domingo, 14 de julio de 2019

Sexo con la vecina (Video Porno)

Sexo con la vecina

Un video porno amateur de sexo en el pasillo con la vecina. Debajo les dejamos el relato erótico y aquí pueden ver gratis el video XXX casero de una mujer venezolana infiel follando en el pasillo de la vecindad con su vecino. Un polvo rapidín para fomentar el buen trato vecinal. Video made in Venezuela.
En Chicas-Amateur puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!


Video Porno Amateur Gratis : Sexo con la vecina



Relato erótico: Sexo con la vecina 

Aquella noche todo estaba organizado para que yo viera el partidazo de futbol en la casa de mi vecino. Luis se dedica al mantenimiento de las líneas eléctricas de alta tensión, y tiene una enorme televisión y es además de mi equipo. Él y su mujer Laura viven en el portal de enfrente, y nos conocemos desde hace muchos años, de coincidir en el barrio, y últimamente con Luis en el monte donde hacemos senderismo.
A Laura le eché el ojo hace muchos años, pero enseguida me dejó claro que estaba casada, sobre todo aquel día en la frutería, en el que le sugerí si cenábamos juntos. Supongo que aquella intentona a ella se le olvidó, pero a mi me calentaba el cuerpo cada vez que la veía.

Embolsé mi botella de vino tinto, y salí hacia casa de Luis, preparado para ver un interesante encuentro, y cenar con mi vecino delante del plasma. No era la primera vez, y mientras lo hacíamos, Laura se dedicaba a leer, o hacer cosas en la casa.

Llamé al timbre y su natural sonrisa me recibió como siempre, alegre y con ese olor que me volvía loco.

– Adelante Fran, ya tengo todo preparado….menos mi marido, que se ha tenido que ir hace 10 minutos, con lo de la tormenta de esta mañana han tenido que venir hasta de Madrid.

– ¡Vaya!! Y por que no me ha avisado por wasap??

– Por eso, porque si te dice, no hubieras venido, y te quedas sin ver el partido, que en tu televisión no puedes.

– Ya mujer….pero….

Estuvimos cenando juntos, en el salón, frente a la pantalla, pero en la 2º parte del partido ella se puso cómoda, y se quedó con una camiseta, unos bóxer…y dándose crema en las piernas, mientras yo veía el partido. Laura era una chica morena, con pelo rizado, menuda pero con unos pechos que imaginaba duros y por lo que se adivinaba, muy proporcionados. La crema desprendía un olor dulce y penetrante.. Aunque lo había estado evitando, ya no había escape, y se tenía que comentar la situación:

– Que bien huele eso Laura! Me da ganas de echarlo al gin-tonic!

– Jajaja…ya ves lo que tenemos que hacer las mujeres. Espero que tu amigo vuelva antes del martes…porque llevamos unas semanas que casi no nos vemos…ni en la cama.

– Que suerte tiene…

– No sé si se da cuenta…le noto bastante frío últimamente –mientras sus manos extendía la crema en la zona interna de los muslos-.

Me estaba excitando de una manera que no controlaba, y comenzaba una erección. En ese momento, recibí por wasap un video x, enviado por mis amigos, haciendo referencia al resultado del partido, donde mi equipo había perdido.

– Que cabrones!

– ¿Qué ha pasado?

– Nada un video que me han mandado…

– A ver…ponlo

En el video, un hombre con un potente pene sodomizaba a una jovencita que gritaba mientras el empujaba intentando entrar en el pequeño hueco.

Laura se había acercado tanto que casi podía acariciar su pelo rizado…¡Dios mío! ¿Qué voy hacer?? Su pecho se posó en mi brazo. Ella atenta al video, que volvió a reproducir cuando terminó.

– Uffff que morbo! Vaya cara de gustazo que pone!

– ¿Te gusta el sexo anal??

¿Pero estoy loco? ¿Qué pregunta es esa? Ahora es cuando me echa de casa–pensé-

– Me vuelve loca, pero con Luis es imposible, me hace mucho daño cada vez que lo hemos intentado, y la verdad es que lo echo de menos! –contestó con normalidad reposando su espalda sobre el sofá, en un gesto donde sus pechos brincaron, y mi mirada se posó en ellos-.

– Es una de las fantasías de todo hombre…-únicas que se me ocurrían-

– ¿Tienes otro video?

Busqué en archivos otro, lo más artístico posible, y empezó a verse una pareja interracial en plena faena, la chica rubia de rodillas, haciendo una felación a un enorme chico de color. El juego terminó con una verdadera ducha de leche y la chica diciendo más, más, mientras el líquido blanco se deslizaba por toda su cara.

– Vaya corrida! Que pasada, me ha encantado!

Ya no podía más. En esa posición mi miembro no podía colocarse bien, y mi pantalón pellizcó la punta de mi pene. Como un resorte, me levanté del sofá, con un enorme bulto en el pantalón.

– Ayyy! Mi pito! Que me lo he pillado!

– Fran, pobre, pero mira como estás!

