jueves, 13 de diciembre de 2018

Sexo en trío con primas lesbianas cubanas (Video Porno)

primas lesbianas cubanas

Una rica tortilla en el carro, Sexo en trío con primas lesbianas cubanas con un relato de otra vez en la que estos primos cubanos tuvieron sexo amateur gratis y familiar.
Porno de 24 minutos de duración con dos cubanas gordibuenas y muy putas que pese a ser primas, experimentan el lesbianismo adentro de un automóvil borrachas.
En Chicas Amateur puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amater Gratis!!!


Video Porno Amateur : Sexo entre hermanos en Navidad


Relato Erótico: Sexo en trío con primas lesbianas cubanas

Hola que tal amigos, les voy a platicar algo que me conto un amigo muy cercano a mí, en las vacaciones de navidad del año pasado, comenzaré por presentar a mi amigo el cual llamaré Oscar, bien el es un tipo moreno claro, mide 1.75, delgado, pelo quebrado algo no muy bien parecido pero es muy amistoso, eso lo se por comentarios entre las mismas chicas.

Todo sucedió en las vacaciones de navidad cuando decidió ir a otra ciudad de Cuba con sus primas las cuales lo invitaron a ir de campamento a una reserva ecológica fuera de la ciudad, comentaré lo que me platico.

Cuando llegue a la casa de mis primas ya estaban esperándome, Karla y Carolina, Karla es bajita, medio rellenita, gordibuena blanca con unas tetas de tamaño considerable, un culito paradito que a mas de uno se le antojaría, Carolina es un poco más alta, delgada, de pechos pequeños y un trasero paradito, las dos son muy buena onda, después subimos las cosas al coche y partimos a la reserva, en el camino comentamos lo bueno que era vernos después de varios años, y cosas de la escuela, de nuestra vida, de nuestras familias y recordando las aventuras que pasamos cuando niños, en fin llegamos como en media hora y accedimos al lugar y bajamos todas las cosas para instalarnos bajamos dos casas de campaña una para ellas y una para mí, instalamos cada una de las casas y acomodamos la comida, se fueron a cambiar y regresaron como en unos 10 min, Karla llevaba una blusa blanca escotada y un short de mezclilla muy cortito, Carolina se puso una blusita de color rosa y un pescador blanco, se veían las dos hermosísimas.

Oscar: Orales que bien se ven pues de que se trata, quieren conquistar a los chavos o que???

Solo se rieron y dijeron que se ponían cómodas y que querían pasársela súper bien.

Karla: y tu que onda te vas a quedar así o te vas a cambiar?

Oscar: no pues me quedo así porque al rato va hacer frio, jeje!!

Carolina: no manches primo si es bien temprano además vamos a ir al rio y ni modo que vayas así, anda cámbiate, es mas metete en la casa y cámbiate para que no tardes.

Decidí hacerles caso y me cambie, cuando me quite el pantalón note que tenia el pene parado tan solo de imaginarme a mis primas desnudas, Salí de la casa de campaña y emprendimos el camino hacia el rio, ya estando ahí nos deleitamos con lo hermoso del paisaje, se empezaron a mojar y a salpicar con el agua y pude notar que ninguna de las dos llevaba sostén, se le marcaban los pezones a las dos y se dieron cuenta, empezaron a bromear entre ellas y hacían comentarios de lo que podría pasar en la noche entre ellas, yo por mi lado estaba también un poco empapado de las salpicadas y decidimos regresar al campamento en el camino nos encontramos con varios chavos entre ellos una chica buenísima con solo un mini short y un sostén de traje de baño.

Karla: primo que tal te pareció esa niña??

Oscar: no pues está muy buena y yo que voy a dormir solito jajaja!!

Karla: pues entonces hechale ganas jaja

Llegamos al campamento y empezamos a preparar de comer y a tomar cervezas luego de dos horas conversando y tomando cervezas y comiendo botanas ya me sentía un poco mareado supuse que ellas un poco más por ser mujeres, se paro carolina para ir al baño y note como se tambaleaba por lo mareada, le dije a Karla que la acompañara para que no pasara nada, entonces le dijo

Karla: mejor has por aquí al cabo que nadie está por aquí y ni se ve nada.

Carolina: ok de todos modos ya habrás visto mucho de esto no primo

Se alejaron unos metros de donde estábamos y se bajó su pescador no se podía ver mucho pero se notaba su figura, empecé a fantasear con ella pero no dejaban de ser mis primas y decidí borrar eso de mi mente, ya cuando regresaron empezamos a hablar de temas relacionados con el sexo Y pude notar como se les endurecían los pezones, eso me éxito mucho

Oscar: a mí lo que me excita mucho es cuando se mojan y siento sus fluidos

Carolina: ora Karla tú que te mojas un buen jajaja

Karla: cállate si tu eres igual jeje, y que mas te gusta de las mujeres, hay primo ps que les das?? Que se mojan tanto jajaja

Oscar: nada prima yo no hago nada jajaja!!

Karla: y que paso con tu ex?? Ya no la buscaste??

Oscar: no ya no ella es la que me busca pero no hago caso

Carolina: ya vez y dices que no les haces nada

Oscar: no pues solo hay que hacer buenas cosas jeje!!

El clima empezó a refrescar pues por ser invierno se sentía frio, decidimos ir a dormir y cada quien se fue a su casa de campaña, ya acostados y a punto de dormir se empezaron a oír risas y murmullos.

Karla: primo como estas??? Tienes frio??(se escucho desde su casa de campaña)

Oscar: si primas hace frio y ustedes??? De seguro no verdad, ustedes si pueden quitárselo jeje (conteste)

Carolina: ps vente para aca y te lo quitamos jajaja

Oscar: hay si como no, se aguitan

Karla: no, enserio vente para aca

Tome las cobijas y me las lleve a la casa de campaña de mis primas, total que podría pasar, nada, aunque mi mente fantaseaba demasiado con estar cogiéndome ese par de culitos.

Oscar: si hace frio eh, bueno pues donde me acomodo?

Carolina: en la orilla no querrás estar entre las dos verdad?? No vayas a encajarnos a las dos jajaja

Oscar: no como cres jeje

Me acomode a un lado de Karla pero de espaldas para que no pasara nada, aunque podía sentir ese culito paradito en mis nalgas.

Oscar: hay prima pues que comes??

Karla: oh ya vez, que como las vez???

Oscar: no pues están muy bien, quien fuera tu novio para tener esas grandes nalgas

Carolina: ya cállense y dejen dormir, no empiecen con sus cosas

Oscar: huy prima que enojona pues si tu también estas buena

Karla: bueno a dormir pues

Pasaron como 10 minutos y no podía dormir, tan solo en pensar que mi prima estaba aun lado, con ese shorsito, excitada y lista para que se la metiera, pero no podía arruinar el momento, podían ser alucinaciones mias, estaba dispuesto a dormir cuando empezó a moverse, juntando cada vez mas su culito hacia mí, decidí voltearme hacia ella haciendo me el dormido como si lo hiciera inconscientemente y quedamos justo como quería, ella lo noto y empezó a restregar sus nalgas hacia mi pene que ya estaba bastante parado, estoy seguro que lo noto.

La abrase y me pegue a ella lo mas que pude, empecé un leve movimiento para que pudiera sentir toda mi verga en medio de sus nalgas, luego le acaricie sus pechos por encima de la blusa, ninguno de los dos decía nada, solo nos dejamos llevar por el deseo, empecé a jugar con sus pezones, no lo podía creer, estaba con mi prima a punto de cogérmela y su hermana a un lado de nosotros, no se si dormida o no pero no me importo, me chupe mi dedo índice y metí mi mano debajo de la blusa para acariciar su pezón, era algo sumamente placentero, sentir sus tetas suaves.

Estaba seguro que ella deseaba tanto o más que yo que le metiera mi miembro hasta el fondo, estaba acariciando sus pechos con mi mano izquierda, decidí dar el siguiente paso, saque mi mano debajo de su blusa y me dirigí directamente bajo esa pequeña prenda, al sentir con mis dedos lo mojada que estaba casi eyaculo de la excitación, no podía más, empecé a jugar con si clítoris ese botoncita tan hinchado por la excitación y ella se retorcía de placer, me lleve un dedo a la boca y probé ese manjar, sabia tan rico que quería lanzarme a mamarle su rica panochita pero no podía, al menos no ahí, continúe con mi trabajo y de un solo empujón le metí un dedo ella soltó un leve gemido, me quede helado pensando que podía despertar Carolina pero no fue así, empecé a meter y sacar mi dedo de su conchita que estaba súper mojada y dilatada para ese entonces, le baje el short y sobaba mi cuerpo contra el suyo, el ambiente estaba impregnado de su aroma tan exquisito.

Me baje mi prenda y quede al fin piel a piel con ella, me sentí con honor al poder tener esa gran oportunidad.

Si decir palabras, es como si nos comunicáramos con el pensamiento y se acomodó para que se la metiera, tome mi pene y lo apunte a la entrada de su conchita, el primer contacto que tuve me dejo un escalofrió que me recorrió todo el cuerpo, fui empujando poco a poco y sentía como sus paredes cubrían mi verga erecta, ya cuando la tuvo toda adentro ella misma comenzó a moverse, estaba perdida por la excitación de estar unidos como uno solo, quería frotar nuestros cuerpos y me pegue a ella, estábamos tan excitados y ya no nos importaba si Carolina se despertaba o no, lo que queríamos era apagar ese fuego que nos embargaba.

Estuvimos así un rato, se me hacía casi imposible no gemir del placer que estaba sintiendo, creo que ella sentía lo mismo pues solo se oía la respiración entrecortada, ella fue la primera en romper el silencio.

Karla: me anda del baño.

Oscar: no, espera un poco

No quería que terminara ese gran momento y sentía que ya no podríamos continuar, e incluso pensé que se había arrepentido y ponía eso de pretexto

Karla: anda acompáñame que ya me anda

Con ese tono de voz comprendí que lo que quería en realidad era salir de ahí e irnos a otro lugar

Oscar: ok vamos yo te acompaño para que no te pase nada

Salimos de la casa de campaña y nos dirigimos a los baños, entramos en el de mujeres y nos fuimos al último, ahí nos empezamos a besar de los mas rico, nuestras bocas se juntaron y las lenguas se entrelazaban, me abarra con sus manitas la verga y la subía y bajaba mientras yo le acariciaba las nalgas, estábamos poseídos por la excitación, la separe un poco y le quite la blusa, al fin podía ver esos pechos tan enorme que me ofrecía para mi solito, los empecé a mamar, primero muy tierno, luego apasionadamente y los sobaba como si la vida se me fuera en ello.

