lunes, 27 de mayo de 2013

Diana estudiante modelo

Diana es una estudiante de universidad con un cuerpo sensacional, y que dan ganas de follarla duro toda la noche. Dice que es virgen, habrá que ver si es cierto!
Aquí 16 fotos de esta rubia de 18 años hermosa, una estudiante modelo!
En Chicas-Amateur.com.es puedes disfrutar de esta galería de fotos porno gratis, simplemente haz click en la pic elejida y se abrirá en ésta misma ventana! Porno Amateur Gratis!!!

Diana estudiante modelo









Me llamo Diana tengo veinte años por fin me independice y me fui a vivir a un piso de estudiantes. No aguantaba más vivir en casa de mis padres. La relación con ellos era buena, pero la que tenía con mi hermano mayor, Miguel, dejaba mucho que desear. Antes nos llevábamos bien, pero todo cambió cuando sorprendí a mi hermano besándose con una chica, cuando él tenía novia. No lo dude, y se lo conté a ella. La relación se rompió, cosa que molesto mucho a Miguel, ya que su posible futuro con la hija de uno de los hombres más ricos de la ciudad se había esfumado. Nunca me perdonó eso, y desde ese momento, siempre que nos veíamos acabábamos discutiendo. Pero eso ocurrió hace ya dos años, y ahora vivo felizmente con mi novio Pablo en un piso bastante modesto. Tengo veinte años, pelo largo y castaño, con unos pechos que no resultaban indiferentes para los hombres, y un trasero bien formado. Por otro lado está Pablo, dos años mayor que yo. Un chico bastante normalito, pero educado y amable. nos conocimos el año pasado, y a los pocos meses ya estábamos buscando un piso donde vivir juntos. Él está acabando ya sus estudios universitarios como contable, mientras que yo estudia medicina. Ambos teníamos una vida alegre y sencilla, con una relación basada en la sinceridad y en la confianza. Pero un día, todo cambió. Era por la mañana y estaba estudiando para los exámenes finales. Pablo no llegaría hasta la noche, ya que se fue temprano a la facultad para preparar una exposición que realizaría por la tarde. Estaba concentrada estudiando cuando de repente llamaron al timbre, extrañada, fui a ver quién era. - ¿Diga? – pregunte - Hola Diana, soy Luis. ¿Puedo pasar un momento? Luis era un amigo de mi novio. A mi particularmente no me caía bien. Cuando estaba con Pablo, parecía una persona agradable y amable, pero cuando Pablo no estaba presente, se comportaba de una manera totalmente distinta. nunca entendi esto. - Ahora mismo Pablo no está en casa, está en la facultad. – le dije. - Ya lo sé, pero no es con él con quién quiero hablar, sino contigo. No me hacía demasiada gracia dejar pasar a Luis no estando Pablo, y más aun estando sola, por lo que intente poner alguna excusa. - Pero es que ahora mismo estoy muy ocupada estudiando para los exámenes. ¿No puede ser en otro momento? - Es importante Diana. Por favor, déjame pasar. – insistía Luis. Contrariada, para no ser maleducada, me vi en la obligación de abrirle la puerta y dejarle pasar. Ambos entramos al salón, y le pregunte qué quería. Él se sentó en el sofá, aunque yo seguía de pie. - Diana, será mejor que te sientes. Lo que quiero contarte no es fácil, y me ha costado mucho decidirme si contártelo o no. todo esto me parecía bastante raro, pero estaba intrigada sobre que quería decirme. Decidi hacerle caso y me sente en el sofá a una distancia prudencial de él. Luis comenzó a hablar. - Bueno Diana, tú sabes que yo tengo una muy buena relación con Pablo, ¿verdad? Nos conocimos al empezar la carrera, y llevamos ya unos años siendo buenos amigos. Es por eso por lo que me ha costado mucho venir hasta aquí y contarte lo que he estado viendo últimamente. Me siento como si le estuviera traicionando por hacer esto, pero creo que deberías saberlo. - ¿De qué hablas? – le pregunte extrañada. - Pues verás, resulta que el otro día me despedí de él en la facultad, pero me olvidé algo y tuve que volver pasados unos minutos. Pasé por el parking y… vi a Pablo besándose con otra chica. – me dijo Luis en un tono serio. - ¿Cómo? – pregunte con una media sonrisa. No me estaba creyendo nada de lo que me contaba Luis, y me lo estaba tomando en broma. – Luis, no tengo tiempo para bromas ahora, de verdad. - Diana, te estoy hablando totalmente en serio. Al principio pensé que se trataba de un error, y de que no podía ser él. Me alejé de allí bastante extrañado, y en los días siguientes Pablo se comportaba como siempre, por lo que cada vez estaba más convencido de que no era él a quien había visto en el parking. Sin embargo, seguía teniendo una mínima duda, y decidí seguirlo. La cosa es que… no estaba equivocado. Le volví a ver con