– Me duele….me lo voy a mirar –y cuando me dirigía al baño-

– Bájate el pantalón, tienes que dejarlo suelto. Te vas hacer más daño si no…

Me bajé el pantalón y el bulto en mi bóxer era importante. Ella sentada en el sofá se acercó y me lo bajó. Mi pene estaba gordo y rojo.

– Pues sí que lo tienes inflamado.

– Dame un poco de tu crema. –me atreví a decir-.

– No…con eso no. Y su cara esbozó una sonrisa pícara.

De un pequeño cajón del armario cercano saco un bote de lubricante de sabor fresa, hechó un poco en sus manos, y empezó a extenderlo por mi miembro, que ahora, brillante y con el glande fuera, se mostraba orgulloso.

– A ver si te puedo relajar…..

– Ufff Laura….que manos….

– No te vayas a correr, eh?

– No creo que aguante.

– Espera…un poco…

Y se metió mi polla en su boca….Lamiendo….suavemente…. Nunca me habían hecho una mamada así!.

– Ves porque no se podía hacer con la crema?

– Levántate –le dije-

– ¿no quieres terminar en mi boca?

– Luego…ahora quiero follarte!

– Que bruto eres!! Ehh?

La puse de rodillas en el sofá, le bajé su pantaloncito y el tanga….acaricié su rajita que estaba empapada, y le metí bien dentro la polla, empezando a bombear mientras agarraba su culo blanquito, y redondo…casi perfecto.

Ella callada…solo jadeaba…y casi musitando decía un tenue “sí, sí”.

– Así te gusta eh Laura, así te hace falta eh…

– Dame duro, dame duro…-empezó a susurrar con los ojos cerrados-

– Déjame ver esas tetas.

Se quitó su camiseta y yo le quité el sujetador sin dejar de penetrarla….

Sus pechos eran pequeños y duros. Se volvió loca cuando la monté subido casi encima de ella, con su cara contra el sofá.

– Fóllame, como una perra, soy tu perra!!

Al oir eso…no pude aguantar más, y me me corrí como hacía tiempo…hace años que no me salía tanta leche…

Terminamos acostados en el sofá.

– Me has rellenado…como un bollito de leche! –y empezó a reírse-

Tuve una sensación especial, no solo me había follado a una chica con la que había soñado, sino que me gustaba su presencia.

– Eres magnifica….- y le besé-.

Ella se levantó, y muy seria me dijo:

– No te hagas ilusiones, si quieres lo haremos de vez en cuando…pero por favor,…nada más. En cuanto vea que me pones ojos tiernos, se acabó!

Y bajó debajo de mi cintura y empezó a mamar mi polla blanda y pequeña..cansada de la corrida.

– Espera…está enana.

– Me encanta, es como un caramelo…que crece en mi boca.

– Pues no voy a aguantar mucho.

– Mmmmr……De eso nada! Mi culo necesita que lo calmes.

Aquello sonó tan caliente…que de repente me puse tan duro…que el preservativo se colocó solo. Repartí bien el lubricante en su estrecho huequito que al contacto con mis dedos se dilataba mientras Laura gemía y movía su cintura hacía mi mano. Me acerqué por detrás y entré dando un pequeño empujón….que vino seguido de un dulce quejido de mi amante. Le estaba zumbando con ganas y ahora le estaba dando duro, todo mi ariete estaba dentro, no quedaba nada fuera y el placer era inmenso por la pretura de su cuerpo. De repente, ella dijo:

– Me vas a reventar el culo, cabrón! –con voz enfadada-.

Me quedé parado y me retiré asustado.

– ¿Qué haces Fran? Por favor, sigueeeee! Es que me pongo muy bruta, y necesito que me domen.

– Pues te voy a dar bien duro, perrita mía. Te voy a partir en dos.

– Sí, eso esssss ….dame…tu polla es la medida justa …me corroooo! Daaamee ..dameeeeeeeee. -Esas últimas palabra casi llorando de placer-.

Tumbados en el sofá…abrazados…no pude impedir besarla en la boca y acariciar su cara. Al oído le dije: “quiero repetirlo otro día”.

– ¿Quieres que sea tu putita?

– No me gusta la palabra…pero….me gustaría tenerte de vez en cuando.

– A finales de mes estaré sola de jueves a sábado…Mi trasero te estará esperando… si me recupero…pq me lo has dejado bien roto. –Y su carcajada sonó en todo el piso-.
Chicos Hot Chicos Hot Fotos de Famosas

lunes, 1 de julio de 2019

Chicas brasileñas en la webcam (Video Porno)

Chicas brasileñas en la webcam (Video Porno)

Chicas brasileñas en la webcam a pedido del público. Lo más buscado de este mes en nuestro blog de Chicas Amateur fueron los videos de chicas brasileras haciendo webcam, así que les traemos a dos nalgonas jovencitas novinhas safadas, como dicen en Brasil, que juegan en Chaturbate para ganar dinero mostrando sus cuerpos, jugando a ser lesbianas y follando entre ellas.
2 jovenes culonas amigas universitarias y compañeras de piso que necesitaban generar ingresos rapidamente y decidieron hacerlo de esta manera, vendiendo su tiempo desnudas, jugando entre ellas en el apartamento por la web cam mientras los brasileros le regalan dinero y le piden que cumplan sus fantasías de sexting mostrando sus nalgotas en tanga frente a la cámara web.
En Chicas-Amateur puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!