No podía desperdiciar esa oportunidad que tal vez no volvería a suceder, enseguida me agache, le alce una pierna para que las pusiera en la taza del baño, así me ofreció su conchita con poco bello, esta deliciosa, le estaba dando una mamada de campeonato, lo sabía porque a pesar de que no hacia ruidos altos, jadeaba y me agarraba la cabeza con fuerza para que no parara, yo por mi parte estaba disfrutando de ese momento, no pude mas y me detuve.

Oscar: agáchate para metértela, quieres??

Karla: si primo me encanta como me metes tu verga, esta riquísima

Antes que pudiera decir otra cosa se agacho, tomo con una mano mi verga y se la introdujo en la boca, esa sensación fue indescriptible, su boca tan suave me hacía sentirme como en la luna, me sobaba los huevos mientras con la otra me hacia una chaqueta.

Estaba a punto de venirme cuando la retire.

Oscar: anda ven que quiero meterte la verga hasta el fondo

Karla: ok primo hazme tuya

La recargue en la taza y se la metí de un solo golpe, seguía con el movimiento, me olvide de donde estábamos y empecé a gemir, era de los más placentero sentir como su vagina envolvía todo el tronco de mi verga, que estaba a punto de estallar.

Oscar: te gusta cómo te cojo prima??? Quieres mi verga hasta el fondo??

Karla: si primo cógeme que soy toda tuya, soy tu puta, hazme gozar, cógeme, cógeme!!

Oscar así prima?? Así te gusta?? Mientras le daba más rápido, los dos a punto de venirnos y estallar en un gran orgasmo.

Karla: ahhh. Ahh que rico primo si, asi, asi!!!!

Oscar: oh si, asi nena, asi prima, oh que rico!!

Estallamos los dos al mismo tiempo mientras sacaba mi pene aun erecto de la panochita de mi prima

Lo tomo y me lo mamo hasta dejarlo limpio, lo disfrutaba tanto, el sentir esos labios suaves recorriendo mi tronco enseguida nos vestimos, salio primero para ver si no había nadie afuera, enseguida Sali yo y juntos caminamos hacia la casa de campaña.

Cuando llegamos Carolina estaba aun dormida, entramos y nos acostamos, la abrase como si fueramos novios y descanzamos después de una rica cogida, al otro dia al amanecer desperté y solo estaba Karla, me asome y Carolina estaba fuera preparando el desayuno, desperté a Karla con una rica mamada en su panochita pues le había recorrido el short ella me tomo de la cabeza y la undio lo mas que pudo, yo no podía respirar pero ese olor inpregnante me fascinaba, solo duramos un par de minutos pues podía llegar Carolina.

Karla: vamos a salir que nos pueden cachar

Oscar: que tiene, si quiere a ella también le doy, mira como me tienes

Le tome la mano y sintió la dureza de mi miembro

Karla: Primo pues por eso te siguen todas las mujeres, eres todo un semental y sabes como hacer gozas a las mujeres

Oscar: hay prima pues de eso se trata de que gocen también de un buen sexo

En eso llego Carolina y nos invito al desayunar

En el transcurso del dia le agarraba las nalgas o ella me tocaba el pene, de repente nos dábamos un beso mientras teníamos oportunidad, la gente nos veía pero seguro que pensaban éramos novios jajaja

Karla: es lo bueno de tener un primo como tu, puedes entrar a mi ksa y mis padres no sospecharía que cogemos de lo mas rico

Oscar: si verdad? Hay que gozar de estas visitas jajaja, pero y Carolina??

Karla: ella se sale con sus amigas, anda en sus asuntos no hay problema con ella

Oscar: bueno pues por mi encantado de cogerte cuantas veces quieras, me encanta que seas asi de caliente, yo soy igual jajaja

Y asi empezaron una relación donde nadie sospecha que cogen de los mas rico, solo de contarme e imaginarme me excito, espero les guste este relato
Chicos Hot Chicos Hot Fotos de Famosas

sábado, 8 de diciembre de 2018

Sexo entre hermanos en Navidad (Video Porno)

Sexo entre hermanos en Navidad (Video Porno)

Sexo entre hermanos en Navidad con un relato erótico de incesto made in Argentina absolutamente espectacular y excitante. Felices fiestas!
En Chicas Amateur puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amater Gratis!!!