la misma chica. Yo seguía sin creerme todo aquello, iba a replicar cuando de repente Luis sacó el móvil y me enseñó tres fotos. En ellas, se veía a Pablo muy cerca de una chica morena y bastante guapa. En una de las fotos, de hecho, se estaban besando. Me pareció que se me caía el mundo encima. No había duda de que era él. Al principio pensaba que todo era una broma de mal gusto de Luis, ya que le creía capaz de eso por cómo se comportaba a veces. Pero ahora todo parecía verdad. No pude evitar ponerme a llorar, al principio con . No podía creer que me hubiese engañado. No él, que siempre se portaba tan bien conmigo, y la verdad al principio con incredulidad pero al ver las evidencias me sumi en un mar de lagrimas… parecía ser un buen hombre. Luis, con mucho cuidado, se acercó a mi y me pasó el brazo por encima. estuve a punto de decirle algo, pero en ese momento ni siquiera tenía fuerzas para eso. - Yo tampoco puedo creerme lo que te ha hecho, Diana. Parecían una buena pareja. De verdad que lo siento mucho., hay que ser bastante tonto para engañar a una chica tan guapa como tú. En ese momento, estaba bastante triste y enfadada a la vez con Pablo, y las palabras de Luis me parecieron algo reconfortantes, me tomo de las manos, me miro al rostro y de repente, sin previo aviso, Luis se acercó aún más y me plantó un beso. Me quede sorprendida con los ojos abiertos, y me apartó de él. - ¿Pero qué haces, Luis? - Lo siento Diana, no he podido contenerme. Siempre me has parecido una chica maravillosa, y he sentido envidia de Pablo por tenerte como novia y la verdad me volvia loco cuando a veces contaba cosas íntimas. Todavía estaba en shock. Me estaban pasando muchas cosas al mismo tiempo, y no sabía ni cómo reaccionar. Todo me parecía muy extraño. Luis me acarició la cara, quitándome alguna lágrima que todavía tenía en la mejilla, y volvió a besarme. Esta vez, no pude evitarlo, y me deje llevar, fue un beso tierno, el al notar que recibia su beso pueso lo hizo con mayor ímpetu, poco a poco la sensación tierna que se sentía paso a ser mas apasionada y ya estaba abriendo la boca, y dando paso a la lengua experta del amigo de mi novio. Estuvimos así unos segundos, hasta que me di cuenta de lo que estaba haciendo, y me apartó de él levantándome del sofá. - Mira Luis, será mejor que te vayas. Haré como que esto último no ha pasado, y tú deberías hacer lo mismo. Esto no puede… - ¿Qué no puede ser, quieres decir?- me interrumpió Luis, levantándose también del sofá, y acercándose a mi.- Porque esto es lo que ha hecho tu maravilloso novio con otra chica, y a saber cuántas veces se la habrá tirado ya. Ahora lo entendía todo. Luis había llegado a mi piso haciéndome creer que se sentía mal por traicionar a su amigo, cuando en realidad quería aprovecharse de lo sucedido. Aun así, estaba muy enfadada con Pablo, y sabía que Luis tenía razón en sus palabras. No sabía qué hacer. La verdad es que me parecía atractivo físicamente, aunque siempre me había caído mal. Luis notó que sus palabras habían tenido efecto en mí, y me volvió a besar por tercera vez. Esta vez nos comimos la boca durante bastantes segundos,pasó a besarme el cuello, sentía que algo reocrria mi cuerpo, el nerviosismo del rato anterior paso a ser excitante, era prohibido, esta mal, pero estaba muy enfadada con Pablo, y recordando las palabras de Luis “cuantas veces se la habrá tirado” pues quería venganza asi que me deje llevar y tome de la cintura a Luis dejando sus manos hacer lo que quisieran y en solo unos segundos paso a acariciar mi trasero y mis nalgas, solo me deje hacer, parece que el noto que no pondría resistencia asi que acto seguido me quitó la camiseta, quedando a la vista mis grandes pechos en un sujetador blanco. Me desabrochó el sujetador con maestría, y empezó a comerme las tetas. Estaba suspirando de placer. Todo estaba ocurriendo muy rápido. Todavía no me creía lo que estaba pasando. Hace apenas unos minutos que me había enterado de que mi novio me había puesto los cuernos, y ahora me estaba entregando a su amigo. Yo que me consideraba a mí misma reservada y tímida, y que solo había tenido relaciones con mi novio, ahora me estaba dejando hacer por un chico al que siempre había detestado. Luis también se quitó la camiseta, y me cogió con los brazos, poniéndome boca arriba sobre el sofá. Me quitó los pantaloncitos cortos y las bragas, y empezó a comerme la vagina. Empeze a gemir. -¡Ahh, ahh, asiií, ahhh, ahhh, asiií, ahhh, ahhh! -¡Aaaaaahhh! ¡aaaaaahhh! ¡siiiiiiiiií! ¡siiiiiiiií! ¡aaaaaaaaaahhhh! ¡asiiiiiiií! Pocas veces Pablo me había hecho sexo oral, y no tenía ni