Video Porno Amateur Gratis : Chicas brasileñas en la webcam



Los hombres aman a las chicas de Brasil. cómo no amarlas? Son exóticas, en plena forma física y no tienen miedo de mostrar su cuerpo. Sonríen constantemente y les encanta pasar un buen rato.

Hay muchas supermodelos famosas de Brasil y tienen un gran entusiasmo por la vida que no tiene parangón. Cuando los hombres ven a una chica de la playa de Brasil, su corazón se detiene un poco. Aquí hay 5 razones por las que a los chicos les gustan tanto.

Las mujeres brasileñas son exóticas: la mezcla racial a lo largo de los años ha creado una mujer exótica y sensual. Las chicas brasileñas son conocidas por sus características exóticas y su apariencia sensual y elegante. Si quieres experimentar a estas hermosas mujeres en toda su exótica gloria, tienes que experimentarlas en el Carnaval de Río. Las chicas brasileñas están en todo su esplendor en el carnaval. Se visten con plumas en todos los lugares apropiados y tienen piezas de cabeza extravagantes que rivalizan con las bailarinas de Las Vegas. Desfilan por las calles en carrozas ya pie. Está en el estilo Mardi Gras pero con chicas brasileñas.

En buen estado: las chicas brasileñas están en su mejor forma física y no tienen miedo de mostrar sus cuerpos. Están en buena forma física y se enorgullecen de sus cuerpos. Muchas personas llaman a su estilo de trajes de baño hilo dental, pero estamos seguros de que nadie se está quejando. Hay una razón por la que la cera brasileña es tan famosa en Brasil y en todo el mundo. Las mujeres en Brasil necesitan esto debido a su atuendo en las playas. Las playas de Brasil están llenas de estas mujeres sensuales y escasamente vestidas. La chica de la playa de Brasil es un sueño para muchos hombres.

Sonrisa y actitud: si quieres una mujer que sonríe constantemente y tenga una gran actitud, entonces una chica brasileña es para ti. Les encanta bailar y salir de fiesta por las calles. El carnaval es una fiesta de baile para estas bellas mujeres. Bailan su camino por la calle y en los corazones de muchos hombres. Seguramente hay muchos hombres que perderán sus corazones durante el Carnaval.

Supermodelos - Hay muchas supermodelos famosos de Brasil. Algunas de las mujeres más exquisitas en las pistas son de Brasil. No puedes mirar revistas sin ver a una de estas mujeres exóticas. Se podría argumentar que son algunas de las mujeres más bellas del mundo.

Amor por la vida: tienen un entusiasmo por la vida que falta en otras partes del mundo. Aman la vida y se nota en cómo aman su vida. Su entusiasmo por la vida es contagioso y los hombres se sienten atraídos hacia ellos porque quieren que su energía positiva desaparezca de ellos.

Por la razón que sea, no hay duda de que los hombres aman a las brasileñas. Estas increíbles mujeres se destacan como algunas de las más bellas del mundo. Si está buscando una mujer exótica, positiva, en buena forma física y amante de la diversión, entonces puede encontrarla en Brasil. Los hombres aman a las chicas brasileñas y las brasileñas las aman a ellas. Es una pareja perfecta. Un partido que se hace en Río de Janeiro, Brasil.

Baño con la cuñada (Video Porno)

Baño con la cuñada

Un baño con la cuñada, lavando sus hermosas tetitas mientras mira a la webcam la jovencita muy puta. Debajo les dejamos el relato erótico de cómo llegaron hasta el baño, porque antes de eso hubo mucho sexo.
En Chicas-Amateur puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!