Video Porno Amateur : Sexo entre hermanos en Navidad


Relato Erótico: Sexo entre hermanos en Navidad

Tras un largo día lleno de placer, llegó el día navideño.
Florencia se despertó a la mañana, y leyó la lista que le dejó escrita su madre en un papel con las cosas que había que comprar para la noche.
Se vistió y salió para el supermercado. Compró todas las cosas que mamá le había dejado dicho, y regresó a casa un rato después del mediodía.
Dejó las compras en la mesa, y notándose ya un poco transpirada por el calor, se desvistió, quedándose en corpiño y tanga.
Se puso a acomodar las cosas mientras Agustina recién se levantaba. Caminó hasta la cocina en bombacha y en tetas, encontrándose con su hermana, aún pasándose la mano por la cara para despertarse bien. Fue hasta ella y la saludó con un beso en el cachete.
-Hola hermanita.
-Buen día Agus… ¿todo bien?
-Sí… ¿saliste a comprar?
-Sí. Mamá dejó una lista con las cosas para ésta noche…
-Ahh.. me hubieras despertado..así íbamos juntas.
-Nah, seguro llegaste tarde.. mejor que hayas dormido.
-Sí… bueno, de eso quería contarte.
-¿Qué pasó?… ¿Lo hicieron?
-¿Eh?
-…Si cogiste con tu novio, boluda…
-Ahhh..jaja.. no!
-¿Y entonces?
Agustina agarró de la mano a su hermana y se la hizo poner sobre sus tetas.
-Tocalas.. no sentís algo raro?
Florencia, sorprendida, empezó a pasarle su manito por las tetas a Agustina, notando la típica sensación de cuando se tocaba la cola y tenía leche ya pegoteada de su hermano.
Inmediatamente la menor se dio cuenta.
-Hija de puta! Te acabó en las tetas!… ¿¿¡¿Lo dejaste?!??
-Si me re calentó boluda… lo dejé y me echó la lechita en las tetas.
-…Y estuvo bueno???
-Siiii. Me encantó. Creo que nunca te conté que jamás me habían acabado en las tetas.
-..No.. nunca me dijiste…
Florcha retiró la mano de las tetas de su hermana, y siguió acomodando las compras en la mesa.
-Me voy a dar una ducha rápida hermanita, hasta la bombacha tengo sucia.
-Ok.
-Después te ayudo con eso.
Agustina se fue a bañar para sacarse esos restos de semen pegajoso de las tetas, y cambiarse de ropa, porque esa bombachita azul ya la había mojado entera la noche anterior. Se la sacó y la dejó tirada en el rincón del baño, y se duchó.
Tras eso, ya limpita, se puso una tanga limpia y un corpiño, y fue a la cocina a ayudar a su hermana.
Ya avanzaba la tarde, y comenzaron a preparar todo para la noche, porque iban a venir algunos familiares como siempre.
Se colocaron ambas en el mesón de la cocina. Sacaron las patas de cordero, el pollo, las papas, las cebollas…
-Bueno. ¿Quién corta ésto?-Preguntó Agustina señalando el pollo.
-Vos. A mí dejame con las papas.
-También hay que traer la mesa del living acá y acomodar los cubiertos.
-De eso se podría ocupar Martín, ¿no?
-Sí… andá a despertarlo así nos ayuda.
-Ok.
Florcha fue hasta la habitación de su hermano, abrió la cortina y la ventana para que entre luz, y lo miró al chico mientras dormía en su cama, completamente destapado, boca arriba y en calzoncillos, se le notaba la pija un poco parada.
Le tocó el hombro al chico varias veces hasta que se despertó.
-Despertate que nos tenés que ayudar a preparar las cosas para ésta noche.. dale!
-…Bueeno! No grites…
Martín ni siquiera abrió los ojos, tenía mucho sueño.. trató de seguir durmiendo!
Florencia se quedó esperando al lado de la cama, al ver que no reaccionaba… le siguió mirando el pito y se acercó, abrió bien su mano y le agarró bien la pija encima del calzoncillo, y se la apretó.
-Auu!!! ¿Qué hiciste?-Dijo Martín abriendo los ojos.
-Nada tonto! Te agarré el pito a ver si así te despertás!
-Ya entendí… ahí voy. Me apretaste fuerte forra.
-Eso te pasa por no obedecerme!.. Encima ya la tenés parada de nuevo!
-Sí.. bueno.. es normal tenerla así cuando me despierto.
El muchacho la miró y lo primero que vió fue la cola de Florcha mientras ella caminaba para volver a la cocina. Estaba en tanga! Motivo suficiente para que se le ponga como una roca.
Inmediatamente se puso de pie, y caminó bostezando hasta el baño, para cepillarse los dientes. Luego de hacerlo, mientras se secaba la boca con una toalla, miró la bombacha sucia color azul de Agustina tirada allí en el baño.
La juntó y no pudo evitar abrirla como siempre, y notarla con el típico olor a concha caliente de adolescente.
Se tentó a pajearse, pero no lo hizo. Dejó la bombacha olorosa tirada y salió del baño. Fue hasta la cocina, mientras sus hermanas preparaban la comida en el mesón, de espaldas a él, mostrándole ambas la cola entangada y la espalda desnuda excepto por la tira del corpiño. Tremendo!
Florcha estaba con un conjunto blanco, y Agustina, color piel…
Se acercó hasta ellas, y se puso detrás… aún estaba sólo en calzoncillos, y con la pija bien parada debajo de la tela, se apoyó en Agustina, poniéndosela en la cola.
-Ya empezamos… -Dijo la chica.
Florencia miró y vió su hermanito la apoyaba a Agus.
-Basta de jugar querido, tenés que traer y acomodar la mesa, buscar todos los cubiertos en el living, y ponerlos..-Le dijo Flor.
-¿Tanto trabajo me dan a mí? Qué tramposas!-Dijo el muchacho, mientras seguía apoyándosela toda a Agus.
– Si no querés hacerlo, entonces vení a cocinar vos!
-…Mejor hago lo que me dijeron!
-Jajaja.
-Jajajaja.
Martín seguía apretándola toda a Agustina, mientras se bajaba el calzoncillo sólo un poco, lo suficiente para que la pija salte afuera.
Trató de ajustar la posición y apuntarle bien entre las nalgas de su hermana, y se la apoyó en el medio, encima de la tanga.
Agustina seguía en lo suyo, cortando el pollo con un cuchillo grande, mientras su hermanito le apoyaba la pija entre los cachetes de la cola.
-No tuviste suficiente con las cuatro pajas de ayer que ya la tenés paradita de nuevo?
-Sí Agus.. ustedes me ponen así.
Las dos se reían.
-Recién agarré tu bombacha en el baño y la dejaste con un olor muy rico.. te excitaste anoche?
-Sí hermanito…
La conversación estaba calentando a los tres. Agustina ya se estaba humedeciendo mientras notaba el duro miembro de su hermano golpearle la cola.
Mientras continuaba con eso, llevó ambas manos hacia delante para agarrarle las tetas a Agustina, por encima del corpiño, con las manos abiertas y apretándoselas.
La chica dejó el cuchillo y cerró los ojos disfrutando de su hermanito manoseando y apretando sus tetas, poniéndole el pito en la cola, jugando.
Ya la había excitado… Florencia los miraba, dijo:
-Dejen de jugar que tenemos que hacer las cosas.. delen!
Martín soltó las tetas de Agus, y se separó de ella. La chica volvió a abrir los ojos, ya toda excitada. El chico se movió al costado, colocándose detrás de Florcha, y con sus dedos, llevó su pija dura a la enorme cola de su otra hermana.
Se la pasó por los cachetes gordos y luego se la clavó entre las nalgas como siempre.
Florencia suspiró.
Martín llevó las dos manos hacia delante y ahora le agarró las tetas sobre el corpiño a Flor, mientras se movía hacia atrás y adelante empujando con su pija en la cola de su hermana, metiéndole la tanga bien adentro.
Florcha continuaba pelando las papas como podía, mientras su hermanito le hacía de todo. Ella también comenzó a notar el placer, y como su cuerpo se iba calentando más y más.
Martín le manoseaba las tetas y las apretaba, metía las manos adentro del corpiño y le rozaba los pezones rosaditos, ya bien duritos.
Dejó una mano en una teta, y la otra la llevó atrás y le empezó a manosear la cola, le acariciaba un cachete… tan suave y caliente.
A Florencia sentir a su hermanito tocándole las tetas, la cola, y la pija dura haciendo contacto con su cola y su tanga… fue suficiente para que se empiece a mojar.
Aunque se estaba excitando mucho, se hacía la que no quería.
-…Basta.. hermanito.. tengo que cocinar.. en serio…
-Dejate Flor… ¿No te gusta?-Dijo Martín apretándole el pezón bajo el corpiño, y clavándole la pija en el medio de la cola sobre la tanga, hundiéndola.
-…Sí… sí me gusta pendejo… pero ahora estoy cocinando!-Respondió Florcha, ya notando la tanga húmeda por su conchita.
Martín retiró la mano de esa teta, acomodándole el corpiño, y sacó su pija de la cola de su hermana, que seguía pelando las papas, ahora bien caliente y con la cara colorada.
Volvió a ponerse detrás de Agustina. Le hizo lo mismo a ella, agarrándole las tetas y metiéndole el pito entre los cachetes…ella se dejaba, le encantaba… dejó el asunto de cocinar a un lado, mientras se le babeaba toda la concha y se mordía los labios, apoyando las manos en el mesón.
El muchacho le pasaba la pija por toda la cola, hasta que, sin querer, la cabecita se le metió por debajo de la tanga, en el medio de los cachetes.
A la chica le encantó… ya estaba tan caliente que no le dijo nada.
Martín empujó un poco, enterrándosela ahora ya debajo de la tanga..
Él ya estaba muy muy excitado… si se tocaba un poco, inmediatamente acabaría.
Continuó jugando ahí, manoseándole las tetas, cuando de pronto empujó un poco más, y ya el glande chocó contra el agujerito de la cola de su hermana!
-Mmm…¿Te gusta hermanita?
-Dios… pendejo calentón!… Metémela más adentro!
Ella se estremeció al sentir el pito de su hermano rozándole su ano… se estaba derritiendo más abajo en su vagina. Quería sentirla bien en el culo.
Florencia dejó las papas por un momento, y se centró en ver a sus hermanos.. esa frase de Agustina la sorprendió. Miró bien y se fijó como el pito de su hermanito estaba bajo la tanga de Agus.
-¡¿Te la metió?! ¿¿¿¡¿Están cogiendo?!???
-..No!… me la está apoyando en la cola! Pero no me la metas pendejito!
El chico empujó más hacia delante, con la tanga algo corrida, y logró clavarle la cabeza de la pija toda hinchadita, en el medio del culo de Agustina… no podía creerlo. ¿Y si se le metía adentro? Estaría culeándosela! Estaría cogiéndosela por la cola a su hermana mayor.!!
-Mmmmmhhhhh… ahí hermanito…-Dijo Agustina totalmente excitada, sintiendo la pija de su hermano en el agujerito de la cola.
Martín trató de clavársela más, haciendo presión contra la delicada colita de Agustina… verla así de excitada, contra el mesón de la cocina.. fue demasiado, sintió que ya se venía. Inmediatamente la sacó de ahí y se movió hacia atrás, para no acabar… casi!
-¿Qué pasa?-Preguntó Agustina con los ojos cerrados, con la necesidad urgente de tener la pija otra vez rozándole la entrada de su cola.
-…Es que casi acabo hermanita!
-…Metémela de nuevo… dale!
Agustina ya estaba súper caliente… deseaba ser cogida allí mismo, de parada… deseaba que le corran la tanguita al costado y se la metan hasta el fondo de su conchita mojada… pero era su hermano… no podía hacerlo.
Con su hermana mayor rogándole que le meta el pito en la cola, el chico no podía aguantar tanta calentura… respiró hondo, y se acercó a ella de nuevo, agarró la tanga de su hermana con un par de dedos, y la movió levemente, no podía verle el agujero del culo porque tenía los cachetes cerrados y eso lo impedía, pero metió su miembro duro y palpitante otra vez ahí… era increíble lo caliente que sentía esa parte del cuerpo de Agustina.. y ella sentía súper caliente la pija de su hermanito.
Todos estaban transpirando… Florencia ya se dedicaba a mirar… y a ella también le chorreaba la concha…
Mientras Agustina disfrutaba de tener la cabecita gordita e hinchada del pito de su hermano en la cola, sintiendo como le humedecía su agujerito con líquido pre seminal… abrió los ojos y miró a su hermana.. le sonrió, mientras Florcha se estaba acariciando el pubis por encima de la tanga, mirándolos.
Martín ya tenía el instinto animal de acabar con todo y reventarle el culo a su hermosa hermana… otra vez estaba muy cerca de dejar de ser virgen… pero se contenía como podía, empujando, mientras su miembro chocaba contra el orificio de la cola de Agus.. y sus piernas chocaban contra las de su hermana… a ella la estaba matando sentir la pija tocarle ahí.. era tremendo…
-¿Te puedo bajar la tanga Agus? Quiero verte la concha!
-…No!.. eso no pendejo…
El chico salió de ella, porque otra vez sentía que le llegaba el orgasmo.. mientras se calmaba un poco, miró a su otra hermana, y fue el turno de ella.
Volvió a colocarse detrás de Florencia, la agarró de las caderas y le apoyó bien la pija parada en la cola… mientras jugaba pasándosela por la tanga chiquita…
Se movía como si se la estuviese cogiendo así paradita… mientras Florcha suspiraba, notando la tanga empapada y la conchita virgen caliente.
Agustina estaba como una perrita en celo… los miraba mientras se acariciaba una teta por encima del corpiño y se chupaba un dedo.
Martín estaba como loco… se agachó, y metió su cara entre las piernas de Florencia, se acercó hasta la entrepierna, allí debajo de la cola, y le sintió el típico olor a concha excitada…
La chica lo notó.
-¿Qué haces nene?
-Te estaba sintiendo el olor Flor.. ¿estás muy excitada?
-Sí…pero no seas así.. me da vergüenza!
-Es que me encanta tu olor a concha hermanita…
Esto no hizo más que calentar al extremo al chico… ya el corazón le latía a mil…Volvió a ponerse de pie, y le dio una palmada en el cachete de la enorme cola.
-Auuu!!!!
-¿Qué? Si te re gusta…
Le dio otra cachetada en el culo.
-No lo hagas más! –Exclamó Florencia.
-Si te encanta chanchita… ¿estás muy mojada?-Le preguntó Martín al darle otra cachetada en la cola.
-Ahhh!! Sí…
-Si qué?
-Siiii estoy mojadaa!
Tras escucharla así, Martín trató de calmarse porque iba a llenar la casa entera de leche…
Las dos chicas no paraban de chorrear flujos con la situación…
-Pegale vos también Agus! Mirá como le gusta!-Dijo Martín palmeándole la cola a Flor.
Agustina aceptó y le dio una palmada en el otro cachete de la cola de Florcha.
-Mmhhhh aaaahh.-Gemía Florcha, inclinada en el mesón, con las papas delante a medio pelar.
Martín y Agustina continuaron dándole cachetadas uno en cada cachete gordo del culo de Florencia…que se iba poniendo cada vez más colorado y rojizo.
-¿Te gusta Flor?-Le preguntó Agustina, mientras le palmeaba el ojete.
-Aaaaia… bastaa…sí… me gusta.. pero esto está mal!
-Nena mala! Te gusta que te den chachás en la cola!-Dijo Agustina.
Martín no se tocaba la pija… si se la tocaba, o si se la metía otra vez en la cola a alguna de sus hermanas, iba a acabar.. estaba en extremo caliente.. mientras seguía dándole cachetadas en la cola a Florcha, junto con Agustina… ya tenía los cachetes rojos! A cada palmada, se le movía toda la cola… era tremendamente excitante!
Florencia estaba a punto también de llegar al orgasmo.. sin tocarse siquiera… pero ahora con cada cachetada en su cola… era mucho placer.. se sentía tan chancha y sucia que le encantaba. Cada roce de su clítoris en la tela de la tanga era mortal… lo tenía húmedo e hinchadito.
Trató de volver a la realidad, de bajar a tierra tras toda esta locura…
-Basta… basta Agus… basta hermanito… en serio… tenemos que cocinar y preparar todo… y todavía no hicimos nada!
Agustina pareció entenderlo, y dejó de pegarle en la cola…
-..Dentro de un rato va a venir mamá y nos va a matar…-Volvió a decir Florcha.
Martín trató de resistirse, no podía parar. Estaba demasiado caliente, en extremo excitado. La palmeó otra vez, y luego con ambas manos abiertas en los cachetes de la cola, se la manoseó entera.
-Te estás pasando pendejo!!!!
Florencia le quitó las manos de ahí, y el chico al fin se detuvo…
-Me dejaron la cola roja! Me arde un poco…-Dijo Florcha acariciándose la cola, como dándose mimos.
El chico se quedó así… se metió la pija paradísima adentro del calzoncillo, notándose a lo bestia la erección…hizo caso a su hermana, y empezó a acomodar las mesas, los manteles, y los cubiertos…
Qué decir de Agustina… tragó saliva mientras se calmaba… agarró de nuevo el cuchillo para cortar el pollo… estaba con la concha bien calentita y mojada… toda viscosa, con la tanga bien húmeda… y tenía el agujerito rosado del culo lleno de babita de la pija de su hermano.
Florencia se acomodó el pelo un poco… estaba re transpirada y colorada… quedó con la cola toda roja y caliente.. y la chochita babeada e hinchada. Su tanga directamente estaba mojadísima… la tela casi no alcanzaba para absorber tanta excitación que chorreaba de esa concha.
Ambas chicas podían sentir el olor de lo excitadas que estaban… ese característico olor estaba en el ambiente…en el aire de la cocina… ese aroma a concha caliente, excitada y mojada…se miraron entre ellas disimuladamente y se sonreían…
Se quedaron cocinando las dos en el mesón… y se quedaron bien calientes y excitaditas… ambas con la conchita mojada y chorreando, listas para ser cogidas.
Prepararon la comida en ese estado… ya era la media tarde. Dejaron todo listo, encendieron el horno, y esperaron a que llegue mamá y luego los familiares para la cena de nochebuena…
