pero era imposible sacar la polla de su boca. La agarré más fuerte, sus ojos iban y venían a su novio y a mi. Me vió tensarme, apretar su cabeza,

--diooooosssssssssssssss, yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa !!!!

Reventé como un animal corriéndome a chorros en su boca, el placer y la adrenalina del momento estallaron, ella se sacó la polla un poco y dos lefazos se estrellaron en su cara mientra miraba hacia fuera. Su novio a 10 metros. Sus ojos implorando que la soltara. 5 metros. La solté y con los ojos llorosos, con la cara llena de leche se metió a mil por hora en el cuarto de baño que había al lado. Yo me guardé la polla en el bañador intentando disimularla un poco, aunque poco a poco iba perdiendo tensión, cogí el móvil llevándomelo a la oreja, y haciendo como que hablaba,

--Venga Pablo, termínalo así y lo envías, y por favor, no me molestes más con estas cosas, resolvedlas vosotros. A ver si es posible que tenga unos días de vacaciones tranquilos , ponme en copia del correo y hablamos a mi vuelta.

Hola James, a Sara la he visto entrar al baño hace un rato, yo voy a echar una mano a Juan que me va a matar.

Aviso Legal Chicas Amateur

Aviso legal: Abandona esta web si eres menor de edad : Web de contenido adulto (siguiendo la normativa especificada en la ICRA) © 2008 Spain.
No nos hacemos responsables del material del sitio, son fotos y videos que nos mandan los usuarios, si alguien se siente ofendido o reconoce como propio el material y desea que no se publique, por favor lo notifique y enseguida será borrado.