Video Porno Amateur Gratis : Baño con la cuñada 



Relato erótico de sexo con la cuñada 

Les voy a relatar como me coji a mi segunda cuñada Lourdes o Lulu, como le decimos en mi casa, en ese entonces ella tania 26 años, ya toda una mujer, yo tenia 18 años, acababa de terminar el Bachillerato Tecnologico y recuerdo perfectamente que esto sucedió en el mes de Julio del año 2003. Lulu ella fue mi 1er cuñada, se caso con mi hermano cuando yo tenia 10 años y a ella le empieza a dedicar mis primeras puñetas (masturbación) porque cuando empecé a ver con morbo a las mujeres, recuerdo que cuando hacia calor, usaba una blusa floreada muy pequeña y escotada, con la cual se le podian ver muy bien sus ricas tetas y una de las muchas veces que la pude ver que se agachaba, aun se le veian mas ese hermoso par de tetas colgando y recuerdo que la 1a vez que la vi, tenia yo 12 o 13 años y se me paraba de tan solo imaginar, que habia visto sus tetas colgando, con esa blusa cuando se agachaba y era inevitable dedicarle una puñeta. Les voy a describir a Lulu, hasta la fecha a sus 38 años, es muy guapa, mide aproximadamente 1.60 cm, siempre a estado llenita, sin llegar a estar gorda, a pesar de en ese entonces ya haber tenido a mis 2 de mis 3 sobrinos, tiene una cara hermosa y lo que mas me enloquece de ella, es esa gran boca que tiene con esos labios carnosos, tiene unas tetas muy generosas, sin llegar a ser tan grandes, pero eso si, tiene unos pezones muy grandes, que cuando se excita o le da frio, se dan a notar a travez de la ropa, tiene un trasero grande, con esas nalgas duritas y hermosas que tambien me enloquecen, sus piernas me encantan son llenitas, nada flacidas y tiene unos pies hermosos, que gracias a ella, me hice un poco fetichista de pies de las mujeres, mas adelante se daran cuenta porque.
Un dia anterior que lo hicieramos mi cuñada y yo, fue un domingo del mes de Julio, un domingo familiar en el cual nos reunimos, mis padres, mis otros 2 hermanos mayores, sus esposas, o sea mis 2 deliciosas cuñadas Blanca (la de mi anterior relato) y Sara mi otra cuñada (la cual contare en mi proximo relato) con sus respectivos hijos, mi hermana menor, mi cuñada y mis mis 2 sobrinos, mi hermano el mayor su esposo, no la acompañaba porque tenia 9 meses, que se habia ido a trabajar a USA, por lo cual Lulu se encontraba solita sin un hombre. Estando platicando todos en la sobremesa, me dice mi Madre:
- ¿Como le vas a hacer mañana para alcanzar a ir recoger los papeles despues de tus practicas?
Es que como les vuelvo a repetir, recien habia terminado el Bachillerato Tecnologico, pero aun no habia terminado mis practicas en una pequeña empresa, solo me faltaba lo que restaba del mes de Julio y me entregaban el papel de liberacion de practicas, ese es un tramite que me pedian para poder titularme y al dia siguiente o sea el Lunes, tenia que ir a la escuela a una pequeña ceremonia y a la entrega de unos papeles, pero la ceremonia era a las 4:00 pm y yo salia de mis practicas a las 2:00 pm, pero hacia una hora de trayecto, de la empresa a mi casa y pues tenia que llegar a bañarme y arreglarme, aunque la escuela me queda cerca de mi casa, a unos 15 o 20 minutos caminando y le conteste a mi madre:
- Pues no se Mama, pero no te preocupes si alcanzo,
A lo cual pregunta la curiosa de Lulu:
¿A donde vas a ir cuñis?
Es que haci es como ella me dice y le comente todo lo anterior y me respondio:
- ¿Porque despues de tus practicas no llegas a mi casa, te bañas, te cambias y yo te llevo en mi coche a tu escuela?
La casa de mi cuñada está cerca de mi casa, pero están aún más cerca de la escuela y pues eso me hacía ahorrarme unos 20 minutos, que me caerian muy bien y le respondi a Lulu:
- Pues si yo creo que te voy a tomar la palabra.
- Mas tarde que me valla a mi casa te vas conmigo para que dejes tus cosas y mañana despues de tus practicas llegues.
Asi sucedio todo, se llego el Lunes fui a mis practicas, se llego la hora de la salida y me fui para la casa de mi cuñada, rapido sin perder tiempo, para que no se me hiciera tarde, llegue a la casa de mi cuñada toque la puerta y ella me abrió.
- Hola Lulu ya llegue ¿donde estan los niños?
- Se los llevo Norma, a ellos y a sus hijos,

Norma es su hermana una muy puta, tiene 3 hijos y es soltera, la cual el tiempo que mi hermano estuviera ausente, trabajando en USA, vivio con mi cuñada haciendole compañia, les digo que es una puta porque no mucho tiempo despues, tambien me la coji a ella.
- Nada mas rompi con tus planes Lulu, ahorita tu anduvieras con tu hermana, sobrinos e hijos divirtiendote.
- Como crees, de todas maneras ando muy cansada, toda la mañana hice labores domesticas, termine, me bañe y me gano el cansancio.
- Bueno deja me baño, no se me valla a hacer tarde.
- Si el agua aun esta caliente, en mi cuarto te deje tu ropa lista, para que ahi te vistas y arregles.
- Gracias Lulu, por eso eres la consentida.
Subi a bañarme, tarde en el bañandome unos 10 minutos. Termine de bañarme, tome mi toalla me seque con ella y me la envolvi en la cintura, el cuarto de mi cuñada estaba frente al baño, o sea que al abrir la puerta del baño, se podia ver el cuarto, abri la puerta y cual fue mi super gran y hermosa sorpresa, mi cuñada estaba acostada en su cama, desnuda, con las piernas abiertas, sobandose con su mano, de abajo hacia arriba su panocha y a la vez abriendo sus labios vaginales y despues se paro un poco y se recargo a la cabecera de su cama, tomo sus tetas con sus manos y se lamio el pezon de la derecha y luego el de la izquierda, yo estaba inmovil, entre el baño y el cuarto viendola y me dijo:
- Ven a divertirte conmigo cuñis acercate.
Ella se puso de rodillas en la cama, ya estando yo frente a la cama y ella de rodillas, estando a mi altura me abrazo y me dio un beso en la boca, la verdad siempre habia querido probar esos labios carnosos y estabamos saboriando nuestras lenguas de una forma apasionada, ella me besaba en una forma desesperada, cuando nos dejamos de besar me dijo:
- Tengo ya casi un año en agonia y desesperacion por un hombre y mi cuñis me va quitar esas ganas ¿o no?
- Caro Lulu.
Le empeze a acariciar las tetas.
-,Chupalas y muerdelas.
Se las empeze a mamar, delicadamente, luego lamia esos grandes y erectos pezones.
Despues me quite la toalla y deje ver mi muy erecta verga, estando yo parado, ella se bajo de la cama, se puso de rodillas y estando su cara frente a mi verga, empezo a masturbarme un poco, para despues metersela a la boca y empezo a mamarmela de una forma desenfrenada, se la metia y sacaba de la boca y me chupa la cabeza, dandome la mejor mamada que me han dado en mi vida, no queria que parara, pero mientras me daba esa rica mamada, le dije:
- Lulu detente.
-.¿Que sucede?
- Parate y acuestate en la cama, quiero regresarte yo el favor y comerte ahí abajo.
Ella se acosto en la cama, abrio las piernas y las levanto y me dijo:
- Antes hazme un favor.
- Lo que quieras.
- Chupame los pies eso me encanta, no te preocupes soy muy higienica en mis pies y me hago pedicure regularmente.
Hacer eso se me hizo algo raro, pero no lo dude y tome sus 2 pies.
- Chupame los dedos de uno por uno, eso me excita demasido y me vuelve loca,