Martín preparó todo y se fue a bañar… abrió directamente el agua fría, bien fría, para refrescarse del intenso calor y de la intensa calentura que se había agarrado con sus hermanitas calentonas…
Las chicas dejaron todo listo y se fueron a su pieza, para ya elegir qué ropa se iban a poner, y eso…
Apenas entraron ambas a su habitación, Agustina la miró a Florencia desde atrás, viéndole la cola toda marcada y colorada.
-¿Te sigue ardiendo?
-¿Qué cosa?-Preguntó Florcha volteándose.
-La cola!
-Ahh… no, ya estoy bien… aunque sigo excitada!
-Yo igual… ¿querés tocarme para ver como tengo la chuchi?
-Dale.. a ver.
Agustina se quedó parada y se abrió un poco de piernas. Su hermana Florcha se acercó, y le metió su manito en la entrepierna.
Con dos dedos, le tocó la concha por encima de la tanga, notándola bien húmeda y suave.
-Tocame vos a mí ahora.-Dijo Florencia.
Florcha retiró su mano de ahí, y ahora fue Agustina quien llevó un par de dedos a la concha de su hermanita menor. Le tocó toda la zona de la vagina y la notó muy muy mojada.
-Te mojaste mucho hermanita!
-Sí…
-Te gusta que te den palmadas en la cola zorrita! Jaja…
-Ya te voy a agarrar!
Agustina colocó ambas manos en las caderas de su hermana, agarró el elástico de la tanguita y se la bajó hasta los muslos… viéndole el pubis pobladito de pelos.
Le pasó la mano por ahí, agarrándole esos pelitos, jugando mientras se miraban…
-Qué ganas de coger que tengo!-Dijo Agustina.
Luego, Florencia se sacó ella misma la tanga por completo, bajándosela por las piernas hasta dejarla tirada en el suelo. Se giró y se tumbó en su cama… algo cansada. Se le ocurrió una idea.
Se arrodilló en la cama, y movió la almohada, hasta ponerla debajo de ella… la acomodó y se sentó encima de la almohada.
-Awww… ¿vas a cogerte la almohada como cuando éramos chicas?
-Sí! Necesito pajearme Agus… y los dedos no me alcanzan hoy!
-Que buena idea! ¿Querés que lo hagamos juntas?
-Dale.. pero cerrá la puerta!
Agustina cerró la puerta de la pieza, y aprovechando que el chico se estaba bañando y mamá aún no llegaba, las hermanas querían sacarse la calentura.
Enseguida ella también se quitó la tanga arrojándola al piso, y se metió en su cama, acomodando su almohada y sentándose encima.
-Hace años que no lo hacemos!
Ambas estaban cada una en sus camas, en corpiño, pero sin tanga, sentadas encima de sus almohadas… y comenzaron a cabalgarlas!
Estaban tan calientes que tenían que masturbarse… se frotaban la concha contra las almohadas, ensuciándolas con sus flujos… rozando los clítoris contra las telas…
Florencia en poco tiempo se estaba viniendo… se movía encima de la almohada bien fuerte como si estuviera cogiendo… y se frotaba la conchita caliente por toda la almohada.
-Ahhhhhh… dios!
Agustina lo hacía más lento, disfrutándolo más…mojando su almohadita… dándose placer, con su clítoris hinchado rozando la tela, era terriblemente satisfactorio…
-Mmmmhhhh ayy ya casi estoy Agus!- Dijo Florcha ya casi en el clímax.
-Yo también hermanita… uhmmm… tengo muchas ganas de que me cojan! dios…¿vamos a coger rápido?
-Siii.. quiero coger rápido!
-Mmmmhhh… vamos a coger rápido Flor…
Aumentaron la velocidad ambas, rozándose y apretando la concha contra la almohada, tensándose y viniéndose ambas en un orgasmo simultaneo…
-Ahhhhhhhhhhhhhhh… siiiiiiiiiiiiii
Se agarraron fuerte de la almohada con las manos, mientras todo su cuerpo se derretía tras el orgasmo… se quedaron quietas, acostándose derrumbadas en la cama.
-Uff… ¿Cómo estuvo?-Le preguntó Agustina.
-…No me quedan ganas ni de hablar.. dios que bueno!
Tras unos minutos descansando así, Agustina se levantó y preparó una toalla para ducharse…se fue a bañar… y luego fue Florencia.
Ya bañadas, estaban las dos en la habitación, desnudas, con la puerta cerrada.
Florencia abrió el cajón, agarró la primera bombacha que vió, y le tiró otra a su hermana… se vistieron casual… una faldita negra ambas, y remera ajustada con detalles.
Mientras estaban charlando de alguna tontería, mientras se vestían… ambas todavía estaban excitadas… a pesar del orgasmo sobre la almohada… las dos seguían calientes… lo que había pasado esa tarde con su hermanito, había sido demasiado.
A todo esto, llegó mamá.. ya a la tardecita, empezaron a caer los familiares que venían a cenar esa noche… algunos tíos que siempre veían sólo una vez al año… al primo.. a la prima…
Saludaron a todos, poniendo sus mejores caras, y luego de un rato cenaron todos juntos.
Cada tanto Agustina se mensajeaba con el novio, mientras Florcha se ponía al tanto de la vida de su prima… Martín ahí estaba calladito, aburrido… aunque con la pija a medio despertar, cualquier mínimo estímulo y se le pararía de inmediato… no había acabado a la tarde.
Ya avanzando la noche, luego de la cena… el muchacho se cansó del aburrimiento… como al lado de él, a su derecha, estaba sentada su hermana Florcha, estiró la mano, hasta ponérsela sobre las rodillas descubiertas de la chica… todo esto bajo la mesa, donde estaban todos cenando, hablando de las típicas tonterías familiares de siempre.
Florencia lo notó.. y lo miró de reojo. Martín empezó a subir la mano por la pierna… por los muslos, deslizando sus deditos… hasta que llegó a la falda.
La acarició levemente, y le metió la mano bajo la falda a su hermana… mientras miraba a los demás en la mesa que nadie se de cuenta. Al otro lado, a la izquierda, tenía a su tía… por suerte el mantel era largo y tapada todo.
Martín le empezó a acariciar la parte interna de los muslos a su hermana… que al recibir esas caricias, como ya venía caliente, empezó a mojar la bombacha otra vez… que remedio.
Por el momento no le dijo nada… hasta que el muchacho subió más… y más… hasta estar al borde de tocarle la bombacha.
En ese instante, Florencia le agarró la mano disimuladamente, y se la apretó…clara indicación de que de ahí no podía subir más.
Se quedó jugando entonces en esa zona… tocándole el interior de los muslos a su hermana… los notaba calientes, mientras la chica se humedecía.
Florcha agarró su celu y empezó a escribir por el whatsapp…
“Tu hermanito me está tocando…”
Presionó enviar. Se lo mandó a Agustina, que estaba sentada en frente.
Agus miró su celu.. le sorprendió ver que le mandó un msje su hermana. Lo abrió y lo leyó… sintió un escalofrío por todo el cuerpo… dejó de hablar con el novio, para escribirle a su hermana.
“¿En serio?… ¿Cómo? Contame!”
Florencia escribió:
“Me está acariciando… me quiere tocar la concha!”
Agustina apenas lo leyó, se atragantó con la bebida…
“Qué envidia! ¿Lo dejaste que te la toque?”
“No.! Me toca los muslos… casi tocándome la concha!”
Las dos ni se miraban para no levantar sospechas.. simplemente escribían en el whatsapp.
“¿Te estás mojando?” –Le escribió Agus.
“Siiiii”. -Respondió Florcha sonriendo.
“Hdp. Vas a hacer que me moje!”
A todo el asunto, el muchacho continuaba con sus roces… en uno de esos movimientos, sin querer uno de sus deditos rozó la bombacha de la chica… ella ni se dio cuenta.. pero él ya estaba con el pito haciendo presión en el jean… se puso el mantel encima para que por las dudas nadie le viera la erección.
Tíos, abuelos, primos…todos hablando normalmente ahí… quien se iba a imaginar que las chicas tenían la chochita chorreando bajo la mesa… y que hacían cosas tan chanchas con su hermanito menor…
La tía le preguntó a Florencia sobre el colegio, ésta le respondió las muy buenas notas que sacó al final, y la tía le dijo “Qué responsable! Siempre fuiste muy estudiosa.. ven? Ella es un ejemplo! Deberían aprender ustedes!” dijo refiriéndose a sus hijas, o sea las primas de Florencia.. mientras le sonreía… lo que no sabía la tía era que la nena estudiosa y responsable en este mismo momento tenía la bombacha toda mojada.. mientras su hermanito menor le metía mano y casi le estaba tocando la concha!
Después de eso, trajeron la típica comida como los turrones y esas cosas, y ‘festejaron’ la navidad a medianoche.
Un rato después, se retiraron los demás familiares.. algunos algo pasados de copas ya.
Volvió el silencio a la casa. Mamá limpió un poco y se acostó enseguida, acusando mucho sueño.
Los tres chicos se quedaron un rato viendo tv… cuando su madre se fue a su cuarto y cerró la habitación, empezaron a hablar en la cocina, de pie mientras levantaban la mesa. Hablaban en voz baja.
-No podés ser tan pervertido! Me tocás en cualquier lado ya!-Dijo Florencia tratando de ‘retar’ de alguna manera a su hermano…
-No fue nada!… Aparte seguro te gustó…
-..Bueno.. sí me gustó.. pero no es motivo para que me metas la mano en la concha en cualquier momento!
Los tres se rieron en voz baja…
-Si ni me dejaste tocártela!-Respondió el chico.
Martín le volvió a meter la mano entre las piernas, ahora estaban parados frente a frente, y se la metió debajo de la falda. Le acarició la parte interna de los muslos con los dedos otra vez, bien cerca de la bombacha…
-Así te toqué… no te toqué la concha hermanita!
-Me da vergüenza que me toques ahí!
Florcha le sacó la mano de su entrepierna, mientras no paraba de humedecerse.
-¿A vos te da vergüenza Agus?-Preguntó el chico.
Llevó su mano a Agustina… sin decirle nada, se la metió bajo la faldita, subiendo la mano, rozándole la piel de los muslos con sus deditos… jugó con ellos en el interior de los muslos de su hermana mayor…
La chica lo miraba mientras el muchacho continuaba jugando…la acariciaba toda ahí…sintiendo el calorcito… se la subió aún más… ya rozándole la bombachita… el chico podía sentir la tela… ¿ella sentía que ya casi se la estaba tocando?
Al ver que su hermana no le decía nada, siguió rozándole la entrepierna… le pasaba los dedos lo más ligero posible por sobre los bordes de la bombacha… tocaba la tela… y la chica lo sentía, pero se dejaba.
-¿Ves Flor? No pasa nada… mirá cómo la estoy tocando…
Mientras se miraban a los ojos, Martín le apoyó un dedito en la concha, sobre la tela… enseguida lo quitó.. le pareció húmeda.
Volvió a acariciar los muslos, bien arriba…y otra vez le apoyó el dedo en la chochita. Como su hermana se dejaba, subió bien su mano en la entrepierna de Agus, y le empezó a acariciar con dos dedos sobre la concha por encima de la bombacha… sin dudas la sentía bien húmeda!
Florencia los miraba.
-¿Te está tocando la concha?-Preguntó.
Agustina se agarró la falda y la levantó, para mostrarle a su hermana. Ahora con Agus sosteniéndose la faldita arriba, podía vérsele toda la bombacha, y las piernas. Y por supuesto, ahora Florencia podía ver bien como Martín tenía sus dedos sobre la conchita de su hermana.
Se excitó tremendamente al ver esa imagen.
El chico mantenía sus dedos acariciando la vagina sobre la bombachita blanca de su hermana… presionó más, hundiendo un poco sus dedos junto con la tela, dentro de los labios vaginales.
Inmediatamente Agustina sintió el placer, y se estremeció, cerrando los ojos. Martín no podía creer que le estaba tocando la concha a su hermana.
Retiró la mano de ahí por un momento. Rápidamente se desabrochó el jean y sacó la pija parada afuera, mostrándosela a sus hermanitas.
Una vez que estaba la pija al aire, volvió a meterle la mano en la entrepierna a Agustina. Mientras le rozaba la conchita…
-Quiero verlas… quiero que me muestren la concha… ¿te puedo bajar la bombacha Agus?
La chica no respondió.. ya estaba tan mojadita que no pudo contenerse al verle la pija tan parada, y llevó una mano para tocársela.
La agarró con un par de dedos, levemente… mientras ambos se tocaban, Florcha los miraba… y ella también se empezó a tocar por encima de la bombacha.
Agustina se la dejó de tocar, y se dio la vuelta, para mostrarle bien la cola… la bombacha blanca se le metía entre las nalgas…
-Poneme el pito en la cola hermanito… pero no me bajes la bombacha!
La chica se inclinó, poniéndose casi en cuatro, apoyándose las manos en la mesa. De esa manera, su hermano se agarró el pene y se acercó, hasta clavárselo entre los cachetes, haciendo presión en la tela de la bombachita… estaba tan excitado que se la manchó con la babita de la pija.
Se la pasó por ahí, pero luego la bajó un poco, pasándosela por la concha, sobre la tela. Su hermana no le dijo nada.
Le apoyó la punta de la pija entre los labios vaginales y trató de empujar, cuando su hermana mayor soltó un leve gemido.
Al ver todo esto, Florencia ya se estaba tocando el clítoris por encima de la bombacha. Ella también se puso inclinada sobre la mesa, incitando a su hermanito a que le haga lo mismo.
-Me toca!-Dijo Florcha.
El chico la obedeció, y salió de Agustina para poner atrás de su otra hermana. Le subió la falda, viéndole toda la cola, y le puso ambas manos a los costados de los cachetes. Se los abrió un poco, le abrió un poquito la cola para meterle la pija… se la puso bien abajo, mientras la agarraba de las caderas. Trató de hacer lo mismo, flexionó un poquitín las rodillas para ponerle la pija en la concha. Lo logró.
Apenas sintió su tronco apoyarse y deslizarse por los labios de la concha de su hermana, casi acaba. Le apoyaba la cabecita de la pija en la conchita, haciendo presión para metérsela.. mientras Florcha suspiraba y jadeaba. Ya estaba chorreando mucho, y su hermano lo notaba.
Mientras se la pasaba por la chocha, le agarró el elástico de la bombacha, y quería bajársela.
-Quiero que me muestres la concha hermanita… dejame bajarte la bombacha!
Permaneció callada, gimiendo en voz baja, sintiendo la pija de su hermano chocar en su conchita virgen…
-Me da vergüenza!…
Martín llevó una de sus manos abajo, y la metió entre las piernas de su hermana. Le tocó entera la concha encima de la bombacha… estaba empapada!
Florcha estaba ya muy caliente y llena de flujos… por primera vez su hermano le estaba tocando bien la concha, sintiendo sus labios gordos a través de la tela húmeda!
-Mmmm… estas re mojada hermanita… mirá Agus.. tocale la concha.. mirá lo mojada que está.
Agustina estiró su brazo y metió su mano en la entrepierna de Florcha… le tocó el clítoris y la conchita, su hermana se retorció y gimió.
-Uhhhhh…-Gimió Florencia.
El chico volvió a meterle la pija ahí, y se la pasó bien a lo largo de la chochita… ya el tronco se le humedecía con los flujos de su hermana, que la tela de la bombacha no podía absorber ya.
-¿Te gusta que te pase la pija por ahí hermanita?
-…Sii… ahhhh
-Cómo te gusta Flor…dale mostrame la concha… mostrame cómo tenés la concha mojada porfa…
-…Ahhhh… te la muestro si Agus también te la muestra…
Florencia ya no daba más. Tenía que tocarse para tener el orgasmo.. y uno sólo no sería suficiente. La pobre ya sentía que se le caían gotas de su concha por los muslos…
Martín se detuvo por un momento. La miró a Agustina.
-…Ok.. te la vamos a mostrar… pero antes meteme de nuevo el pito en la cola… que me gusta mucho…-Dijo Agustina.
El muchacho hizo caso a la tremenda puta de su hermana mayor, ella se abrió la cola con sus manos, y él le metió la pija dura en la cola otra vez, a ella eso le encantaba.. le encantaba sentirla ahí.
-Metémela por abajo de la bombacha hermanito… ponémela bien en la cola!
Hizo caso, y le movió un poquito, levemente la bombachita para meterle la pija bien adentro. Empujó, y volvió a sentir el cálido agujerito del orto de Agustina, chocar contra su glande gordo e hinchadísimo.
-Uhhh… esoo… ahí pendejo…
-Ahh.. hermanita… no aguanto más!…
-Dale chanchito… dejamela un ratito más en la cola.. dejamela así clavadita que me encanta…
-Me voy a venir Agus.. voy a acabar…!
Agustina ya estaba como una perrita en celo…y Martín peor… tras todas esas cosas que le pedía su hermosísima hermana.. era casi inhumano seguir resistiendo… tenía la pija bien clavada en el agujerito de la cola de Agustina, y ya no daba mas… el líquido pre-seminal brotaba bestialmente, manchándole todo el culo a su hermana. Por algunas fracciones de segundo, se le cruzaba por la cabeza tratar de metérsela por la cola, que excitada como estaba su hermana, se dejaría… pero no lo hizo. Estaba al borde de acabar.
Se despegó de su hermana. Ya no podía resistir más. Agustina lo entendió, mientras se mordía los labios, más caliente y puta que nunca. La chica se inclinó aún más, hasta quedar completamente en cuatro, paradita apoyada sobre la mesa.
-Bueno… bajame la bombacha hermanito… dale bajame la bombachita y mirame la concha!
El chico se bloqueó por unos instantes. Entre la extrema calentura, la leche que le estaba a punto de salir, la pija que le estaba por estallar, y lo que le pedía su hermana mayor… pensaba que ella se bajaría la bombacha.
-¿Qué esperás pendejo? ¿Querés verme la chocha mojada o no?