punto de comparación a como lo hacía Luis. Me estaba muriendo de placer, sentía como jugueteaba con mi clítoris, sorbia los fluidos que salían de mi, con su lengua y boca recorrían tanto mis labios externos como internos, me tomaba ambos senos con sus manos y los tenia a voluntad en todo su volumen, mis pezones estaban muyduritos…. Mi clítoris, mi botoncito se puso muy duro y el lo chupaba y jugaba con su lengua ahhhhhhh, mmmmmmmmm aaaaahhhhh!!! Me retorcia de placer ahhhhhh mmmmm ahhhhhhhhhhhhh y tuve el primer orgasmo, corriéndome sobre la boca experta de él, podía verlo allí de pie, solo con los pantalones, con su boca y labios húmedos con mis flujos, la situación era excitante, solo quería dejarme hacer, que me tome como el quiera, ya no me importaba nada y solo quería disfrutar. Luis se quitó la ropa que le faltaba, y se disponía a penetrarme en la posición del misionero,yo estaba con la vagina hacia el y completamente lubricada, lo vi allí de pie ahora desnudo y con su pene en la mano, me restregó el pene sobre la vagina sin llegar a meterla, para mi desesperación. La necesitaba dentro ya. Luis estaba disfrutando mucho de la situación: siempre había deseado follarse a la novia de su amigo, y ahora me tenía a su merced, notaba que disfrutaba como me ponía cuando rozaba con la cabeza de su miembro mi entrada muy mojada, estaba a mil, mi mente estaba en blanco ya, no exisitia Pablo, no había nada mas, solo quería ser poseída por ese chico que ya me había hecho llegar solo con su lengua De repente, me la metió hasta el fondo. Pegue un grito de placer que se oyó por todo el piso. - Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah! Empezó un mete-saca lento, pero muy profundo, y fue aumentando el ritmo mientras me comía la boca. Estuvimos así varios minutos, hasta que Luis me cogió y me llevó en brazos hasta el dormitorio. Quería hacermelo en la cama donde dormía con mi novio. Todo aquello me estaba dando un morbo increíble. Esta vez fui yo quien puso a Luis boca arriba, encima de la cama, y empece a darle pequeños besitos a su pene. me consideraba buena haciendo sexo oral, ya que siempre hacía estallar a Pablo de placer. Empecé lamiéndosela, hasta que me la metí en la boca. Durante algunos minutos, solo se escuchaba en la habitación como le succionaba el pene. Luis estaba impresionado. Me dijo que nunca se la habían chupado tan bien. Vi que si seguía así, no tardaría en correrse, así que pare y me subió encima de él, dispuesta a cabalgarlo. Me colocó encima de él, me introduje su pene en la vagina y me deje caer ahhhhhh ahhhh ahhhhhhhh mmmm . Tuvimos un ritmo rápido, mientras Luis me comía las tetas. Ambos estábamos muy calientes, y no tardaríamos en corrernos. Espere el momento adecuado, y acelere la cabalgada. Ambos gemimos de placer ahh ahhhh ahhhhh ahhhhhhhh ahhhhhhhhhh, y Luis se vino dentro de mí. Quedamos rendidos, yo encima de él. En cuanto pasaron unos minutos, volvimos a darle, y Luis no se fue hasta bien entrada la tarde… Luego de que se fue Luis me puse a llorar recordando que Pablo me era infiel desde hace mucho tiempo y yo acababa de hacer lo mismo con un tipo que me caía mal, decidí que lo mejor era terminar nuestra relación a pesar que lo amaba. Antes de irme le dije una nota. “Lo sé todo. No te molestes en llamarme. Lo nuestro ha terminado” Llegue a casa de mis padres y les pedí que me dejaran quedarme y aceptaron gustosos y les dio mucha alegría que volviera con ellos. Al subir a mi habitación escuche a mi hermano Miguel hablando telefono con alguien así que me acerque a oír. - ¿Lo has conseguido? – preguntó mi hermano - Por supuesto. - Perfecto, mañana lo acordado. –Le respondió Miguel.- Eres bueno en esto, ya te avisare para cualquier cosa. Acto seguido, Miguel colgó. No pude evitar irme a mi habitación llorando, ya sabía toda la verdad mi novio no me engaño todo fue una trampa. Pero yo si le había sido infiel con el que el pensaba que era su mejor amigo, no se que hacer estoy muy desesperada, yo lo amo pero no sé si Pablo me perdone no haber confiado en él y peor aún haberme acostado con su amigo en nuestra propia cama.
Chicos Hot Chicos Hot Fotos de Famosas

0 comentarios:

Publicar un comentario

Aviso Legal Chicas Amateur

Aviso legal: Abandona esta web si eres menor de edad : Web de contenido adulto (siguiendo la normativa especificada en la ICRA) © 2008 Spain.
No nos hacemos responsables del material del sitio, son fotos y videos que nos mandan los usuarios, si alguien se siente ofendido o reconoce como propio el material y desea que no se publique, por favor lo notifique y enseguida será borrado.