Se los empeze a chupar empezando por el dedo grande, hasta el pequeño de cada uno de los pies y tenia razon, se apreciaba la limpieza y suavidad de ese hermoso par de pies, asi repeti lo mismo varias veces y me encanto, despues le empeze a chupar los talones y le encanto a ella mas, despues de ese dia me empeze a hacer un poco fetichista de pies, porque la mayoria de las veces que se lo hago a una mujer, le chupo los pies, pero sin llegar a ser un obsesivo en esto, volviendo con mi cuñada Lulu, cuando termine de chupar sus pies me fui subiendo poco a poco y besando sus piernas, hasta llegar a su ya muy humeda panocha y ella me dijo:
- Ya estoy bien mojada, comeme.
Empeze a lemer ese rico liquido que empapaba su rajita y luego empeze a comerme su clitoris, lo lamia y lamia y mi cuñada gritaba de placer, despues empeze a mordisquear, con mis labios, sus labios vaginales y lamia y lamia toda esa rica panocha de abajo hacia arriba, asi como ella se volvia loca con la forma de comerme su panocha, yo era un loco comiendome todo aquello, pasado un rato me dijo:
- Detente cuñis y pasame un condon del cajon de arriba de aquella comoda.
Fui por el, me dijo:
- Damelo.
Lo abrio con los dientes y saco el condon, me lo puso.
- No puedo correr riesgo, con tu hermano tan lejos, me llegas a embarazar y luego que cuentas le doy.
Se fue a la cama se puso de perrito.
- Ahora si ya te quiero adentro.
Se la deje ir y tube una sensacion un poco extraña, porque al momento de metersela la senti un poco apretadita.
- Cuñis esto es el resultado de ya casi un año sin un pito adentro,
Yo seguia metiendo y sacando y ambos gemiamos y gemiamos, ella me dijo:
- Quiero montarte.
Paramos me recoste en la cama y ella se subio arriba de mi de frente, tomo mi verga y se la fue introduciendo poco a poco, hasta que llego adentro entonces, ella brincaba y brincaba sobre mi, mientras yo alcanzaba con mis manos sus tetas y se las acariciaba y sobaba sus pezones y ella no dejaba de brincar y brincar y yo no dejaba de disfrutar esos ricos brincos, ambos empezamos a sudar, por el acto sexual y por el calor del mes de julio, aqui en SLP, Mexico (por los que no saben donde sucedio esto) ambos nos cansamos de esa posicion y ella se bajo de mi y me dijo:
- Te toca escoger la siguiente posicion.
- Acuestate a lado mio y recuestate en tu hombro izquerdo.
Me puse detras de ella y se la empeze a meter en su vagina, estando yo detras se la empeze a bombear con desenfreno y ambos no paramos de gemir y gemir, se la bombeaba y bombeaba, hasta que senti que me venia y sin avisar se la saque me quite el condón y me vine a chorros en su pierna, pasados unos segundos senti, chorros de ella por su orgasmo, ambos quedamos cansados y nos dimos un beso largo en agradecimiento el uno al otro, por el acto sexual, pasados unos minutos, recorde y le dije:
- ¿ Que hora es?
- Son las 5:15 pm
Me pare de la cama, rapido y le dije tenia que llegar a la escuela a las 5:00 pm.
- Perdoname por mi calentura no vas a llegar a tu ceremonia.
- No te preocupes por esto que me acabas de dar, vale la pena perder lo que sea.
- Pues vamos a bañarnos los 2 rapido.