lunes, 3 de diciembre de 2018

Sexo anal con la nuera (Video Porno)

Sexo anal con la nuera (Video Porno)

A pedido del público, un video porno con relato erótico del rico sexo anal con la nuera... Este video la clava por atrás por su culito, aunque ella no se lo esperaba... Igualmente la nuera goza a escondidas con su nuevo amante mucho mayor que ella.
En Chicas-Amateur.com.es puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!


Video Porno Amateur : Sexo anal con la nuera 



Relato erótico de sexo anal con la nuera

Federico, un viudo sesentón, iba paseando a su perro por el monte cuando vio a Angelita, arrodillada y bebiendo en un regato que bajaba del monte. Tenía el trasero en pompa, y le dijo:

-Ese si que es un culito diez, Angelita.

La voz de Federico la sorprendió. Se puso de pie.

-¡Qué susto me metió, suegro!

Federico era un hombre de complexión fuerte, de estatura mediana, pelo cano y aún potable. Vio al lado de Angelita un saco mediado de piñas, y le dijo:

- ¿Cómo andas hoy a las piñas? A las piñas se viene después de un día de viento.

-Ya lo sé, pero me aburría en casa. ¿Qué decía de mi culo?

-Que lo tienes bonito.

Angelita se puso muy seria.

-¡¿Es que no tiene vergüenza?!

La miró, Angelita era una joven de 19 años, rubia, llevaba su largo cabello recogido en una trenza, lo que hacía resaltar su cara redondita y su largo cuello. Tenía los ojos castaños, las tetas medianas, y el cuerpo delgado. De los lóbulos de sus orejas colgaban dos aros de plata.

Federico, le respondió:

-La dejé en casa.

Angelita apoyó la espalda a un eucalipto.

-Ya veo, ya. Si se entera su hijo de que me tiró los tejos, se arma gorda.

-Mi segundo nombre es Peligro.

-¿Peligro? Viejo verde, diría yo.

Angelita echó a andar, Federico le preguntó:

-¿Quieres que te ayude a llenar el saco de piñas?

-Ayude. -Angelita comenzó a flirtear con su suegro- ¿Y qué más?

-¿Qué más, qué?

-¿Qué más le gusta de mí?

-Por gustar, de ti me gusta todo.

-Sólo le falta decir que soy como un cerdo, que se pueden aprovechar de mi hasta los andares.

-Y se podría.

Lo miró y parecía enfadada.

-¡¿Me acaba de llamar cerda?!

-Lo del cerdo lo dijiste tú, pero ya que te pones alta, te lo diré: Me gustas tanto que te echaría un polvo que te dejaría los ojos en blanco.

-Sueñe. Yo no soy como mi amiga Pilarita.

-¡¿Te contó lo del pajar?!

-Sí.

-¿Te contó también que yo estaba dormido cuando me cogió la polla?

-No.

-Lo que me contó fue unas cosas de usted que me cuesta creer.

-¿Qué cosas?

-Cosas.

-¿Son cosas que le hice?

-Sí. ¿Es verdad que le hizo cosas sucias?

-¿Te dijo que me mamó la polla y que yo le comí las tetas, el culo y el chocho?

-¡¿Le comió la almeja?!

-Claro. Le comí el coño y se corrió en mi boca. En un buen polvo debe haber de todo. ¿Mi hijo no te come el coño?

Angelita no salía de su asombro.

-¡No!

-Entonces es un idiota. Un coñito tan fresco como el tuyo se debe saborear.

-¡Lo que es su hijo es un señor!

-Lo que es mi hijo es un tonto del culo. No hay nada más rico que beber el jugo de la corrida de una mujer, y si es jovencita, eso ya es una delicia.

Angelita se agachó para coger una piña, giró la cabeza y vio para donde estaba mirando su suegro. Se incorporó. Metió la piña en el saco, y le preguntó:

-¿Me estaba mirando para el culo?

-Sí, ya te dije que lo tenías muy bonito.

-¡Váyase!

-Me voy, pero antes dime. ¿Qué te dijo Pilarita que le hice que te pareció tan sucio?

-¿Si se lo digo me deja en paz?

-Dejo.

-Que se la metió en los dos agujeros.

-¡Oh, oh!

-¿Qué?

-Si te contó que la folle por los dos lados fue con el fin de conseguir algo, esas cosas no se dicen gratuitamente.

Angelita, se ofendió.

-¡Siga su camino!

-Te hizo dos deditos. ¿A qué sí? Coño y culo.

Cogió una piña verde del saco y hizo amago de tirársela.

-¡Largo!

-Te lo hizo.

-¡Qué se largue, coño!

-¿Se los hiciste tú también a ella?

La piña verde salió de la mano de Angelita y voló por encima de la cabeza de Federico.

-Ya me voy, ya me voy. No le cuentes nada de lo que te dije a mi hijo.

-¿Ahora le viene el miedo a Peligro?

-Miedo, no, pero hay cosas que es mejor evitarlas.

Federico, se fue. El perro, un perro de raza desconocida, lo siguió.

Unos minutos después, estando Federico sentado sobre la roca del Venancio, una roca plana de unos 16 metros cuadrados, Angelita, arrastrando el saco de piñas llegó junto a la roca, apoyó la espalda a un pino, y le preguntó:

-¿De verdad que Pilarita se corrió en su boca?

-Sí, y yo me corrí en la suya. Se la llené de leche.

-¡Qué fuerte! ¿Sabe rica?

-¿Cuál?

-La suya.

-No sé, nunca la probé. ¿A que sabe la tuya?

-Sabe a... Si supiera que no lo iba a saber nadie...

-Puedes apostar mi vida a que si algo pasa entre nosotros quedará entre nosotros.

-Siendo así..

Federico se levantó, fue a su lado y la besó. Angelita comenzó a temblar como una niña. Berto, su marido, no la besaba con lengua, Federico lo supo porque no sabía besar. Enseguida aprendió. Le desabotonó la blusa. Ella se desabrochó el sujetador Tenía las tetas duras, con pequeñas areolas rosadas y bonitos pezones. Por su manera de gemir, le encantaba que se las comiera. Se le pusieron los pezones tiesos. Al bajarle las braga vio que las tenía empapadas. Arrodillado, -Angelita levantaba la falda con una mano- le cogió las duras nalgas, y le pasó la punta de la lengua por ambos lados del capuchón del clítoris y después alrededor. El clítoris salió del capuchón. Lo lamió de abajo arriba, lo chupó y giró su lengua sobre él. Angelita abrió las piernas, y le dijo:

-Me voy a correr.

-¡¿Ya?!

-Ya.

Le lamió la raja y le salió la lengua llena de babas. Le lamió los labios y fue bebiendo de ella. Le dio la vuelta y jugó con la punta de su lengua en su ojete. Al rato, le dijo:

-Así también me voy a correr.

Le volvió a dar la vuelta. Al lamer el coño de abajo arriba, las piernas de Angelita comenzaron a temblar y le llenó la boca a su suegro con una larga corrida, pastosa y blanquecina.

Cuando acabó de correrse, subió las bragas, y abotonando los botones de la blusa, le dijo:

-Lo que hicimos no estuvo bien. ¡Que vergüenza! ¡Cómo pude dejar que me hiciera una cosa así!

Federico la había cagado. Al correrse, a Angelita se le fueran las ganas y se iba a quedar empalmado y sin coño donde meter. Sacó la polla, y le preguntó:

-¿Y que hago yo con esto?

-Pélela.

Federico, le cogió una mano.

-Menéala. Me lo debes.

La cogió sin rechistar. La apretó y Federico le follé el círculo que hiciera con la mano dándole al culo hacia delante y hacia atrás. Poco después, al mojarle la mano de aguadilla, la besó y ya le dio ella hacia delante y hacia atrás. Federico le magreó las tetas y le metió dos dedos en el coño empapado con las bragas subidas. Masturbándolo, y ya caliente de nuevo, le dijo:

-Enséñeme.

-¿A qué?

-A mamar una polla.

-Ponte en cuclillas.

Al estar en cuclillas le dijo todo lo que le gustaba. Que le chuparan el glande, que le pasaran la lengua desde los huevos al frenillo... Le dijo como hacerlo y cuando... Lo que no le dijo fue que se iba a correr. Lo supo cuando la leche de su corrida llenó su boca, pero parecía estar esperándola, ya que se la tragó, y luego le dijo:

-Sabe raro, suegro.

-¿No sabe cómo la de mi hijo?

-A su hijo, en los dos meses que llevamos casados nunca se la mamé.

-Ahora ya sabes hacerlo, esta noche mámasela.

-¡Sí, hombre! Para que me pregunte quien me enseñó.

-También es cierto. Mejor que no se la mames.

Angelita le miró para la polla y vio que se le pusiera flácida.

-Se le bajó.

-Cosas de la edad.

-Y yo que quería...

Federico, guardó la polla, cogió el saco de piñas, lo echó al hombro, y le dijo:

-Lo que tú quieres es mejor hacerlo en tu casa. Berto no llega hasta la noche.

En la cocina de la casa de Angelita, bebiendo un par de limonadas, le preguntó Angelita a Federico:

-¿Ya está para otro, suegro?

Federico se acercó a ella, le cogió las nalgas, y la apretó contra él, Angelita rodeó con sus brazos el cuello de su suegro. Se besaron largamente, después, Federico, le preguntó:

-¿Como te gusta más, arriba, abajo, por detrás..?

-Sólo follé estando debajo, pero me gustaría correrme otra vez en su boca antes de que me la meta.

Se volvieron a besar.

-Tutéame.

-No, no vaya a ser que después, sin querer, lo tuteé delante de su hijo y empiece a desconfiar.

-Estás en todo.

-Hay que estar.

Federico le quitó la blusa, el sujetador, la falda y las bragas, Angelita se quitó los zapatos y las medias. La cogió en alto en peso y la sentó sobre la mesa, mesa a la que la cubría un mantel azul. La besó. La echó hacia atrás y le comió las tetas. Con dos dedos le abrió el coño. Le lamió un labio varias veces, después el otro, y acto seguido, con la lengua plana, se lo lamió de abajo arriba sin llegar a tocar el clítoris. Los gemidos de placer de Angelita y aquel coño tan fresco fueron empalmando a Federico. Se desnudó. Su polla ya miraba al frente. Le lamió el periné y el ojete. Se lo folló con la punta de la lengua y sintió como se la apretaba al abrirse y al cerrarse. Luego le folló la vagina con la lengua la tira de veces. Cuando ya Angelita no aguantaba más, le preguntó:

-¿Tienes mantequilla?

-Hay manteca en la alacena.

Federico cogió la manteca y untó su polla con ella. Le echó a Angelita en el ojete. La muchacha se asustó.

-¡Por el culo, no!

-Te va a gustar.

Le puso la punta en la entrada.

-¡No, suegro, no!

Empujó y entró el glande.

-¡Le dije que no!

Federico se la metió hasta la mitad, y suavemente le folló media docena de veces el culo. Angelita había parado de protestar. Se la metió hasta el fondo, despacito. Con dos dedos le acarició el clítoris. Al rato, magreándole las tetas con una mano, acariciándole el clítoris con la otra y follándole el culo, le preguntó:

-¿Te gusta?

Angelita, mintió.

-No.

-Mentirosa. Se que te gusta porque de tu coño no para de salir jugo.

-Fólleme y calle.

Federico la folló y le acarició el clítoris hasta que los gemidos de Angelita lo alertaron que se iba a correr. Se la quitó.

-¡No! Métala en el culo otra vez.

Federico, cogiéndola por la cintura, metió todo el coño de Angelita en la boca y le metió la lengua en la vagina. Angelita movió la pelvis de abajo arriba y le llenó la boca de babas, diciendo:

-¡Me corro, suegro, me corro!

Al acabar de beber aquella inmensa corrida. Federico, al estilo troglodita, se echó al hombro a Angelita, -iba sonriendo- y la llevó a la habitación. La puso en la cama, se echó boca arriba a su lado, y le dijo:

-Folla al hombre de las cavernas.

-Prefiero que me siga follando. -se puso a cuatro patas- Así nunca me folló su hijo, y además estoy indefensa.

Con eso le había dicho que se la podía meter en el culo cuando quisiese.

Federico, que había visto una zapatilla debajo de la cama, se estiró, la cogió, se puso detrás de Angelita, levantó la mano y le largó.

-¡Plas, plas -Angelita se estiró sobre la cama, plas, plas, plas!

-¡Me está haciendo daño!

-Esto es por por puta. Mira que meterle los cuernos a mi hijo...

Le volvió a largar en las dos nalgas.

-¡Plas, plas, plas, plas!

-¡Se los metí con usted, hijo de...!

Le dio con más fuerza.

-¡¡Plas, plas, plas, plas!!

-¿Hijo de qué, guarra?

-¡Hijo de puuuuuuta!

Le volvieron a caer, ya con menos fuerza.

-¡Plas, plas, plas plas!

Después de darle, Federico, le besó las nalgas coloradas, y le pasó la lengua por el periné y el ojete, Angelita levantó el culo y abrió las piernas. Le lamió el coño empapado. La muchacha, gimiendo, se volvió a poner a cuatro patas, y le dijo:

-Dame un poquito más con la zapatilla.

Federico, le dio.

-Plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas.

Después de darle, tiró con la zapatilla, la cogió por las tetas y le clavó la polla en el coño.

Angelita, exclamó:

-¡¡Oooooooooooh, qué gustazo!