Entramos al baño y nos bañamos de nuevo y nos volvimos a besar,
- Hay que detenernos porque tienes que ir a la escuela.
Salimos del baño, nos vestimos, me llevo a la escuela y entro conmigo y me llevaba del brazo por la escuela, yo me sentia orgulloso, de que me vieran mis amigos con aquel mujeron y yo presumiendo a mi Lulu, hasta eso llegue a las 5:45 pm y aun no empezaba la ceremonia, lo que me hizo pensar valio la pena llegar tarde, porque me lleve un gran regalo de hermosa cuñada Lulu.

Sexo anal con la nuera (Video Porno)

Sexo anal con la nuera (Video Porno)

A pedido del público, un video porno con relato erótico del rico sexo anal con la nuera... Este video la clava por atrás por su culito, aunque ella no se lo esperaba... Igualmente la nuera goza a escondidas con su nuevo amante mucho mayor que ella.
En Chicas-Amateur.com.es puedes ver este y más videos porno gratis on-line, simplemente haz click en play, porno gratis fácil! Porno Amateur Gratis!!!


Video Porno Amateur : Sexo anal con la nuera 



Relato erótico de sexo anal con la nuera

Federico, un viudo sesentón, iba paseando a su perro por el monte cuando vio a Angelita, arrodillada y bebiendo en un regato que bajaba del monte. Tenía el trasero en pompa, y le dijo:

-Ese si que es un culito diez, Angelita.

La voz de Federico la sorprendió. Se puso de pie.

-¡Qué susto me metió, suegro!

Federico era un hombre de complexión fuerte, de estatura mediana, pelo cano y aún potable. Vio al lado de Angelita un saco mediado de piñas, y le dijo:

- ¿Cómo andas hoy a las piñas? A las piñas se viene después de un día de viento.

-Ya lo sé, pero me aburría en casa. ¿Qué decía de mi culo?

-Que lo tienes bonito.

Angelita se puso muy seria.

-¡¿Es que no tiene vergüenza?!

La miró, Angelita era una joven de 19 años, rubia, llevaba su largo cabello recogido en una trenza, lo que hacía resaltar su cara redondita y su largo cuello. Tenía los ojos castaños, las tetas medianas, y el cuerpo delgado. De los lóbulos de sus orejas colgaban dos aros de plata.

Federico, le respondió:

-La dejé en casa.

Angelita apoyó la espalda a un eucalipto.

-Ya veo, ya. Si se entera su hijo de que me tiró los tejos, se arma gorda.

-Mi segundo nombre es Peligro.

-¿Peligro? Viejo verde, diría yo.

Angelita echó a andar, Federico le preguntó:

-¿Quieres que te ayude a llenar el saco de piñas?

-Ayude. -Angelita comenzó a flirtear con su suegro- ¿Y qué más?

-¿Qué más, qué?

-¿Qué más le gusta de mí?

-Por gustar, de ti me gusta todo.

-Sólo le falta decir que soy como un cerdo, que se pueden aprovechar de mi hasta los andares.

-Y se podría.

Lo miró y parecía enfadada.

-¡¿Me acaba de llamar cerda?!

-Lo del cerdo lo dijiste tú, pero ya que te pones alta, te lo diré: Me gustas tanto que te echaría un polvo que te dejaría los ojos en blanco.

-Sueñe. Yo no soy como mi amiga Pilarita.

-¡¿Te contó lo del pajar?!

-Sí.

-¿Te contó también que yo estaba dormido cuando me cogió la polla?

-No.

-Lo que me contó fue unas cosas de usted que me cuesta creer.

-¿Qué cosas?

-Cosas.

-¿Son cosas que le hice?

-Sí. ¿Es verdad que le hizo cosas sucias?

-¿Te dijo que me mamó la polla y que yo le comí las tetas, el culo y el chocho?

-¡¿Le comió la almeja?!

-Claro. Le comí el coño y se corrió en mi boca. En un buen polvo debe haber de todo. ¿Mi hijo no te come el coño?

Angelita no salía de su asombro.

-¡No!

-Entonces es un idiota. Un coñito tan fresco como el tuyo se debe saborear.

-¡Lo que es su hijo es un señor!

-Lo que es mi hijo es un tonto del culo. No hay nada más rico que beber el jugo de la corrida de una mujer, y si es jovencita, eso ya es una delicia.

Angelita se agachó para coger una piña, giró la cabeza y vio para donde estaba mirando su suegro. Se incorporó. Metió la piña en el saco, y le preguntó:

-¿Me estaba mirando para el culo?

-Sí, ya te dije que lo tenías muy bonito.

-¡Váyase!

-Me voy, pero antes dime. ¿Qué te dijo Pilarita que le hice que te pareció tan sucio?

-¿Si se lo digo me deja en paz?

-Dejo.

-Que se la metió en los dos agujeros.

-¡Oh, oh!

-¿Qué?

-Si te contó que la folle por los dos lados fue con el fin de conseguir algo, esas cosas no se dicen gratuitamente.

Angelita, se ofendió.

-¡Siga su camino!

-Te hizo dos deditos. ¿A qué sí? Coño y culo.

Cogió una piña verde del saco y hizo amago de tirársela.

-¡Largo!

-Te lo hizo.

-¡Qué se largue, coño!

-¿Se los hiciste tú también a ella?