Al rato largo, sintiendo las pelotas de Federico chocar contra ella y sus manos magreando sus tetas, le dijo:

-Métamela un poquito en el culo.

-Y tú mete dos dedos el en coño y fóllalo.

Angelita hizo lo que le dijo. Federico se la metió y le folló el culo.

No tardo ni cinco minutos en decirle:

-¡Córrase conmigo, suegro!

Angelita, al correrse, sintió tanto gusto que Federico, llenándole el culo de leche, tuvo que taparle la boca con una mano. Si no lo llega a hacer se iban a enterar en los vecinos del pueblo y los de los pueblos de al lado de lo que estaba haciendo por sus escandalosos gemidos.

Angelita, tuvo que esperar a otra ocasión para montar a su suegro. El pájaro era de picha floja, pero eso sí, lo que hacía lo hacía bien.

Fin

martes, 27 de noviembre de 2018

Alumna con su profesor XXX (Video Prohibido)

Alumna con su profesor xxx

A pedido del público, el video porno prohibido de la Alumna con su profesor XXX que se lleva a la morrita a su apartamento después de clases y se la folla de perrito.
La jovencita tiene 18 años recién cumplidos y es la alumna preferida del profe de matematicas que como tarea la manda a ir a su casa a tener sexo con el para subirle la nota y hacerla aprobar la materia, ademas de hacerle probar la polla.
La jovencita y chaparrita mexicana es muy puta y tiene mucha experiencia en el sexo, le encanta, así que un buen polvo con su profe por una buena causa no le hace mal.
En Chicas-Amateur.com puedes ver este y más videos porno gratis on-line de alumnas colegialas con profesores, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amater Gratis!!!


Video Porno Amateur : Alumna con su profesor xxx



Relato erótico de la jovencita colegiala 

Hola a todos, tenía mucho de no escribir pero hoy me siento algo inspirada.
Por aquellos años en que iba a la preparatoria, por la ubicación de mi escuela tenía que tomar autobus para llegar, era un tramo corto pero aún así inevitable.
En ese tiempo y con las hormonas al 1000 pues no falta el clásico galán que trata de hacerte su novia o algo más. Pero bueno, no me voy a desviar del tema.
En el paradero dónde tomaba mi bus, tenían una caseta de checar y obviamente con el paso de los días me hice amiga del checador, un chico como de 25 años que además conocía a mi primo, que era chófer en la línea donde viajaba, así que me dio más confianza para hablar con el.
Con el paso del tiempo tomamos confianza y aproveché para pedirle ayuda con un Chófer que me gustaba y quería saber si tenía oportunidad con el. Y el medio que sí me ayudaba pero tenía que darle algo a cambio. Le pregunté que quería y me dijo que un beso, a lo que accedí pues no perdía nada además de que estaba simpático. Pero le dije que hasta que se me hiciera con el chófer le pagaba su beso (si era una loquilla) me dijo que estaba bien, pasaron un par de semanas y después de tanta espera le pregunté que había dicho mi "novio" el chófer y cuál fue mi sorpresa que le dijo que era casado y que no quería engañar a su esposa y que además estaba muy chica para el (yo tenía 14 años). No pude esconder mi desilusión pero acepte la triste realidad. Le dije que como el ya había cumplido le iba a pagar lo que pidió. Me dijo que si, pero que mejor al otro día, que era paciente y le dije que estaba bien. Al otro día fui normal a la escuela y ese día me tocaban prácticas después de clase, así que salí ya a las seis y como era otoño ya empezaba a oscurecer, llegue al paradero y el ya estaba cerrando su caseta para irse. Me vio llegar y puso cara de sorpresa pues ya no me esperaba. Me dijo que como ya era tarde ya estaba resignado. Le dije que tarde pero iba a pagar lo acordado, para esto, como no llevaba uniforme en esa escuela, ese día me puse una falta tableada a media pierna, mallas arriba de la rodilla y una pantiblusa de encaje con broche en la entrepierna que me ayudó mucho ese dia (??), le dije que tenía que pagarle porque no tardaba el autobús y no quería quedarme sola pues no había nadie más que nosotros dos. Me dijo que sólo guardaba sus papeles y si quería se quedaba conmigo hasta que me fuera. O que si quería lo esperara y el me podía llevar a mi casa en su carro solo cerraba la caseta. Yo acepté la segunda opción porque así no tenía que estar esperando tanto. Le dije que si podía ver su caseta por dentro y me dijo que si, me pasó por delante y él se metió detrás y cerró la puerta. Le pregunté por qué y me dijo que no quería que nos molestaran mientras le daba ese rico beso que estaba esperando cobrar. Yo me senté en una mesita que tenía ahí y separé un poco mis piernas dejando que la unión de la falda se abriera un poco y dejó ver mi pierna completa, casi hasta arriba. Tomé una actitud muy abierta y le dije ven y cobrate. No sé lo repetí, enseguida se acercó a mí y en lugar de buscar mis labios, me abrazó por la cintura y me se me pego con la boca a mi cuello (eso me prende siempre) y se me acomodó entre las piernas. Yo solo lo abrazaba y lo acariciaba de la espalda. Y me dejaba llevar por sus besos. Después de recorrer mi cuello de lado a lado, chupar mis orejas y mi nuca, ahora si busco mi boca, yo para entonces estaba demasiado caliente y lo besé con muchas ganas el me acariciaba las piernas y me repegaba su verga contra mi cosita por encima de la ropa. Yo sentía rico y abría más mis piernas para sentir un poco más su bulto. Empezó a subir sus manos poco a poco hasta llegar a mi entrepierna y sonrió cuando se dio cuenta que mi prenda llevaba broche, me dijo que si podía abrirla y le dije que si, pero que no tendríamos sexo. Está bien, me dijo, solo quiero acariciarte, zafó los broches y dejó al descubierto mi sexo casi sin vellos y brillante por la rica cachondeada que me estaba dando. Cuando la vio, la acarició y me frotaba rico sus dedos por fuera mientras me besaba el cuello y bajaba a mis tetitas encima de la blusa, para complacerlo, yo sola me baje la blusa y dejé mis tetas al aire para que me las pudiera chupar bien. Y el correspondió con gusto. Me levanto de la mesita y me volteó, ahora me sobaba las tetas y con la otra mano me seguía frotando mi cosita, mientras por detrás me repegaba su verga que se sentía deliciosa y grande, le dije que se hacía tarde que sí ya nos íbamos. El me dijo que si pero quería que le ayudara con algo, le repetí que no íbamos a tener sexo. Me dijo que no le pediría eso, que solamente quería que le agarrara la verga encima del pantalón. No se me hizo muy fuerte su petición así que acepte, nerviosa porque en realidad era la primera verga que tocaba acerque mi mano a su bulto pero para mi sorpresa, el había bajado su cierre y cuando toque, su verga se asomaba por el pantalón. Así que con nervios se la agarre y la acaricie mientras el me seguía sobando mi conchita que ya estaba muy mojada. Mis pezones estaban duros por la excitación. Así que decidí lanzarme directo y lo recargue en la pared de la caseta y yo misma en un impulso de calentura, me hinque y me metí su pito a la boca, como toda niña inexperta, no sabía cómo mamarla así que solo le pasaba la lengua por encima, por la cabecita y le daba besos, y de repente me entusiasma la punta a la boca, cosas así, porque en realidad no sabía nada de sexo oral. Así estuve un rato y creo que no lo hacía tan mal porque mi amiguito se vino enseguida. Sin darme tiempo de quitarme ni me avisó y me aventó su leche en mi blusa que quedó toda batida. Me levanto del piso y me dio otro beso muy tierno y me dijo que gracias por el premio, que era más de lo que esperaba. Yo estaba toda apenada y preocupada pues que diría en casa cuando vieran mi blusa manchada que para acabarla era negra! En fin, nos subimos a su carro y en el camino me pidió que si podía seguir acariciando mis piernas, le dije que si, pues a mí también me habían gustado sus caricias, durante el trayecto que fueron 30 minutos aproximadamente no dejaba de recorrer mi pierna y llegaba hasta mi cosita, en un impulso, me desabroche la blusa y dejé que jugará con mi cosita mientras llegábamos. Me dejó en mi casa y yo me metí a toda prisa. Al otro día que regrese de la escuela mi mamá me preguntó que había caído en mi blusa que estaba hecha un asco, le dije que se me había caído mi malteada y que fue una lástima porque estaba deliciosa!
Jajaja.
Espero que les haya gustado y prometo escribir más seguido.
Como siempre espero sus comentarios.

lunes, 26 de noviembre de 2018

Colegiala dominicana se masturba en la webcam (Video Porno)

Colegiala dominicana se masturba en la webcam (Video Porno)

Es hermosa, tiene unas buenas tetas, carita de niña mala, un culo grande y le encanta tocarse la panocha. Aquí les dejamos este excelente video casero de una Colegiala dominicana se masturba en la webcam cuando su mamá y su papá no están en casa.
El video está hecho para la webcam, por el chat de Skype y Facebook, esta pendeja morocha de República Dominicana hermosa y tetona cachonda, se masturba en su habitación a escondidas, se mete los dedos en el coño y se toca la vagina hasta venirse sola, tocándose ella misma en posición de perrito.
Una nena de 18 años, una tía joven bien guarra y cachonda, con dos nalgas hermosas, carita de guarra, morocha, un coño grande y muchas ganas de ser follada.
Aquí les dejamos este excelente video porno de 6 minutos de duración de una chibola dominicana hermosa, una joven pendeja universitaria, tetona y caliente, masturbandose en el baño de su hogar mientras se filma por la webcam para su novio!
No vas a creer lo hermosa que es esta putita rubia que se mete los dedos en la concha y se moja en doggystyle aprovechando que sus padres no estan.
El video de esta dominicana se lo pasó por Whatsapp a un amigo y este a un grupo y así se fue viralizando en Internet, llegando a ser trending topic en Republica Dominicana.
Aquí va el video de la chavita dominicana de la prepara de apenas 18 años que se masturba bien rico poniendo su culito en cuatro y metiendose los dedos hasta llegar al orgasmo.
En Chicas-Amateur.com.es puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!