La piña verde salió de la mano de Angelita y voló por encima de la cabeza de Federico.

-Ya me voy, ya me voy. No le cuentes nada de lo que te dije a mi hijo.

-¿Ahora le viene el miedo a Peligro?

-Miedo, no, pero hay cosas que es mejor evitarlas.

Federico, se fue. El perro, un perro de raza desconocida, lo siguió.

Unos minutos después, estando Federico sentado sobre la roca del Venancio, una roca plana de unos 16 metros cuadrados, Angelita, arrastrando el saco de piñas llegó junto a la roca, apoyó la espalda a un pino, y le preguntó:

-¿De verdad que Pilarita se corrió en su boca?

-Sí, y yo me corrí en la suya. Se la llené de leche.

-¡Qué fuerte! ¿Sabe rica?

-¿Cuál?

-La suya.

-No sé, nunca la probé. ¿A que sabe la tuya?

-Sabe a... Si supiera que no lo iba a saber nadie...

-Puedes apostar mi vida a que si algo pasa entre nosotros quedará entre nosotros.

-Siendo así..

Federico se levantó, fue a su lado y la besó. Angelita comenzó a temblar como una niña. Berto, su marido, no la besaba con lengua, Federico lo supo porque no sabía besar. Enseguida aprendió. Le desabotonó la blusa. Ella se desabrochó el sujetador Tenía las tetas duras, con pequeñas areolas rosadas y bonitos pezones. Por su manera de gemir, le encantaba que se las comiera. Se le pusieron los pezones tiesos. Al bajarle las braga vio que las tenía empapadas. Arrodillado, -Angelita levantaba la falda con una mano- le cogió las duras nalgas, y le pasó la punta de la lengua por ambos lados del capuchón del clítoris y después alrededor. El clítoris salió del capuchón. Lo lamió de abajo arriba, lo chupó y giró su lengua sobre él. Angelita abrió las piernas, y le dijo:

-Me voy a correr.

-¡¿Ya?!

-Ya.

Le lamió la raja y le salió la lengua llena de babas. Le lamió los labios y fue bebiendo de ella. Le dio la vuelta y jugó con la punta de su lengua en su ojete. Al rato, le dijo:

-Así también me voy a correr.

Le volvió a dar la vuelta. Al lamer el coño de abajo arriba, las piernas de Angelita comenzaron a temblar y le llenó la boca a su suegro con una larga corrida, pastosa y blanquecina.

Cuando acabó de correrse, subió las bragas, y abotonando los botones de la blusa, le dijo:

-Lo que hicimos no estuvo bien. ¡Que vergüenza! ¡Cómo pude dejar que me hiciera una cosa así!

Federico la había cagado. Al correrse, a Angelita se le fueran las ganas y se iba a quedar empalmado y sin coño donde meter. Sacó la polla, y le preguntó:

-¿Y que hago yo con esto?

-Pélela.

Federico, le cogió una mano.

-Menéala. Me lo debes.

La cogió sin rechistar. La apretó y Federico le follé el círculo que hiciera con la mano dándole al culo hacia delante y hacia atrás. Poco después, al mojarle la mano de aguadilla, la besó y ya le dio ella hacia delante y hacia atrás. Federico le magreó las tetas y le metió dos dedos en el coño empapado con las bragas subidas. Masturbándolo, y ya caliente de nuevo, le dijo:

-Enséñeme.

-¿A qué?

-A mamar una polla.

-Ponte en cuclillas.

Al estar en cuclillas le dijo todo lo que le gustaba. Que le chuparan el glande, que le pasaran la lengua desde los huevos al frenillo... Le dijo como hacerlo y cuando... Lo que no le dijo fue que se iba a correr. Lo supo cuando la leche de su corrida llenó su boca, pero parecía estar esperándola, ya que se la tragó, y luego le dijo:

-Sabe raro, suegro.

-¿No sabe cómo la de mi hijo?

-A su hijo, en los dos meses que llevamos casados nunca se la mamé.

-Ahora ya sabes hacerlo, esta noche mámasela.

-¡Sí, hombre! Para que me pregunte quien me enseñó.

-También es cierto. Mejor que no se la mames.

Angelita le miró para la polla y vio que se le pusiera flácida.

-Se le bajó.

-Cosas de la edad.

-Y yo que quería...

Federico, guardó la polla, cogió el saco de piñas, lo echó al hombro, y le dijo:

-Lo que tú quieres es mejor hacerlo en tu casa. Berto no llega hasta la noche.

En la cocina de la casa de Angelita, bebiendo un par de limonadas, le preguntó Angelita a Federico:

-¿Ya está para otro, suegro?

Federico se acercó a ella, le cogió las nalgas, y la apretó contra él, Angelita rodeó con sus brazos el cuello de su suegro. Se besaron largamente, después, Federico, le preguntó:

-¿Como te gusta más, arriba, abajo, por detrás..?

-Sólo follé estando debajo, pero me gustaría correrme otra vez en su boca antes de que me la meta.

Se volvieron a besar.

-Tutéame.

-No, no vaya a ser que después, sin querer, lo tuteé delante de su hijo y empiece a desconfiar.

-Estás en todo.