Video Porno Amateur : Colegiala dominicana se masturba en la webcam



Como siempre, les recordamos que las chicas amater de nuestro blog son mayores de edad y las descripciones de nuestros post y relatos eróticos son fakes.

sábado, 24 de noviembre de 2018

Colegiala se desnuda por Skype para su profesor de lengua (Video porno)

Colegiala se desnuda por Skype para su profesor de lengua (Video porno)

Una hermosa colegiala tímida y virgen se desnuda por Skype para su profesor de lengua y él le sube la nota por este acto de amor incondicional.
La jovencita adolescente tiene apenas 18 años y fantasea con su profesor desde que lo escuchó hablar con sus colegas en el bar a escondidas.
Consiguió su Facebook, lo agregó a Skype y en una videollamada en vivo la cosa se volvió tan caliente, que la hermosa pendeja rubia chetita se desnudó y le mostró las tetas, el culo y la conchita virgen a su profesor.
Al finalizar la sesión de webcam, el profe le prometió que la iba a pasar de año y le iba a subir la nota si quedaban en follar además de verse por la webcam y nada más.
La chica jovencita del colegio aceptó y además le mostró un trabajo extra curricular que habia escrito en su diario intimo: era su fantasía sexual con el profesor, que se despertó en los instintos de la colegiala adolescente chiquita y hermosa desde el momento en que lo vio hablar de manera sucia con sus amigos en un boliche.
Aquí está el video y la Fantasía sexual de la colegiala con su profesor de lengua que escribió en su diario íntimo para conquistarlo.
Está claro que al final la colegiala terminó perdiendo la verguenza y la virginidad con su profesor, pero ese video prohibido XXX con la chica de la prepa, ya es otra historia.
En Chicas Amateur puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amater de colegialas Gratis!!!


Video Porno Amateur : Colegiala se desnuda por Skype para su profesor de lengua



Fantasía sexual de la colegiala con su profesor de lengua

"Te voy a follar" me dice... y no puedo evitar verle a mi espalda, con su torso desnudo y su sexo amenazante, dispuesto precisamente a eso: a follarme, a arrancarme las braguitas que tan cuidadosamente elegí esta mañana y que ahora están mojadas, empapadas más bien de tanto pensar en el...

Aún siento a la niña que llevo dentro, más bien creo que sigo siendo esa niña a la que le escandalizan los insultos, las palabras soeces, el "joder", el "estoy hasta los huevos". Pero cuando escucho "ven aquí... ¿vas a ser mi puta?" mi mente desconecta del resto del mundo y llegaría al orgasmo sin que me tocasen. El tono de la voz, el deseo que desprende en cada palabra, su intención, su instinto animal... no se qué me pasa, pero necesito esas palabras, escucharlas y saber que detrás de ellas viene el... que tomará mi deseo y lo convertirá en un hecho, que mis sueños serán el simple recuerdo de lo que ya ha sucedido...

"Se que tu coño está mojado, se que deseas que te coma el coño..." espero este mensaje como si me dijera que me ha tocado la lotería y quiero contestar con su mismo lenguaje, pero mi mente sólo dice "Si, tómame, hazme tuya"... se que él espera algo más salvaje, como lo que el dice, algo como: "Tu puta te espera con las bragas en la boca porque tenía sed" algo como "dame tu polla, quiero su sabor en mi garganta, quiero tu leche y voy a exprimir tu cuerpo y tragarme tu polla hasta atragantarme..." y eso es lo que quiero decirle, pero el simple pensamiento me ruboriza y creo que va a pensar que soy vulgar. Odio sentirme así, odio tener educación cuando mi instinto me dice lo contrario, se que no soy yo, y se que quiero ser mi otro yo, la que se oculta tras unas medias caras y un traje de diseño. Sueño con que me tire del pelo para empotrarme con más fuerza y quiero gritar, quiero sentir un azote de esos de película y ver su instinto desbocado mientras me "FOLLA" en un aparcamiento oscuro porque no nos dio tiempo a llegar al coche...

Quiero despertar con mi sexo enrojecido por haber jugado más de lo que nunca he soñado, quiero marearme de tanto respirar... de tanto gemido y ver cómo mi pelo es una madeja de estropajos, ver mi ropa por el suelo, sin orden o incluso rota y ver que mis manos juegan con su cuerpo tanto como mi boca y que sus gemidos descubran que soy yo, mi otra yo la que va a convertirse en inolvidable.

Quiero sacarme fotos desnuda y con su polla en mi boca y quiero llevarlas en el móvil para masturbarme con ellas en el baño del trabajo y sacarme otras con un consolador allí mismo y enviarlas para que el haga lo mismo y cuando nos veamos, olernos y oler a sexo, a sudor, a deseo...

Quiero poder masturbarlo en el coche, sin importarme si me van a ver y bailar con una barra entre mis piernas y quiero ponerme unas esposas en el cabecero de la cama para no poder escapar de estos deseos, quiero lamer su sexo durante horas y ver cómo se rompe entre mis labios llenando mi cara de su interior y poder sentarme sobre su boca para que huela a mi todo el día. Quiero sentir su polla en mis manos, "empalmado" como dice el, y apretar fuerte mientras le miro a los ojos y quiero llevarme "su polla a mi coño" y ser yo la que cabalgue sobre el, como esa "puta" que todo hombre desea en su pareja

"Voy a follarte tan duro que no vas a poder ponerte de pie en dos días"... me dice, y yo empapada, me ajusto las gafas a la cara y le contesto:

— ¿fría o caliente?
— ¿como?
— la leche, ¿cómo la quieres?. Como hace tan buen tiempo a lo mejor quieres el café templado
— ardiendo... me gusta el café ardiendo.

No podía ser de otra manera, así estaba yo desde aquél día, aquél en el que hablaba con sus amigotes mientras yo escuchaba su conversación desde la barra, parapetada en mi recinto de seguridad mientras mi cuerpo despertaba, sin poder mantenerme de pie, sin saber qué hacer porque mi sexo me dolía de tanta excitación...

El no sabe que ya no puedo mirarle igual, que deseo ser ella, que deseo escuchar aquellas palabras que recomendaba decirle a su amigo entre bromas, que necesito su cuerpo en el mio... y que la "perra" en celo soy yo, que soy otra, que se que en sus manos perderé la vergüenza y diré todo eso que un hombre como el quiere escuchar

Escucho su voz, y sus palabras ya no dicen "buenos días, ¿me pones un café?", yo sólo escucho: "Voy a saltar la barra y te voy a meter mi polla por el culo hasta que revientes"... y un día tendré que explicárselo... 

viernes, 23 de noviembre de 2018

Prima boliviana de 18 años mamando por 13 minutos la verga de su primo (Video Porno)

Prima boliviana de 18 años mamando por 13 minutos la verga de su primo

Prima boliviana de 18 años mamando por 13 minutos la verga de su primo en la casa de su abuela, como en los viejos tiempos, pero ahora siendo mayor de edad ya lo puede filmar y mostrar en Internet para que todos veamos como el primo le pasa la verga por las tetas, mientras ella lo masturba fuerte y le hace una paja tan rica que se acaba en la boca de su prima.
En ChicasAmateur.com puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amater Gratis!!!


Video Porno Amateur : Prima boliviana de 18 años mamando por 13 minutos la verga de su primo 


Relato erótico de la prima


Todo empezó cuando tenía 15 años. Recuerdo que todos los domingos visitabamos a mi abuela que tenía una casa quinta en Cochabamba y almorzabamos todos juntos, tíos, primas, primos y toda la familia.

Después de almorzar nos bañabamos en la pileta y siempre un primo llamado Juan se me insinuaba y, a veces, me tocaba debajo del agua y al sentir el contraste frío del agua con la calidez de su mano en mis piernas y glúteos, me daba una sensación de placer y miedo a la vez. Cada domingo se acercaba más y eran más fuertes los tocamientos y yo empezaba a sentir cosquillas en mi panza y sentía cosas en mi vagina. Pensé que todo terminaría allí y no le dije nada a mamá porque me sentía culpable porque en el fondo me gustaba lo que me hacía mi primo mayor.

Hasta que un domingo de tantos, casi terminando el verano, volvimos a la casa de mi abuela para el encuentro familiar y mis primos siempre estaban allí, acechándome y con deseos de tocarme, pero ese domingo estuvo nublado y salimos con mis tres primos a caminar por el campo, supuestamente para ir a cazar unos pajaros que andaban por ahí y en eso siento que mi primo Raúl me tirar al suelo y me sostiene, mientras Juan, el que me tocaba se acercó y empezó a sacarme la ropa mientras el tercer primo me tapaba la boca para que no grite.

Ahí fue que quedé desnuda ante mis tres primos y Juan se tiró sobre mí y empezó a besar mis tetitas incipientes y yo gritaba diciendo que no me toquen pero iba perdiendo fuerza con el cansancio y con el placer que me daban esos besos furtivos en mis pechos y vientre, hasta que metió su dedo en mi vagina y me derretí de placer, me mojé toda y me sentía una terrible puta y por otro lado me quería zafar pero no podía, mis fuerzas me abandonaban.

Fue entonces que ahí que mi primo Juan sacó su verga y me penetró mientras los otros dos primos me tenian de los brazos y miraban atónitos lo que me hacía. Estaba fuera de mí, se mezclaba mi enojo, mi asco mi dolor por ser la primera penetración y también el gusto que me daba cada una de sus embestidas con la pija que me hacían estremecer de placer como nunca antes había sentido.

Y mientras me penetraba Juan me decía si me gustaba y se reia y tampoco podía responderle porque me tapaban la boca pero el me decía: estas toda mojada putita y yo también lloraba de dolor y placer y gemía fuerte porque me penetraba duro y, en eso, me dice que me diera vuelta que me iba a entrar por atrás, por la cola y ahí supliqué que no me lo hiciera y el me miró a los ojos diciendome que no lo haría pero que se la chupe, entonces se la empece a chupar, al principio con miedo porque nunca había tenido una pija en la boca pero poco a poco me entusiasmé y me la metí toda adentro y al instante me acabó en la cara. Me levantaron, me limpiaron y me llevaron a la casa de mi abuela.

Al domingo siguiente fuimos nuevamente a la casa de mis abuelos y pese a que yo insistí en que no quería ir, mi madre me obligó a ir, toda la semana había tenido pesadillas y gemía y me tocaba, una mezcla de sentimientos que todavía hoy no puedo descifrar.

Ese domingo después de la piscina con nuevas excusas me llevaron mis tres primos al descampado, prometiéndome que no me iban a hacer nada y mi primo Juan me dijo que estaba arrepentido y me pedía perdón pero en eso me vuelven a tirar al piso, me desvistieron y los tres se turnaron para penetrarme mientras yo gemía de dolor, miedo y placer.

Yo ya no opuse resistencia, como una esclava sexual hice todo lo que me pidieron mientras sentía el dolor y placer que me habían dejado sus sus miembros tan grandes y gruesos en mi pequeña vagina.


Nunca más los volví a ver desde esa tarde y llevo mi dolor y culpa conmigo desde hace más de 10 años.

Aviso Legal Chicas Amateur

Aviso legal: Abandona esta web si eres menor de edad : Web de contenido adulto (siguiendo la normativa especificada en la ICRA) © 2008 Spain.
No nos hacemos responsables del material del sitio, son fotos y videos que nos mandan los usuarios, si alguien se siente ofendido o reconoce como propio el material y desea que no se publique, por favor lo notifique y enseguida será borrado.