-Hay que estar.

Federico le quitó la blusa, el sujetador, la falda y las bragas, Angelita se quitó los zapatos y las medias. La cogió en alto en peso y la sentó sobre la mesa, mesa a la que la cubría un mantel azul. La besó. La echó hacia atrás y le comió las tetas. Con dos dedos le abrió el coño. Le lamió un labio varias veces, después el otro, y acto seguido, con la lengua plana, se lo lamió de abajo arriba sin llegar a tocar el clítoris. Los gemidos de placer de Angelita y aquel coño tan fresco fueron empalmando a Federico. Se desnudó. Su polla ya miraba al frente. Le lamió el periné y el ojete. Se lo folló con la punta de la lengua y sintió como se la apretaba al abrirse y al cerrarse. Luego le folló la vagina con la lengua la tira de veces. Cuando ya Angelita no aguantaba más, le preguntó:

-¿Tienes mantequilla?

-Hay manteca en la alacena.

Federico cogió la manteca y untó su polla con ella. Le echó a Angelita en el ojete. La muchacha se asustó.

-¡Por el culo, no!

-Te va a gustar.

Le puso la punta en la entrada.

-¡No, suegro, no!

Empujó y entró el glande.

-¡Le dije que no!

Federico se la metió hasta la mitad, y suavemente le folló media docena de veces el culo. Angelita había parado de protestar. Se la metió hasta el fondo, despacito. Con dos dedos le acarició el clítoris. Al rato, magreándole las tetas con una mano, acariciándole el clítoris con la otra y follándole el culo, le preguntó:

-¿Te gusta?

Angelita, mintió.

-No.

-Mentirosa. Se que te gusta porque de tu coño no para de salir jugo.

-Fólleme y calle.

Federico la folló y le acarició el clítoris hasta que los gemidos de Angelita lo alertaron que se iba a correr. Se la quitó.

-¡No! Métala en el culo otra vez.

Federico, cogiéndola por la cintura, metió todo el coño de Angelita en la boca y le metió la lengua en la vagina. Angelita movió la pelvis de abajo arriba y le llenó la boca de babas, diciendo:

-¡Me corro, suegro, me corro!

Al acabar de beber aquella inmensa corrida. Federico, al estilo troglodita, se echó al hombro a Angelita, -iba sonriendo- y la llevó a la habitación. La puso en la cama, se echó boca arriba a su lado, y le dijo:

-Folla al hombre de las cavernas.

-Prefiero que me siga follando. -se puso a cuatro patas- Así nunca me folló su hijo, y además estoy indefensa.

Con eso le había dicho que se la podía meter en el culo cuando quisiese.

Federico, que había visto una zapatilla debajo de la cama, se estiró, la cogió, se puso detrás de Angelita, levantó la mano y le largó.

-¡Plas, plas -Angelita se estiró sobre la cama, plas, plas, plas!

-¡Me está haciendo daño!

-Esto es por por puta. Mira que meterle los cuernos a mi hijo...

Le volvió a largar en las dos nalgas.

-¡Plas, plas, plas, plas!

-¡Se los metí con usted, hijo de...!

Le dio con más fuerza.

-¡¡Plas, plas, plas, plas!!

-¿Hijo de qué, guarra?

-¡Hijo de puuuuuuta!

Le volvieron a caer, ya con menos fuerza.

-¡Plas, plas, plas plas!

Después de darle, Federico, le besó las nalgas coloradas, y le pasó la lengua por el periné y el ojete, Angelita levantó el culo y abrió las piernas. Le lamió el coño empapado. La muchacha, gimiendo, se volvió a poner a cuatro patas, y le dijo:

-Dame un poquito más con la zapatilla.

Federico, le dio.

-Plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas.

Después de darle, tiró con la zapatilla, la cogió por las tetas y le clavó la polla en el coño.

Angelita, exclamó:

-¡¡Oooooooooooh, qué gustazo!

Al rato largo, sintiendo las pelotas de Federico chocar contra ella y sus manos magreando sus tetas, le dijo:

-Métamela un poquito en el culo.

-Y tú mete dos dedos el en coño y fóllalo.

Angelita hizo lo que le dijo. Federico se la metió y le folló el culo.

No tardo ni cinco minutos en decirle:

-¡Córrase conmigo, suegro!

Angelita, al correrse, sintió tanto gusto que Federico, llenándole el culo de leche, tuvo que taparle la boca con una mano. Si no lo llega a hacer se iban a enterar en los vecinos del pueblo y los de los pueblos de al lado de lo que estaba haciendo por sus escandalosos gemidos.

Angelita, tuvo que esperar a otra ocasión para montar a su suegro. El pájaro era de picha floja, pero eso sí, lo que hacía lo hacía bien.

Fin

Aviso Legal Chicas Amateur

Aviso legal: Abandona esta web si eres menor de edad : Web de contenido adulto (siguiendo la normativa especificada en la ICRA) © 2008 Spain.
No nos hacemos responsables del material del sitio, son fotos y videos que nos mandan los usuarios, si alguien se siente ofendido o reconoce como propio el material y desea que no se publique, por favor lo notifique y enseguida será borrado.